Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 23 julio 2017 @ 04:36 CEST

AIE: Faltarán 12,5 millones de barriles de aquí a 2015

  • Autor:
  • Lecturas 5.786
Informes El pasado día 7, Ed Crooks y Javier Blas, redactores del Financial Times en Londres y encargados del blog energético del mismo medio, Energy Filter, entrevistaron a Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía.

Birol no se muerde la lengua:

Si juntamos estas dos cosas, la seguridad a corto plazo, la seguridad a medio plazo de nuestros mercados del petróleo, más el cambio climático, consecuencia de nuestro uso energético, mi mensaje es que, si no hacemos algo muy rápido, y de manera valiente, las ruedas pueden salirse. Las ruedas de nuestro sistema energético pueden salirse. Ese es el mensaje que queremos dar.

Si todos esos proyectos ven la luz del día sin retrasos, sumarán una capacidad de 25 millones de barriles diarios. Así que 37,5 millones por un lado, es lo que se necesita, y lo que esperamos son 25 millones de barriles, y eso en caso de que no haya problemas ni retrasos y todo sea puntual, lo cual es bastante raro. Así que tenemos una brecha de 12,5 millones de barriles diarios. Esta brecha emergerá dentro de los próximos siete años.

Hemos pronosticado cuatro millones de barriles diarios menos para 2030.La principal razón, y es muy importante resaltarlo, es que a diferencia de los países de la OPEP, creemos que existen algunos problemas geológicos en las áreas no OPEP. Esto no es un asunto de inversión, no es un asunto político, sino que tiene que ver más con la geología, a causa del gran declive en los países no OPEP.

Como ya se ha podido seguir durante estos días en Crisis Energética, la publicación del World Energy Outlook 2007 esta semana, junto a los altos precios del petróleo, han puesto, aunque de manera momentánea y tímida, la cuestión del petróleo y la energía en los titulares.

La situación, según el organismo que vela por la seguridad energética del mundo industrializado, es dramática, y cada vez se escuchan más voces, incluso desde la tradicionalmente optimista industria energética, apuntando a serias dificultades a corto y medio plazo en nuestro sistema energético.

El presidente de la petrolera francesa Total, Christophe de Margerie, afirmó que veía imposible que el mundo produjese 116 mbd en 2030, como sigue afirmando la AIE, pese a la contradicción que implican sus propios pronósticos a medio plazo. De hecho, Margerie incluso dudaba de que se pudiesen alcanzar los 100mbd, para decir después que "no es mi opinión, es la opinión de la industria, o la opinión de aquellos que hablan de manera clara y honesta, no de los que solo intentan agradar".

El presidente de Conoco Phillips, James Mulva, explicó en una conferencia financiera en Nueva York que dudaba de que los productores fuesen capaces de satisfacer la demanda futura. Aunque no ofreció pronósticos para el precio del petróleo, dijo que "la demanda aumentaría, pero se vería frenada por el suministro". Mulva, como Margerie, dijo que "no creo que vayamos a ver el suministro por encima de los 100mbd, y la razón es esta: ¿de donde va a salir?

Por su parte, Tony Harward, el nuevo presidente de BP, una compañía que junto a ExxonMobil siempre se ha mostrado reacia a reconocer límites a la producción de petróleo, afirmó que "se ha recuperado la mitad del petróleo mundial", aunque dio a entender que una mayor recuperación sería la más importante fuente de petróleo en el futuro. Un pequeño pero importante paso para la compañía inglesa. Las declaraciones de ambos presidentes las recoge CNN en la noticia "Big Oil CEOs Point To Constraints On Supply Growth".

Es evidente que algo está cambiando en el "conventional wisdom" de la industria energética, y paralelamente también en la Agencia Internacional de la Energía. Las últimas declaraciones de Fatih Birol así lo demuestran. He traducido la transcripción de la entrevista a Birol, una larga entrevista en la que el economista se muestra insistente en sus recomendaciones: hay que actuar ya, y hacerlo de manera decidida y valiente, si dejamos al mercado actuar solo, nuestro sistema energético puede irse al traste.

