Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 29 noviembre 2020 @ 11:50 CET

La Tierra, incompatible con IPv6.

  • viernes, 02 noviembre 2007 @ 02:45 CET
  • Autor:
  • Lecturas 5.093
Noticias Comentarios a la noticia que aparece en algunos medios, sobre la resolución de RIPE (organismo que gestiona las IPs en Europa), recomendando la implantación de Ipv6:

La comunicación entre los aparatos conectados a Internet, se realiza a través del protocolo IP. La versión IPv4 es la usada desde los inicios de la Red, y se basa en direcciones de 32 bits, que se suelen representar con 4 cifras desde 0 a 255. Por ejemplo la IP del servidor donde está alojada esta web es 208.109.190.166.

Los 32 bits de IPv4 dan para aproximadamente 4200 millones de direcciones ( No alcanzaríamos a 1 IP para cada uno de los 6600 millones de habitantes). Aunque hay que tener en cuenta que no es necesaria una "IP pública" para cada dispositivo: hay muchos más PCs conectados a internet, que IPs públicas usadas, ya que dentro de una red local, por ejemplo varios equipos en una casa o cientos de PCs de una oficina, se conectan a internet compartiendo una única IP . Esto se consigue mediante unos rangos de IPs reservados para uso local ( 10.x.x.x, 172.16-31.x.x , 192.168.x.x ) y empleo de "servidor proxy" y técnicas de compartición-traducción de direcciones (NAT/PAT).

Según algunos estudios, se estima que entre 2008 y 2011 se agotarán las IPs disponibles. Aquíse puede ver una cuenta atrás, a modo de bomba de relojería, anunciando el gran desastre que se avecina...

Pero tranquilos, que no cunda el pánico! Ya está aquí la solución: IPv6, que amplía la longitud de las direcciones. En lugar de 32 bits, se usan 128 bits, con lo que tenemos todos estos billones de billones de billones... de direcciones:

340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 . Esa cifra equivale a 665.570.793.348.866.943.898.599 IPs por cada metro cuadrado de la Tierra, con lo que tendríamos capacidad para apilar todos los aparatos conectados a internet: PC de sobremesa, portátil, PDA, webcam, MP3, teléfono móvil, teléfono fijo, televisión, consola de juegos, frigorífico, microondas, router wireless, panel solar también enganchado a internet para consultar online la radiacción recibida, molinillo de viento con actualizaciones automáticas del software, sensores en cada pieza del melonar, etiqueta RFID en cada uva de la parra y para cada gallina enjaulada.

Y para cada cochino una IP, como en este proyecto para localización de los animales de bellota.
Se acabaron los porqueros y vaqueros tradicionales, a formarse en las nuevas tecnologías... "Se busca e-porquero con experiencia en SNMP, GPS y 802.11x. Lugar de trabajo: Oficina Central de seguimiento, Madrid".

Desde hace años se viene discutiendo sobre la necesidad de implementar ya IPv6, y en ninguna discusión se aborda el tema energético. Se analizan las gráficas de crecimiento de internet como la que se ve aquí. , y pensarán que esa tendencia puede mantenerse indefinidamente. Al buscar en la red información sobre ipv6 y energía, resulta paradójico encontrar instituciones que se supone deberían estar preocupadas por la disponibilidad de energía, como el Ministerio de Energía, Agua y comunicaciones de Malasya, o Energy Sciences Network de Estados Unidos, que ya están subiéndose al carro del IPv6.

No había suficiente trigo en el mundo para pagar al inventor del ajedrez que pedía 2^63 granos, al igual que no hay energía suficiente para completar las 2^128 direcciones de IPv6, aunque sea con aparatos de bajo consumo, de 2 watios como el portátil OLPC para los niños un poco pobres ( los más pobres preferirán pan, agua y ropa).

Los diseñadores de IPv6 decidieron sobredimensionar hasta los 128 bits, para conseguir una mayor cantidad de direcciones, y para tener más flexibilidad y jerarquizar el espacio de direccionamiento. Una gran cantidad de recursos se están invirtiendo para desarrollar el software, y fabricar hardware compatible con IPv6, para que siga creciendo esta internet que consume un porcentaje considerable de electricidad. Pero, ¿se han parado a pensar hasta cuánto puede crecer, o durante cuánto tiempo se puede mantener la infraestructura existente, teniendo en cuenta la disponibilidad de energía ?