Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 19 agosto 2022 @ 22:22 CEST

El sector fotovoltaico se prepara para una batalla jurídica con Industria

  • viernes, 12 septiembre 2008 @ 09:02 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.048
Artículos Continuando con la recopilacion de artÍculos relacionados con las vicisitudes que está teniendo el sector de las energías renovables, y más concretamente la fotovoltaica, hoy aparece este otro artículo en la prensa económica:
Las empresas de energía solar, aglutinadas en distintas asociaciones, llevarán hasta las últimas consecuencias su pelea contra una normativa que, a su juicio, mata el negocio antes de que logre desarrollarse.

Las empresas fotovoltaicas empiezan a sacar los dientes. A través de distintas asociaciones sectoriales y de sus propios departamentos jurídicos o asesores legales externos, vienen armando todo un compendio de informes para defender sus intereses ante la nueva normativa sectorial que prepara el Ministerio de Industria.

Las empresas, y sus asociaciones, contemplan la posibilidad de llegar a los tribunales contra esa normativa, que supondrá importantes recortes a las primas que reciben las empresas fotovoltaicas por verter electricidad a la red y al número de instalaciones que se crean cada año.

En su último borrador, que es el que ha ido al Consejo de Estado, y en un intento de congraciarse con las empresas fotovoltaicas, Industria ha creado cierto margen para amortiguar lo que podría ser un parón del sector. Ha introducido un colchón de megavatios adicionales al cupo para el próximo año y para el siguiente de 200 MW y de 100 MW, respectivamente. Pero este cupo extra sigue pareciendo insuficiente a las compañías y sus respectivas patronales, como la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), la Asociación de Productores de Energías Renovables (Appa) y la Asociación Empresarial Fotovoltaica (AEF).
Mucho se ha polemizado en la web sobre la transición de los fósiles a las renovables, cuál puede o no ser su transición, sus potenciales aportaciones, tanto técnicas como sus repercusiones económicas, como las sociales, y considero que el seguimiento de las diferentes problemáticas reales de implantación nos da una visión más real de los conocimientos sobre esta problemática.