Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 24 septiembre 2021 @ 11:03 CEST

BusinessWeek: los sauditas no podrán cumplir sus promesas

  • sábado, 12 julio 2008 @ 11:04 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.291
Artículos Importante revelación la que se ha hecho pública a partir de un artículo publicado en BusinessWeek ("Saudi Oil: A Crude Awakening on Supply?"):
Los saudíes dicen que pueden incrementar la producción hasta 12,5 millones de barriles al día. Sin embargo, un desglose campo por campo obtenido por BusinessWeek muestra que esto no es probable
El secretismo que rodea la industria petrolera saudita hace tiempo que está siendo atacado por voces como la del inversionista energético tejano Matthew Simmons. Por su parte, los sauditas se defienden siempre que tienen oportunidad, pero no renuncian a una calculada ambigüedad, como cuando el rey Abadullah afirmó que "había que dejar petróleo para sus nietos".

En este caso, y dado que los datos que salen del reino wahabita son siempre limitados, hay que conformarse con los testimonios anónimos como el que ha recogido BusinessWeek. Sea una estrategia para evitar la presión de los sedientos consumidores de petróleo o bien una auténtica "garganta profunda", lo cierto es que los datos no son esperanzadores para las tradicionales espectativas de que el grifo de petróleo saudita tiene aún unas cuantas vueltas por dar.

Y como se dice habitualmente: "si Arabia Saudita llega a su pico, el mundo también.

A continuación, y por su interés, ofrecemos una traducción del artículo de BusinessWeek a cargo de Luis Hanna para Crisis Energética:

Petróleo Saudí: ¿Un crudo despertar sobre la oferta?

Los saudíes dicen que pueden incrementar la producción hasta 12,5 millones de barriles al día. Sin embargo, un desglose campo por campo obtenido por BusinessWeek muestra que esto no es probable.

Por Steve LeVine

La capacidad de Arabia Saudita para calmar el pánico de los mercados del petróleo ha estado disminuyendo durante años. Con los precios del petróleo duplicando desde el verano pasado, a más de $140 por barril, el Rey Saudita Abdullah convocó el 22 de junio una reunión extraordinaria (BusinessWeek.com, 6/22/08) de los miembros de la OPEP, CEOs de la industria internacional del petróleo, y dirigentes extranjeros en un esfuerzo para calmar los mercados. El mensaje del reino era claro: los campos sauditas pueden bombear petróleo al mercado rápidamente, si la demanda lo justifica.

Sin embargo, parece que por lo menos durante los próximos cinco años, y posiblemente más tiempo, los Saudíes probablemente producirán menos crudo que el prometido, de acuerdo con nuevos datos sobre los campos petroleros del reino obtenidos el 9 de Julio por BusinessWeek. Funcionarios sauditas han dicho que aumentarían la capacidad de producción a 12,5 millones de barriles diarios el año próximo, desde los actuales 10 millones de barriles por día, e incluso podrían aumentar hasta tanto como 15 millones de barriles por día si el mercado lo exige. Como prueba a un público escéptico, los normalmente muy reservados Saudíes fueron un poco más abiertos, escoltando los periodistas en una visita a su nuevo campo de Al Khurais (BusinessWeek.com, 6/23/08), al este de Riad, y revelando algunos datos de campo.

Los deseos de las compañías petroleras

Pero el documento detallado, obtenido de una persona con acceso a funcionarios del petróleo Saudita, sugiere que la Saudi Aramco se limitará a una producción sostenida de sólo 12 millones de barriles diarios en 2010, y será capaz de mantener ese volumen sólo por cortos períodos temporales tales como situaciones de emergencia. Retornando luego a un nivel sostenible de producción de alrededor de 10,4 millones de barriles por día, de acuerdo a los datos. BusinessWeek obtuvo un desglose campo-a-campo de las estimaciones de producción de petróleo saudita desde 2009 hasta 2013. Fue proporcionado por un ejecutivo de la industria petrolera que dice que ha confirmado con un alto funcionario de energía de Arabia Saudita que tiene acceso a los datos de campo. El ejecutivo, que ha demostrado ser fiable a lo largo de varios años de intercambio de informes, proporcionó los datos con la condición del anonimato para proteger su acceso al reino y la identidad del contacto interno que confirmó la información.

