Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 10 diciembre 2019 @ 00:01 CET

G20 = Growing To Zero

  • Autor:
  • Lecturas 5.425
Artículos

El G-20 era un grupo de 19 que reunía el 90% del PIB mundial (como lo leen), el 80% del comercio internacional y dos tercios de la población mundial. Con la asistencia de España y Holanda...

Se reúnen de vez en cuando y emiten recomendaciones a través de acuerdos. He entresacado unas frases cuanto menos curiosas del penúltimo que firmaron:

ACUERDO G-20 PARA EL CRECIMIENTO SOSTENIDO
21-noviembre-2004
Estabilidad, Competencia y Fortalecimiento: movilizando las fuerzas económicas para un crecimiento a largo plazo satisfactorio.
[De la Introducción]
Nosotros, los Ministros de Finanzas y los Gobernadores de los Bancos Centrales del G-20, tenemos una meta común: promover el empleo, el bienestar y el desarrollo en nuestros países. Estamos convencidos de que el crecimiento económico sostenido es necesario, tanto a nivel nacional como global, para alcanzar esta meta. […] Hemos discutido por ello los requerimientos para un crecimiento de larga duración sobre la base de nuestra propia experiencia y creencia en que la política doméstica necesita dirigirse hacia tres tareas: establecer y mantener una estabilidad financiera y monetaria; aumentar la competencia doméstica e internacional; y fortalecer la participación de la gente. […] La transparencia y responsabilidad dentro de un marco internacional de códigos y estándares consensuado, resulta clave para asegurar crecimiento económico sostenido y estabilidad a nivel global.
[Y entre las medidas]
La estabilidad de precios es indispensable para el crecimiento económico sostenible dado que alienta la inversión y el ahorro.

La liberalización de capitales conlleva eficiencias y beneficios esenciales para el crecimiento económico.

…la competitividad es el motor del crecimiento económico.

La liberalización del comercio internacional es un instrumento esencial para promover el crecimiento, al canalizar los recursos hacia sus usos más productivos.
Y ahora han vuelto a firmar otro acuerdo, del que extraigo otros extraños enunciados:

Redacción CE: ofrecemos a nuestros lectores un comentario (fichero PDF, 288KB), párrafo por párrafo, de Pedro Prieto sobre la declaración del G20 realizada este fin de semana. Relacionado con esto, recomendamos la lectura del artículo publicado hoy en El País, "¡Vuelta a Keynes! Regresa la economía política", escrito por Justo Zambrana, subsecretario del Ministerio del Interior. En el artículo, Zambrano se refiere a uno de los factores que ha contribuido a la aparición de esta crisis, y que normalmente no es citado: el alza de los precios de las materías primas.
Creo que se olvida la galopada al alza de todas las materias primas, con el petróleo a la cabeza. El tema no es baladí. La incorporación de China, India, Brasil, etcétera, a las pautas de consumo de los países ricos, significa multiplicar por tres, como mínimo, el potencial de consumo. Iniciada la recuperación, las materias primas volverán a la escalada de precios, y dificultarán la misma. La rigidez de la oferta irá contra el resurgir de la demanda.


Redacción CE: otro artículo de lectura muy recomendable, esta vez una explicación clara de cómo funciona el sistema de creación de dinero y de "alquimia financiera", escrito por Fernando Suárez para El Confidencial. No solamente vivimos instalados en un sistema económico basado en premisas pseudocientíficas que no tiene en cuenta la verdadera economía (la que transforma la naturaleza), sino que además lo hemos llevado a los más peligrosos extremos diseñándolo como un timo piramidal que por lo visto acaba de reventarnos en las narices.
DECLARACION DE LA CUMBRE SOBRE LOS MERCADOS FINANCIEROS Y LA ECONOMIA MUNDIAL
15 de noviembre de 2008
[De la Introducción]
Nosotros, los dirigentes del Grupo de los Veinte (...) estamos decididos a reforzar nuestra cooperación y a trabajar en común para restaurar el crecimiento económico en el mundo y para llevar a cabo las reformas necesarias en los sistemas financieros mundiales.

Nuestrotrabajo se va a guiar por una confianza compartida en que los principios del (bla, bla, bla) que resultan esenciales para el crecimiento económico, el empleo y la reducción de la pobreza.
[Y entre las medidas]
...es necesario hacer más para estabilizar los mercados financieros y sostener el crecimiento económico.

Hemos estado de acuerdo en que hace falta una respuesta política en todos los órdenes [...] que restablezca el crecimiento, evite consecuencias indirectas negativas para el gasto público...

Estos principios son esenciales para el crecimiento económico y la
prosperidad [...] deberemos, sin embargo, evitar un exceso de regulación que podría obstaculizar el crecimiento económico...

Debemos [...]retomar los flujos de capital privado que resultan fundamentales para el desarrollo y el crecimiento sostenible...
Y ahora que ya hemos visto que están convencidos en su creencia de la posibilidad de un crecimiento sostenido en el tiempo, a largo plazo, duradero, sostenible y todo eso, veamos otras frases, del actual acuerdo, que pudiendo parecer que se contradicen sus significados, no lo hacen. El por qué no lo hacen pareciéndolo es algo que deberá preguntársele a ellos: yo no alcanzo.

«Hemos mantenido una primera reunión en Washington en la fecha del 15 de noviembre de 2008, en medio de graves problemas que afectan a la economía mundial y a los mercados financieros.» Y me pregunto ¿No tendrá nada que ver su anterior acuerdo de crecimiento infinito? Pues no parece, porque están «decididos a reforzar nuestra cooperación y a trabajar en común para restaurar el crecimiento económico». Quieren restaurar lo que nos llevó a este punto. ¡Si ellos mismos lo reconocen! Vean: «Entre otros importantes factores subyacentes a la situación actual figuran unas políticas macroeconómicas incoherentes e insuficientemente coordinadas y unas reformas estructurales inadecuadas que han llevado a unos resultados macroeconómicos insostenibles a escala global. Estas circunstancias, en su conjunto, han tenido su parte de responsabilidad en los excesos y, en último término, han dado como resultado una grave alteración del mercado.»

Ante el exceso, un poquito de exceso más no vendrá mal, vienen a decir. Y eso lo van a hacer interviniendo mientras promueven un mercado más libre. Las dos cosas a la vez, por imposible que parezca:

Interviniendo:
Mantener nuestros esfuerzos con todo vigor y tomar las medidas adicionales que sean necesarias para estabilizar el sistema financiero.

Reconocer la importancia de la contribución de la política monetaria.

Recurrir en la medida apropiada a medidas fiscales...

Ayudar a las economías emergentes y en vías de desarrollo a que tengan acceso a financiación (...) facilitándoles liquidez directa y apoyo programado. Subrayamos el papel importante que corresponde al Fondo Monetario Internacional (FMI)...

Animar al Banco Mundial y a los demás bancos de desarrollo multilateral (BDMs) a emplear a fondo toda su capacidad...
Y liberalizando a la vez:
Reconocemos que estas reformas únicamente tendrán el éxito si están firmemente fundamentadas sobre un firme compromiso con los principios del libre mercado (...) el respeto por la propiedad privada (...) y las inversiones libres en los mercados competitivos.
Yo no me aclaro. ¿Ustedes sí?