Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 19 abril 2019 @ 20:25 CEST

Once reactores más en España

  • Autor:
  • Lecturas 2.295
Noticias Hoy ha salido esta noticia en el Punt Diari, entre otras cosas habla de la intención de hacer once reactores nucleares más en España, como argumentos, los de siempre, más baratas, por no producir CO2, y para no depender tanto de las materias primas, (será que se ha encontrado una mina de uranio en medio de España y no nos hemos enterado).
Destaca este punto como ventaja con respecto a otras fuentes de generación eléctrica y también señala que el uso del uranio hace que sea menor la dependencia energética del petróleo y del gas, más sensibles a las fluctuaciones económicas y a los factores geopolíticos.
Aunque a la vez hablan de las protestas en Ascó, por parte de la Coordinadora Anticementerio Nuclear de Cataluña (CANC), que entre otras cosas comenta la inviavilidad económica que significa el estado actual del uranio en el mercado, ya que puede incrementar su precio facilmente hasta un 50%, según la CANC el proximo será el peor año del uranio.
... según las cuales el precio del uranio podría subir más de un 50%, de los 57 dólares por libra que se pagan actualmente a los 90 dòlars. Según la CANC, «el peor año para la industria del uranio está a punto de llegar al fin gracias al desarrollo de sendos programas nucleares en la China y la India que recuerdan los iniciados en la década de los setenta, cuándo tuvo lugar la crisis del petróleo».
El artículo también habla de competencias gubernamentales entre España y Catalunya, ellos siguen mareando la perdiz, lo que sea para no coger el toro por los cuernos, errores contínuos en las centrales catalanas, y los políticos, que si la competencia es tuya que no mía, (al final todos radiados, con incompetentes discutiendo si la culpa era de marianito o de jordito).

El articulo és en catalan, aquí va una traducción: La Coordinadora Anticementerio Nuclear de Cataluña lleva las protestas hasta Ascó

Una quincena de activistas se concentraron ayer ante el complejo para mostrar su rechazo a la energía atómica

JORDI PRADERAS. Ascó
La Coordinadora Anticementerio Nuclear de Cataluña (CANC) se puso ayer en la boca del lobo. Una quincena de manifestantes se concentró ante la entrada del complejo nuclear de la Ribera d'Ebre para reclamar el cierre de Ascó I y la no renovación de las licencias de las tres centrales de Endesa y Iberdrola que gestiona la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II. La acción de protesta consistió en el despliegue de dos pancartas acompañadas de consignas a favor de la transparencia informativa y de las energías renovables que los guardias de seguridad de Ascó escuchaban desde el otro lado de la valla. Media hora después de empezar la protesta los manifestantes se retiraron, observados de lejos por una patrulla de la Guardia Civil que no intervino.

El portavoz de la CANC, Juli Loras, pidió para los responsables del escape radiactivo del otoño del 2007 «la aplicación de los artículos 341 y 342 del Código Penal», que prevén penas de hasta veinte años de prisión. También exigió la destitución de todos los miembros del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) «para que sea realmente un consejo de seguridad y no un consejo pro nuclear» y la «retirada inmediata» del proyecto de construcción de un almacén temporal individual de combustible irradiado en Ascó. A través de un megáfono otro activista, Joan Olivella, afirmó que «las nucleares tienen los días contados» y se refirió a las posibilidades de las energías renovables. La CANC constata que «las centrales nucleares son absolutamente prescindibles» con el hecho de que el reciente paro simultáneo de Ascó I y de Vandellòs II no ha causado problemas en el suministro eléctrico «ni en Cataluña ni en el Estado español».

ONCE REACTORES MÁS
El Foro Nuclear, que agrupa el sector de la industria atómica, plantea, en cambio, sus objetivos a medio y largo plazo con el informe Resultados y perspectivas nucleares y con el Análisis económico de un proyecto de ampliación de la producción eléctrica nuclear en España. Foro Nuclear recuerda que las centrales producen un 18% de la electricidad que se consume en el Estado y que ahorran la emisión a la atmósfera de millones de toneladas de CO2. Destaca este punto como ventaja con respecto a otras fuentes de generación eléctrica y también señala que el uso del uranio hace que sea menor la dependencia energética del petróleo y del gas, más sensibles a las fluctuaciones económicas y a los factores geopolíticos.

Santos M. Ruesga, catedrático de economía aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid, plantea en un análisis la construcción progresiva de once reactores nucleares con el objetivo de alcanzar, el año 2030, un 33% de la cuota de generación de electricidad. En el estudio se calcula una inversión de 3.000 millones de euros por cada reactor de 1.000 megawatts, con un componente estatal del programa de construcción de un 59%. Según explica el autor, una parte de la inversión (entre 3.500 y 21.000 millones de euros) se recuperaría con el ahorro que se conseguiría recortando las emisiones de CO2. Las centrales nucleares sustituirían las de carbón, fuel y gas, y no afectarían a los planes de expansión de las renovables. El trabajo no precisa la situación de los nuevos reactores, pero según el autor lo más lógico es construirlos en los emplazamientos donde ya hay centrales. Santos M. Ruesga concluye que el plan de expansión nuclear crearía 145.000 puestos de trabajo y que su aportación al PIB superaría los 9.000 millones de euros.

EL PRECIO DEL URANIO
La CANC también se ha hecho eco de las perspectivas de las industrias de extracción minera más importantes del mundo, como Goldman Sachs y Rio Tinto, según las cuales el precio del uranio podría subir más de un 50%, de los 57 dólares por libra que se pagan actualmente a los 90 dólares. Según la CANC, «el peor año para la industria del uranio está a punto de llegar al fin gracias al desarrollo de sendos programas nucleares en la China y la India que recuerdan los iniciados en la década de los setenta, cuándo tuvo lugar la crisis del petróleo».

COMPETENCIAS NUCLEARES
Por otra parte, el Senado instó el martes al gobierno del Estado a transferir a la Generalitat las competencias en materia de seguridad nuclear. Además, la cámara alta pidió al ejecutivo más transparencia informativa frente a los accidentes nucleares.

Los diferentes grupos aprobaron la moción de Josep Maldonado (CiU) en qué también se exige al ejecutivo que impulse las medidas normativas necesarias para mejorar y garantizar la información en el gobierno de la Generalitat, al Parlamento y a los ayuntamientos afectados, así como a los consejos comarcales.

La moción también señala la necesidad de crear una estructura directiva coordinada para el plan de emergencia nuclear de Tarragona (Penta) y para el plan de emergencia exterior del sector químico de Tarragona (Plaseqta).