Funcionarios de Saudi Aramco en el reino no pudieron ser contactado para comentar el 9 de julio.

Tres analistas de la industria en los EE.UU. dijeron que la conclusión general del documento – de que los Saudíes no pueden sostener una producción superior a 12 millones de barriles diarios máxima durante los próximos años - parecía ser razonable. "Mi opinión es que cuando terminen su programa de expansión no es probable que estarán por encima de 12 millones de barriles por día, dijo Roger Diwan, un experto en la energía de Oriente Medio de PFC Energy, una consultora en Washington, D. C. Lawrence Goldstein, un analista de la Energy Policy Research Foundation, un grupo de investigación financiado por la industria, dijo que la incertidumbre sobre la producción de Arabia Saudita sigue siendo un problema para el mercado. "Los únicos que lo podrían saber son los Saudíes," dice Goldstein, "y pueden no saberlo porque no han testado la capacidad de producción del sistema en una década."

Una de las principales razones para el dramático aumento de los precios mundiales del petróleo ha sido un apretado balance entre la oferta y la demanda mundiales, junto con la falta de capacidad para producir más crudo en caso de necesidad. Así aquello que previamente podría haber sido considerado como ataque de la guerrilla prácticamente casi sin consecuencias en la rica en petróleo Nigeria, o una amenaza vacía iraní de cerrar el estratégico Estrecho de Hormuz, resultan en una reacción del mercado del petróleo mucho más espectacular que nunca.

Una vez más Arabia Saudita se ha convertido en el jugador principal de la energía, el único productor de petróleo del planeta que se considera que tiene capacidad para aumentar rápidamente las exportaciones de crudo. El reino también tiene estrechos vínculos con Occidente, y hasta 1980 los precursores de Exxon (XOM), Chevron (CVX), y Mobil fueron socios de la empresa petrolera estatal saudita. Ahora la mayoría de los principales gigantes del petróleo esperan poder volver, y una forma que han sugerido es la de ayudar a los saudíes mantener los campos, una abertura que ha sido rechazada.

"Un puñado de Promesas Vacías"

En materia de petróleo, la credibilidad del reino ha sido empañada por un intenso secretismo. Los Saudíes, por ejemplo, rechazan, a diferencia de Rusia, Venezuela y Noruega, revelar evaluaciones detalladas de sus reservas de petróleo, lo que ha hecho que muchos se tornen escépticos. "Son apenas un puñado de promesas vacías," Matthew Simmons, presidente del banco de inversiones Simmons & Co International de Houston, dice de las recientes promesas del reino de 12,5 millones de barriles al día. Él es también es escéptico sobre las estimaciones de reservas Sauditas.
Una parte notable de los datos se refiere a un sitio llamado Ghawar, el campo que ha sido la bestia de carga del reino durante décadas. Muestra el campo produciendo 5,4 millones de barriles diarios el año próximo, pero luego entonces el volumen cae rápidamente, hasta 4,475 millones de barriles diarios en 2013. "Es por eso que Khurais es tan importante - para compensar esa disminución", dijo el ejecutivo de la industria petrolera que suministró los datos. Se refería a un campo súpergigante que está por entrar en produccíon a finales de este año con una producción estimada de 500.000 barriles diarios de crudo. En la reunión del mes pasado en Arabia Saudita, los funcionarios del reino dijeron a los periodistas que Ghawar había producido algo menos de 5 millones de barriles por día entre 1993 y 2007.
Los datos muestran principalmente una producción plana, aparte de la adición de Khurais y un campo de petróleo pesado llamado Manifa, los aumentos no aparecen en cualquiera de los campos durante los próximos cinco años. La producción de Manifa deberá empezar en 2011 con 125.000 barriles diarios, según los datos, y se eleva rápidamente a 900.000 barriles por día, dos años más tarde. Aunque 2014 no se incluye en los datos, uno de los campos enumerados -Shaybah- deberá tener un aumento de volumen de 1 millón de barriles por día para aquel año, desde los 750.000 barriles por día de 2009 a 2013, según el ejecutivo del petróleo.

Sin embargo, a pesar de sus enormes reservas y declaraciones alcistas, Arabia Saudita parece probable que está muy por debajo de la producción diaria que planeó a corto plazo.