Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 16 diciembre 2019 @ 00:33 CET

Uno de los principales científicos dice que los biocombustibles son un fraude

  • Autor:
  • Lecturas 4.537
Artículos Traemos a las páginas de Crisis Energética un artículo publicado en Times On Line el pasado 10 de junio, titulado ” Top scientist says biofuels are scam” (Uno de los principales científicos dice que los biocombustibles son un fraude), cuyos autores son Jonathan Leake y Steven Swinford. El artículo ha sido traducido por Félix Nieto para Globálizate y publicado en Cuba Debate, una revista cubana que reproduce con intensidad el debate sobre esta nueva fuente renovable de combustibles y su posible utilización y viabilidad como sustitución de los combustibles fósiles. Curioso debate, por otra parte, ya que este inusitado interés no puede esconder por más tiempo la realidad de que si existe es porque se reconoce implícitamente que los fósiles comienzan a no dar más de si. Desde esta página cubana lo reproducimos por su interés público.

La política gubernamental de promover los biocombustibles para el transporte sufrirá un duro ataque esta semana por parte de uno de sus principales consejeros científicos.

Roland Clift expondrá en un seminario en El Royal Academy of Engineering que el plan para promover bioetanol y biodiesel producidos a partir de plantas es un “fraude”.

Clift, profesor de tecnología medioambiental en la Universidad de Surrey, es miembro del comité científico que asesora al Gobierno, Defra, que es el departamento del ministerio de medio ambiente encabezado por David Miliband.

El profesor dirá en el seminario que la promoción de biocombustibles es muy probable que aumente la emisión de gases de efecto invernadero.

Estos comentarios van encaminados a retar públicamente a Miliband, que ha publicado una estrategia para promover los biocombustibles. Ésto coincide con un aumento en la ira entre los activistas medioambientales sobre las débiles promesas sobre el cambio climático alcanzadas en la cumbre del G8.

Entre la audiencia del seminario se encontrarán Howard Dalton que es el jefe científico de Defra, se espera que hable en defensa de los biocombustibles.

Clift ha dicho “El biodiesel es un fraude total ya que en los trópicos el aumento de la demanda está haciendo que se quemen bosques para dejar espacio al cultivo de la palma aceitera y a cosechas similares.

“Calculamos que la tierra necesitará plantar cosechas de biodiesel durante 70 y 300 años para compensar el CO2 emitido a causa de la destrucción de los bosques”.

Clift también atacará los planes para producir biodiesel obtenido de aceite de colza en el Reino Unido, señalando a una investigación que muestra que las cosechas generan una gran cantidad de óxido nitroso- un GEI mucho más poderoso que el CO2. El ataque llega en el momento que el gobierno aumenta su apoyo a los biocombustibles. El año que viene introducirá una medida que obligará a que un 3% de todo el combustible provenga de fuentes renovables.

En la Unión Europea esto aumentará hasta el 5% para el año 2010, aunque el gobierno Británico intentará que alcance un 10%.

Miliband quiere que el sector agrícola se diversifique hacia los biocombustibles. “Es una parte importante en nuestra visión de un sector agrícola diversificado”, ha dicho recientemente.

La Estrategia del Reino Unido para la Biomasa, publicada el mes pasado, también es crítica con volver las cosechas en combustible, destacando que ésto es el método más ineficiente para usarlos. Dice que la forma más eficiente es quemarlos.

Clift no es el único científico que llama a un segundo pensamiento sobre los biocombustibles. Roger Kemp, asesor del ministerio de transporte sobre el uso de la energía en el transporte, dijo en una conferencia la semana pasada que el uso de biocombustibles no tendrá una incidencia en la reducción de emisiones.

En su intervención en el Comité sobre el cambio climático del Instituto de Ingeniería y Tecnología avisó que el Reino Unido produce 200 millones de toneladas de CO2 al año en el sector del transporte.

Si sigue al ritmo actual esa cantidad será el doble en el año 2045- aunque el gobierno pretende reducir las emisiones del transporte en 90 millones de toneladas para la misma fecha.

“Necesitaremos plantar un área el doble que la superficie de Gran Bretaña para obtener suficiente combustible para reducir nuestras emisiones a la mitad” según dijo el Profesor de ingeniería de la Universidad de Lancaster, Roger Kemp. “Los números simplemente no cuadran”.

Kemp y Clift señalan que el aumento en el interés global en los biocombustibles procede de “una falsa creencia” entre los políticos sobre que debe de haber una solución técnica al cambio climático.

Kemp dijo: “el meollo de la cuestión es asumir que tenemos que preservar la movilidad y la libertad para viajar de la que disfrutamos a cualquier coste”.

“Pero, cuando estudias la ciencia sobre el cambio climático queda bastante claro que no existen soluciones simples” La Humanidad tiene que aceptarlo.”

Un mensaje similar proviene de los activistas medioambientales este pasado fin de semana cuando denunciaron a las naciones industrializadas del G8 por fracasar en tomar medidas para luchar contra el cambio climático.

Tony Juniper, director de Friends of the Earth (Amigos de la Tierra) acusó al G8 de ser poco más que un “Talking shop”,* dijo: “El G8 tiene una tradición de anteponer los intereses a corto plazo a los del medio ambiente y a los de los países en vías de desarrollo, y este año no ha sido ninguna excepción”.

HECHOS DEL COMBUSTIBLE “VERDE”

¿Que son los biocombustibles?

Los biocombustibles provienen de las plantas: El bioetanol de azúcares y almidones. El biodiesel se obtiene principalmente de los aceites de colza y de palma. Son mezclados con combustibles convencionales, un 5% del producto.

¿Cuáles son sus ventajas?

El carbono en los biocombustibles proviene de la atmósfera por lo que cuando se queman, ese carbono simplemente es reemitido por lo que no se produce un aumento.

¿Cuales son las desventajas?

Las cosechas para biocombustibles usan terreno para la cosecha de alimentos y crean presión para la deforestación. La quema de bosques emite a la atmósfera cantidades enormes de CO2.

* “Talking shop”- lugar donde se habla mucho pero no se llega a ningún acuerdo.