Fatih Birol, economista en jefe de la Agencia Internacional de la Energía, transcripción de la entrevista realizada por Ed Crooks y Javier Blas para Financial Times

Ed Crooks: Una frase de su informe me llamó la atención: “el crecimiento de la demanda de energía global es un riesgo real y creciente para la seguridad energética mundial”. ¿Es este su mensaje más importante en estos momentos?

Fatih Birol: Hay dos mensajes principales en el informe. El primero es exactamente lo que usted ha dicho. Los riesgos para la seguridad energética son tan grandes, y están probablemente incrementándose, para un acontecimiento futuro en los mercados, y el segundo es el cambio climático, los niveles de emisiones de CO2 están alcanzando un nivel en el que empieza una tendencia irreversible para el planeta. Por lo que respecta a la seguridad energética, podemos tener interrupciones del suministro, fuertes impactos para la economía, esto y lo otro, pero al final del día, la economía mundial puede recuperarse. Los precios pueden llegar a un cierto nivel a partir del cual las personas ajustarán sus vidas. Pero en términos de cambio climático, en términos de la temperatura del planeta, si esta llega a un cierto nivel, las implicaciones para nuestro planeta y los seres humanos, animales y plantas y todo, esas implicaciones son irreversibles. Así que hay dos grandes asuntos emanando del informe, y cuando uno observa las tendencias del cambio climático, y las tendencias de emisiones de CO2, son muy, my preocupantes, especialmente por el hecho de que hay países que no están haciendo mucho, y China y India, sus emisiones de CO2 están explotando. Si juntamos estas dos cosas, la seguridad a corto plazo, la seguridad a medio plazo de nuestros mercados del petróleo, más el cambio climático, consecuencia de nuestro uso energético, mi mensaje es que, si no hacemos algo muy rápido, y de manera valiente, las ruedas pueden salirse. Las ruedas de nuestro sistema energético pueden salirse. Ese es el mensaje que queremos dar.

EC: Esa es una frase poderosa: “las ruedas podrían salirse”. ¿Qué quiere decir con eso?

FB: Respecto a la seguridad energética y los precios del petróleo, uno no necesita ser un gran experto en energía: son solo matemáticas. Puedo decirle que, en los próximos siete u ocho años, necesitamos llevar al mercado unos 37.5 millones de barriles diarios de capacidad, por dos razones. Una, el incremento de la demanda, un tercio de esa cantidad, y dos tercios para compensar el declive en los yacimientos actuales. Lo que hemos hecho es observar los proyectos petroleros, tanto en la OPEP como fuera de ella, 230 proyectos petroleros, yacimiento por yacimiento, estudiando cuanto petróleo traerán al mercado en los próximos cinco a siete años. Y esos son proyectos que están financieramente aprobados. Si todos esos proyectos ven la luz del día sin retrasos, sumarán una capacidad de 25 millones de barriles diarios. Así que 37,5 millones por un lado, es lo que se necesita, y lo que esperamos son 25 millones de barriles, y eso en caso de que no haya problemas ni retrasos y todo sea puntual, lo cual es bastante raro. Así que tenemos una brecha de 12,5 millones de barriles diarios.

EC: ¿Cuándo emergerá esa brecha de ese tamaño?

FB: Dentro de los próximos siete años. Si esta brecha no puede ser cerrada, y hay dos maneras de hacerlo, como le diré en un minuto, si esta brecha no puede ser cerrada, podemos acabar con un choque del suministro acercándonos una escalada de los precios. Eso es lo que quiero decir con que las ruedas puedan salirse. ¿Y cuáles son las dos maneras de solucionarlo? Por un lado, lo que podemos hacer en los países de la OCDE, en China e India, intentar desacelerar el crecimiento de la demanda, a través de mayor eficiencia, más biocombustibles y otros medios. Por supuesto, decir eso es fácil, pues hay dificultades, pero tan solo para darle las dimensiones, esta es una línea: desacelerando la demanda de energía en la OCDE, China e India. La segunda es que necesitamos ver mucha más inversión en los países productores de petróleo. En primer lugar, deben seguir apostando por los proyectos que ya están contratados, pero además, necesitamos incluso más inversiones de esos países. Si esto no funciona, si esta combinación de estas dos medidas no funciona, entonces podemos tener problemas especiales en los mercados. Esto es lo que quiero decir cuando digo que las ruedas pueden salirse, podemos acabar viendo precios muy altos, lo que por supuesto tiene implicaciones para la economía y otras partes del sistema.

