Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 12 diciembre 2019 @ 07:42 CET

El Govern ultima un plan para trasladar agua de Almería y Francia en barcos

  • Autor:
  • Lecturas 1.620
Artículos Pues ya esta aquí la confirmación de la noticia, de no llover en los lugares y con la intensidad requerida, Barcelona tendrá que ser asistida de suministro de agua por barcos.

Ya habíamos comentado en el foro del agua cosas de este estilo pero al parecer muchas veces la realidad va mas rápida que nuestros pronósticos.

Ya comente en una frase en dicho foro que podría llegar el día en que se pasaría de "energía para todos, agua para todos, a energía para nadie y agua para nadie". Agua y energía van de la mano. El tamaño adquirido por el desarrollo urbanístico y los estándares de consumo de una gran ciudad, ya implica que en ciudades de EE.UU. el agua llegue de más de 400 Km de distancia por complejisimos y costosisimos oleoductos y bombeos.

Utilizar barcos para traer agua a Barcelona con el fin de garantizar el suministro es una medida que ya está a punto. Este mediodía, responsables de Aigües de Barcelona (Agbar) y del puerto celebrarán una reunión para acordar la construcción inmediata de una tubería que conecte los tanques de los buques cisterna con la red de distribución de la ciudad.

La noticia la publica la Vanguardia.

La relación entre las necesidades de agua de una gran población y la energía están clarísimas, pues se han desbordado todos los sistemas ya establecidos y se tiene que recurrir a sistemas más radicales. El nivel de dependencia al que se ha llegado no es ya de sueños de futurologos o apocalípticos vulgares. Cuando ya se utilizó por primera vez este sistema para dar servicio a las necesidades de agua de Palma de Mallorca se vio que estas situaciones se podrían dar en otras ocasiones, pero si el aislamiento y despegue turístico lo hicieron necesario y lógico a ojos de la mayoría, hoy es una gran ciudad como Barcelona, y las noticias de fuertes sequías del año pasado se anunciaban insólitamente para Santander. Solo pensar en una situación de escasez de energía y un estado como este es verdaderamente de pánico y más cuando al mismo tiempo estamos viendo la situación creada en Napoles con sus problemas con las basuras urbanas.