Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Martes, 29 Noviembre 2022 @ 20:03 CET

Desde Canarias: decrecimiento o salto al vacío

  • Miércoles, 23 Mayo 2007 @ 10:36 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.763
Artículos El weblog Decrecimiento en Canarias, mantenido por Juan Jesús Bermúdez, fundador de Canarias ante la Crisis Energética, publica un interesante y extenso artículo, titulado " Canarias ante el trampolín fáustico. Acercamiento al decrecimiento como alternativa al salto al vacío. Ernest García y el punto de inflexión.".

El artículo parte del trabajo del sociólogo valenciano Ernest García, que se puede encontrar en libros como "El trampolín faústico", "Medio Ambiente y Sociedad. La civilización industrial y los límites del Planeta" y otros trabajos y entrevistas disponibles en línea y que se enlazan desde el texto de Bermúdez. Éste recoge lo que piensa García sobre los límites del crecimiento y las estrategias más adecuadas para reconocer y afrontar la situación.

Creo que es muy interesante reproducir aquí las características que tiene para el autor un modelo de sociedad sostenible, desde el conservacionismo y las relaciones bioeconómicas. (las opone en el texto, de forma brillante, a las visiones de “crecimiento sostenible” y “estado estacionario”). Así, esta visión bioeconómica, tendría claro que tendría que haber un sistema de mayor participación de las energías renovables, aunque reconoce una “incertidumbre de sustitución muy elevada” (en una clara renuncia a las tecnofantasías que tanto se prodigan en nuestros esquemas mentales de crecimiento perpétuo); una apuesta por una tecnología con características de “heterogeneidad cualitativa y, por tanto, pone límites a la sustitución de unos recursos naturales por otros”, frente a la visión convencional y errónea (por físicamente imposible) de que es posible sustituir fácilmente recursos naturales por capital, o recursos no renovables por renovables.
El artículo, además de aludir al caso de Canarias como ejemplo inmejorable de un enclave altamente vulnerable a la crisis energética, hace un repaso muy completo de las perspectivas que ilustran la visión decrecentista, desde la bioeconomía de Georgescu-Roegen, la crítica al desarrollo sostenible, la monetarización de los bienes escasos, el papel de la tecnología, o el pensamiento mágico que parece alimentar las ilusiones fáusticas del dogma económico imperante.