Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 19 septiembre 2019 @ 22:55 CEST

Un fantasma recorre Europa

  • Autor:
  • Lecturas 5.290
Artículos Presentamos un artículo de Pedro Prieto, coeditor de Crisis Energética y vicepresidente de AEREN - ASPO Spain, a propósito de la avalancha mediática de publicidad "ecologista" a cargo de multinacionales de todo tipo, pero especialmente aquellas responsables de las actividades más contaminantes, como pueden ser las compañías energéticas y los fabricantes de automóvil.

Con el título de "Un fantasma recorre Europa: el fantasma del ecologismo" (fichero PDF, 1,4MB), Pedro Prieto comenta campañas de Abengoa (biocombustibles), Endesa (eléctrica), Repsol (petrolera) o Siemens (tecnología), poniendo de manifiesto que los directivos encargan a los creativos publicitarios campañas en las que la fantasía y la magia de las imágenes, los sonidos y la palabra intentan construir una realidad virtual diametralmente opuesta a lo que representan las pràcticas habituales y mayoritarias de estas compañías.

La industria del automóvil, posiblemente una de las más inútiles, ineficientes y contaminantes como medio de transporte, e incluso alguna organización ecologista de altos vuelos, comenzaron hace pocos años, a sacar tandas de coches “ecológicos”, de uso privado, por supuesto, que reducían mucho las emisiones de CO2 y sufrimos en su día una avalancha. Avalancha que to‐davía perdura, de coches en forma de árbol, mimetizados con la naturaleza, en perfecta inte‐gración con ella; ministerios que quitan impuestos de matriculación a los que dicen o certifican a conveniencia que emiten menos por km. recorrido (aunque luego vendan millones de unida‐des más y éstas estén atascadas muchas mas horas para el mismo recorrido). Luego vinieron los híbridos, que bajaban el consumo algo, a cambio de producir dos motores, en vez de uno, con mecánicas mucho más complejas y baterías mucho más pesadas, sin que estos aspectos se consideren contaminantes.

Ahora surge, para las grandes corporaciones industriales y energéticas, la inexcusable necesi‐dad de ser la mitad de la mujer del César. El emperador, de resultas de un intento frustrado de un patricio romano enamorado de Pompeya, que fue descubierto y condenado, terminó re‐probando a su esposa, con la frase famosa de “no basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo.” En este caso, y con respecto al medio ambiente, parece que las grandes corporaciones se industriales y energéticas se conforman con parecer honestos.