Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 07 diciembre 2019 @ 08:44 CET

Carlo Rubbia: No hay que preocuparse por el agotamiento del petróleo

  • Autor:
  • Lecturas 2.678
Artículos La Fundación Focus-Abengoa y F.O. Licht han clausurado recientemente la sexta edición de la Conferencia Mundial sobre Biocarburantes: World Biofuels 2007. Allí se ha rechazado de una manera tajante el debate generado en la actualidad sobre los riesgos de un desarrollo "incontrolado" de los biocarburantes y sus implicaciones sobre la alimentación mundial, ya que a día de hoy éstos representan sólo el 2 por ciento del consumo de gasolinas y diésel de automoción.

Los ponentes invitados por esta fundación, que hace de lobby en favor de los cultivos con destino energético, siempre responden con gratitud a las generosas minutas que reciben. Basta recordar lo que dijo el premio Nobel de Física Carlo Rubbia cuando fue invitado el pasado 19 de marzo al ciclo de conferencias de la III Escuela de Tecnología en Sevilla.

En declaraciones a la Agencia EFE sobre el contenido de su conferencia "Nuevas energías para el futuro", comentó que las reservas de petróleo, gas y uranio se iban a agotar en unos 40 años, pero aseguró que "no hay que preocuparse por el hecho de que se acabe el petróleo" porque las nuevas fuentes podrán producir la energía suficiente para los 10.000 millones de personas que calculó poblarían el planeta hacia 2050.

El físico italiano afirmó que ya existen algunas plantas en laboratorios que en cinco años pasarán de producir 15.000 litros de biocombustible por hectárea al año a 25.000. Y que la biomasa ofrece tantos beneficios que sólo sería necesario destinar el 5% de la superficie cultivable a estas plantas, que además no necesitan suelos demasiado fértiles. Para Rubbia, la capacidad de energía de este tipo de fuentes es tal, que en 2010 la suma de la energía total producida por Brasil, Estados Unidos y Europa mediante energía solar y biomasa será la misma cantidad que la energía nuclear que se produce actualmente en el continente europeo.