EC: Cuando usted habla de precios muy, muy altos, ¿qué quiere decir eso? ¿Quiere decir un precio suficientemente alto como para deprimir la demanda? ¿Qué precio llevaría a la demanda a equilibrase con el suministro?

FB: El problema que estamos experimentando con la demanda es el siguiente. Hay tres centros principales de demanda en estos momentos, China, India y Oriente Medio. Cuando se miran los números de los últimos siete trimestres, aproximadamente un 70% del crecimiento de la demanda global de petróleo viene de China e India y después le sigue Oriente Medio, y en todos esos países, por diferentes razones, los precios del petróleo no tienen un efecto inmediato en la demanda. En China e India, por dos razones. Una es que la economía está creciendo tan fuertemente que el efecto del precio no importa para nada, comparado con el efecto de la economía. La economía está creciendo. Sus bolsillos se están haciendo grandes, y quizás una proporción más grande va de sus bolsillos a los gastos de petróleo, pero dado que la economía sigue creciendo tan fuertemente, no tiene un gran efecto. La segunda razón es que, especialmente en China e India, existen grandes subsidios en los precios de los productos petrolíferos, que filtra el efecto en los consumidores. En el caso de los países de Oriente Medio, de nuevo, los altos precios del petróleo no tienen mucho efecto, porque el efecto de los ingresos (del petróleo) es mucho mayor, y además, en esos países, también los precios del petróleo están fuertemente subsidiados. Así, dado que el crecimiento de la demanda ya no viene de la OCDE, donde funciona la fuerza del mercado, es muy difícil ver, incluso con altos precios como los actuales, impactos en la demanda. Así que la demanda crecerá, y pienso que si los gobiernos de la OCDE, China e India, dejan todo a los mercados, en términos de desacelerar la demanda, estarán cometiendo un error histórico. Además de los ajustes en la demanda causados por el precio, necesitamos medidas regulatorias, como mejoras de la eficiencia en los mercados.

EC: ¿Qué tipo de incrementos en los precios podemos ver?

FB: Los precios que estamos experimentando ahora son muy, muy altos en cualquiera de los casos, y están empezando a dañar las economías de las naciones en desarrollo que no son grandes productores de petróleo, o que no tienen economías fuertes, como China. Y estamos viendo alguna desaceleración, incluso en la OCDE, como en los Estados Unidos. Como ya le dije, esto es un suelo fértil para que los precios vayan más allá, si no tomamos medidas en el lado de los consumidores y los productores, esto irá más allá de los niveles que estamos viendo hoy. Por ejemplo, tenemos un escenario al que llamamos escenario de alto crecimiento, en el que China e India crecen más fuertemente de lo que hemos asumido en el escenario de referencia. Pero aún en el escenario de fuerte crecimiento, las asunciones de crecimiento económico son menores de las que tienen China hoy. China crece alrededor de un 11% anual, y nuestra asunción de alto crecimiento económico para China, en los próximos diez años, es del 8%. Si crecen así, un crecimiento sin control en China e India, esto llevará a nuestras expectativas de precios, incluso en los niveles actuales durante los próximos diez años. Este es un nivel de 87-90$.

EC: ¿Así que usted espera que los precios se mantengan en una media de 87$ durante los próximos diez años en su escenario de alto crecimiento de China e India?

FB: En un escenario de alto crecimiento sí, exactamente a ese nivel.

EC: ¿Y habrá fluctuaciones alrededor de ese nivel?

FB: Exacto.

