Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 16 diciembre 2019 @ 00:05 CET

Consecuencias del fin de las tarifas eléctricas

  • Autor:
  • Lecturas 1.602
Artículos Están volviendo a aparecer artículos que sacan a la luz la gran contradicción y real situación del consumo y costes vía tarifas de la generación eléctrica.

Este tema es una de las maravillas de la disociación existente entre realidad económica y realidad energética a que estamos acostumbrados. A al menos aquí, pero no en la realidad cotidiana, sabemos que por muchas maravillas que realice aparentemente la economía, ésta está basada en una realidad y sujeta a leyes de recursos no infinitos.

Durante muchos años los responsables políticos han impuesto a las empresas unos precios de la electricidad que, en ocasiones, ni siquiera reflejaban los costes y que desincentivaban la inversión. Esto ha servido para tener relativamente contentos a los ciudadanos, pero para crear en el sector energético un déficit -en realidad se trata de un aplazamiento en el pago del precio a los consumidores- que se acercará a los 14.000 millones de euros a finales de año y que, tarde o temprano, tendrá que ser abonado.
Pero todo tiene sus límites, dado que...
Las decisiones tomadas hasta ahora por el Ejecutivo socialista dejan en gran medida el desarrollo del sector eléctrico español tanto en el gas natural como en las energías renovables. Ambas fuentes plantean problemas que ya son evidentes. Los precios del gas natural para las centrales de ciclo combinado están indexados al precio del petróleo, que ha experimentado una fuerte subida -ya supera los cien dólares-, lo que hace que el coste de producir con este combustible se esté disparando.

Además, la apuesta por el gas ha llevado a elevar la dependencia energética de España del exterior, lo que hace cada vez más vulnerable al sistema. Las energías renovables, por su parte, son más limpias, pero también más caras, lo que introduce un sobrecoste que deberán pagar los consumidores, tanto los industriales como los domésticos.

Pero este sombrero de prestigitadores que está esta funcionando es tan fuerte que quizás llegue el día en que muchos que se dedican a comprar y vender MWatios virtuales, barriles de petróleo virtuales o tics de trigo virtuales, después de una buena operación se les apague el ordenador y sus ganancias salgan a la calle al no poder seguir en su mundo virtual y al querer llenar el depósito de su eficiente último modelo de bajo consumo no puedan, por mil cosas, huelga de transportes y problemas de suministro real. Quizás llegue el día en que cabreados y con hambre por los retrasos y disgustos, intenten comer y se encuentren con que no hay pan para el bocadillo en su bar de paso, pero todo esto no importará, pues sus operaciones virtuales les proporcionaron unas muy substanciosas ganancias virtuales.