Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 09 agosto 2020 @ 04:53 CEST

Sesenta días y el año que viene

  • martes, 29 mayo 2007 @ 16:35 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.188
Artículos Es curiosa la disparidad de opiniones que hay respecto a cómo se puede dar el caso de una escasez energética.

Una respuesta habitual es que el petróleo no se acabará nunca. Esta gente obvia que, lo que la civilización actual demanda no es que no se agote, sino que se pueda obtener cada vez más a lo largo de los años. Y obvia también que hace años que eso no se viene dando al gusto de nuestra civilización: la extracción de petróleo no es capaz de seguir la estela del crecimiento demográfico añadido al crecimiento de consumo per cápita.

Otra respuesta habitual es que el petróleo no se acabará de golpe, en contra de lo que suponen todas y cada una de las graciosas estadísticas oficiales que proponen que el petróleo, a su ritmo de consumo actual, duraría tal o cual cantidad de años, sin otra anotación, lo que da a entender que los estamentos oficiales pretenden hacer creer a la gente que los combustibles fósiles durarían hasta un cierto día y luego… se terminarían de golpe. Prácticamente tienen más razón los primeros: el petróleo no se acabará de golpe… en el planeta. Pero ¿y en la gasolinera de la esquina? ¿Y en la central de la compañía provincial de petróleo? ¿Y las reservas nacionales, de 90 días en el caso de los socios de la IEA como España? ¿Y el constante ir y venir de superpetroleros de punta a punta del globo? ¿Y la estabilidad de las sociedades en los países exportadores? Todos ellos y muchas otras partes imprescindibles de la cadena de distribución energética sí pueden llegar a fallar de un día para otro, o en pocos días o semanas.

Hace unos pocos años, Chip Haynes escribió una corta y divertida historia futurista titulada “Sixty days, next year”. En ella se refleja una de esas situaciones que suponen un fin del petróleo casi inmediato, una de esas situaciones que también cabe tener en cuenta junto a todos los demás posibles escenarios futuros. El tiempo transcurre y su historieta, con el tiempo y las actuales noticias de posibles desabastecimientos de gasolina en USA el próximo verano y de los declives de Arabia, Venezuela y Méjico, adquiere visos de convertirse en realidad.

"Sesenta días y el año que viene" de Chip Haynes, traducido al español.