EC: Mirando hacia atrás, creo que el récord de todos los tiempos es de unos 110$ en dólares actuales.

FB: 110$, sí.

EC: ¿Y es ciertamente plausible que podamos volver a ese nivel?

FB: Exactamente, si no hacemos nada, eso es lo que estoy diciendo. Puedo decirle algo, solo información sobre precios. Por ejemplo, hablamos de 90$ hoy, pero eso es solo un día en un par de semanas de crisis. Si observa la media de precios de 2007, del primero de enero al 5 de noviembre, es de 68$. Así que hay que ponerlo en contexto.

EC: Cuándo el petróleo estaba a 110$ en términos reales a principios de los 80 tuvimos una recesión global muy importante. ¿Es ese un riesgo real de nuevo?

FB: Es definitivamente un riesgo, y nos dirigimos hacía ese riesgo. La principal razón por la que estamos un poco alejados de eso es que el crecimiento de la economía mundial no se está dando solo en la OCDE, donde la economía y la demanda se ve afectada por los altos precios, sino que además de eso, tenemos China, India y Oriente Medio, y una cosa que creo que es muy importante notar es que el crecimiento económico de China quizás, como mucha gente piensa, no está tan ligado ya al crecimiento de la economía estadounidense. Hay una diferencia en esa interacción. Existen lazos comerciales, etc, pero vemos ciertos signos de desacople y lo que apoya el crecimiento es la dinámica interna de la economía china, y su comercio con otras economías asiáticas en desarrollo. Para darle un ejemplo, tuvimos la crisis subprime, cuando todos los mercados financieros se sacudieron los mercados financieros de Shangai aguantaron arriba, y la actuación de la bolsa de Shangai durante este año ha doblado su valor, comparado con el comienzo del año, y la OCDE y el Dow Jones están más o menos estables.

EC: Comparando las cifras anteriores, en términos de suministro de petróleo, tan solo echándole un vistazo a algunos números, parecen haber grandes diferencias. Parecen mucho más negativos respecto a la producción no OPEP hasta el 2030, y más positivos acerca de la OPEP. ¿Es eso cierto?

FB: Lo principal aquí es que pensamos que en los países de la OPEP hay reservas suficientes. No estamos seguros de que exista la voluntad política suficiente para hacer algo con esas reservas, pero se han reportado oficialmente suficientes reservas. De todos maneras, como bien dice, nos estamos volviendo más pesimistas acerca de la producción no OPEP.

EC: ¿Han pronosticado cuatro millones de barriles diarios menos para 2030?

FB: Sí, casi cuatro. La principal razón, y es muy importante resaltarlo, es que a diferencia de los países de la OPEP, creemos que existen algunos problemas geológicos en las áreas no OPEP. Esto no es un asunto de inversión, no es un asunto político, sino que tiene que ver más con la geología, a causa del gran declive en los países no OPEP.

EC: ¿A qué países afecta particularmente?

FB: Somos más pesimistas acerca del Mar del Norte, el Golfo de México, los Estados Unidos, México, esos son los países de donde pensamos que vendrán los mayores declives.

EC: Creo que usted citó una cifra, ¿es el declive medio global de un 3,7%, cierto?

FB: Debería decir algo. Es muy importante para que todos sus colegas lo entiendan. Mencioné esto en la conferencia Oil & Money. La gente confunde dos cosas. Una es la tasa de declive natural, y otra la tasa de declive observada. La naturaleza del declive es que todo declina, y estamos usando una asunción para el declive global de 7%, pero si se inyecta dinero en un yacimiento determinado, puede hacer más lento el declive natural, y puede hacerlo menos pronunciado, llegando al 3,7%.

EC: De acuerdo, entiendo esa distinción. Lo que me pregunto es si tanto el declive natural como el observado van a ser significativamente mayores en los países no OPEP.

FB: Exacto.

EC: ¿Cuáles son las cifras?

FB: Por ejemplo, en el Mar del Norte, está cercano al 20% (el declive natural). En el Golfo de México, es del 11 al 15%. En los países OPEP es mucho más bajo, y por supuesto, en áreas menos maduras, es mucho, mucho menos.

