Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 13 diciembre 2019 @ 10:57 CET

Los invernaderos sustituyen los pesticidas por depredadores naturales

Noticias
Los invernaderos de Almería, donde se desarrolla una de las agriculturas más avanzadas y tecnificadas del mundo, han echado la vista al pasado para sobrevivir. Los agricultores están abandonando el uso de pesticidas químicos y la lucha contra las plagas es ahora cosa de insectos beneficiosos como avispillas, mariquitas o chinches que se comen a los insectos dañinos.

Uno de los peores temores del agricultor es ver ejemplares de mosca blanca en su invernadero. En realidad, se trata de dos especies de la misma familia, la Bemisia tabaci y la Trialeurodes vaporariorum, que se alimentan chupando de las plantas. El problema es que sólo le gustan las proteínas de la savia. Los azúcares sobrantes se adhieren a la planta, provocando la aparición de hongos que afean el aspecto del fruto hasta el punto de hacerlo invendible. Además, en hortalizas como el tomate, esos insectos son transmisores de virus vegetales.

El uso de productos químicos hacía a los insectos cada vez más resistentes. La única manera de combatir a la mosca blanca era con pesticidas. Pero el uso continuado de productos químicos ha provocado, a la manera del abuso de antibióticos en humanos, que la mosca se haga resistente. Para Juan Martínez, gerente de la empresa dedicada a la lucha biológica Planprotect, se trataba de una dinámica infernal. “Cada vez había que usar plaguicidas más fuertes y en mayores dosis”.

Más información en el diario Público.