EC: ¿Y los declives observados en el Mar del Norte son de un 8%?

FB: 8%, sí, en ese nivel.

EC: ¿Y es lo mismo en el Golfo de México, o es un poco menos ahí?

FB: Menos.

EC: ¿Qué hay del petróleo no convencional?

FB: Somos más optimistas por el efecto del precio y por los muchos proyectos que están llegando ahí, porque observamos proyecto a proyecto, y por lo que respecta al petróleo convencional, las arenas asfálticas del Canadá, que es el más importante, llegará a los 3 millones de barriles diarios, probablemente en 2015, lo cual aún representa solo un 3% de la producción global, y es muy poco. Así que, a pesar de lo que algunos piensan, no creo que el petróleo no convencional vaya a reemplazar a Oriente Medio, o sea una manera importante de asegurar la seguridad energética. Realiza una contribución positiva, pero es muy limitada.

Javier Blas: Se acerca la reunión de la OPEP en Arabia Saudita, donde van a dar forma a la política de la OPEP de los próximos diez años. ¿Cuál cree que es el mayor reto de la OPEP ahora mismo?

FB: Lo que la OPEP necesita, en mi opinión, lo más importante, es que sea capaz de leer el mercado de la manera correcta. Esto es lo que tienen que hacer, y creo que los países de la OPEP deberían comprender que los precios altos afectarán a la OPEP, quizás con un desfase temporal, comparado con los países de la OCDE, pero afectarán a la OPEP y a sus intereses económicos también. Si no hay suficiente petróleo en los mercados, si la OPEP no incrementa sus niveles de producción, los altos precios se mantendrán como ahora, y puedo decirle que los altos precios del petróleo darán ímpetu a las decisiones en políticas alternativas en la OCDE. Creo que para la OPEP, el principal desafío es tener un nivel de precios que les proporcione buenos beneficios, buenos incentivos para la inversión, pero al mismo tiempo, prevenir que los precios lleguen a niveles muy altos.

Para la OPEP, en lo que siempre han insistido es en la seguridad de la demanda. Para reafirmar a la OPEP, puedo decirle lo siguiente. En un escenario de políticas alternativas y medidas en los países de la OCDE, China e India, con todas las políticas de eficiencia, biocombustibles, nuclear y todas esas cosas, si se implementasen mañana, con todas esas medidas, la OPEP aún vería aumentar su porcentaje de mercado y la demanda. Así que lo que se demandará a la OPEP, sean cuales sean las políticas que tengan los países, se incrementará. Así que no veo desde el punto de vista de la seguridad de la demanda, ningún problema. Hoy, el asunto es que la OPEP y los países industrializados deben trabajar juntos, para hacer los mercados del petróleo mucho más estables, y tener un precio que sea bueno tanto para los productores como para los consumidores. Si continuamos experimentando con estos precios tan altos, me temo que no traerán tampoco buenas noticias para los productores.

JB: Respecto a la demanda a la OPEP, en algún momento necesitaremos una solución en Irán e Irak, para conseguir mayor inversión. Así que cuando necesitemos resolver la situación en ambos países, ¿no será demasiado tarde para la seguridad energética?

FB: Desde un punto de vista energético, en ambos países es muy importante que se invierta y se reparen sus yacimientos petrolíferos lo antes posible. En términos de Irán, están experimentando fuertes declives. Hablaba antes usted del Mar del Norte, México y otros, pero Irán es un caso excepcional dentro de la OPEP, está experimentando tasas de declive en algunos de sus yacimientos de más de un 15% anual, e Irán necesita dinero y nueva tecnología para solucionar el asunto del declive. Irán necesita mucha inversión, pero si serán capaces de conseguir las inversiones, en el contexto político en el que se encuentran, es otro asunto. Irak tiene un gran potencial, una geología fácil, pero Irak tiene también muchos problemas políticos. Si Irak llega a los mercados como un gran productor e incrementa sus niveles de producción, ayudará definitivamente a los mercados, y suavizará las tensiones en éstos, pero observando la situación actual en la que estamos, creo que sería muy optimista pensar que en uno o dos años Irak podrá incrementar su producción, desgraciadamente.

EC: Ha hablado mucho acerca de lo que se necesita de la OPEP. ¿Qué hay de los países consumidores, de la OCDE, China, India, qué necesitan hacer, en esos dos frentes, seguridad energética y cambio climático?

FB: Lo bueno es que hay algunas políticas que son buenas tanto para la seguridad energética como para el cambio climático, y al mismo tiempo, tienen sentido desde el punto de vista económico. Así que esas políticas tienen tres pilares principales. La primera es aumentar la eficiencia energética. Esto es muy importante y en muchos casos, mejora los costos. Déjeme darle un ejemplo de China, que es un país clave para este asunto. En China, cuando la gente aumenta su riqueza, lo primero que hacen es comprar aparatos que hacen su vida más fácil. Por ejemplo, está explotando la venta de neveras y aparatos de aire acondicionado, pero su eficiencia es tan baja que consumen mucha electricidad. Lo que hemos afirmado es que si los estándares de eficiencia de neveras y aparatos de aire acondicionado en China tuviesen los niveles europeos, no una gran revolución, tan solo los niveles de eficiencia europeos, en 2015, ahorrarían la electricidad equivalente a la producción de la presa de las Tres Gargantas, así que en vez de construir la presa de las Tres Gargantas, tan solo necesitarían alcanzar los estándares europeos. En 2030 ahorrarían dos presas de las Tres Gargantas, así que lo que estoy tratando de decir es que existen muchas oportunidades para la mejora ahí, en China, en India y en la OCDE, que tendría mucho sentido, en términos de seguridad energética, y por tanto, al usar menos energía, para el cambio climático. Esta es la primera área, la eficiencia. La segunda es utilizar más renovables, que también tiene sentido desde el punto de vista económico, especialmente eólica y hidráulica, y la tercera y más importante es la energía nuclear, en los países donde no hay oposición pública, cuando el gobierno esté determinado, y cuando el público esté de acuerdo, vemos la energía nuclear como un gran contribuyente tanto a la seguridad energética como a las cuestiones de cambio climático, así que esos son los tres pilares de la política y hemos dado ejemplos de eso, y 1.500 medidas políticas que hemos analizado y mostrado en el informe, para la OCDE, China e India.

EC: ¿Y eso incluiría medidas como estándares de consumo más estrictos para los coches?

FB: Exactamente, mejoras de eficiencia para los coches. Es muy importante, para Estados Unidos y Europa, especialmente, y también en Japón, porque están yendo muy bien. Es la proporción de renovables, en la eficiencia de los motores, en la industria, en los hogares. Deje que le de un ejemplo sobre China también, porque es muy importante. Nuestro futuro está siendo determinado. En China, en los próximos ocho años, la cantidad de centrales energéticas que van a construir es de cerca de 800GW, que es lo que Europa tiene ahora, y el 90% de estas son de carbón, y cuando construye una central energética, durará 50 o 60 años, porque esa es su vida útil. Así que es muy difícil pedir a China o a India que las cierren, porque su vida económica se ha acabado. Así, el futuro está determinado y tendrán emisiones de CO2 durante 50 o 60 años. Esta es la razón por la que he dicho que planificar es muy importante, en los próximos diez años, o el asunto de la eficiencia en las construcciones. Hoy, de cada dos metros cuadrados construidos en el mundo, uno está siendo construido en China. Y la clase de aislamiento que usan es muy pobre, y si no tenemos estándares en esos países, tendremos serios problemas en los próximos 50 a 60 años. Para China e India, así como los países de la OCDE, necesitamos actuar, y no solo debemos establecer objetivos, metas, reuniones y demás, pues nada está pasando. Necesitamos más acción, en vez de más objetivos, reuniones o discursos.

EC: ¿Y necesitamos realmente ese tipo de acciones ahora mismo?

FB: Exactamente, ahora mismo y de una manera valiente.