Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Martes, 25 Junio 2024 @ 14:33 CEST

El gobierno necesita un plan para el cenit del petróleo

  • Viernes, 30 Marzo 2007 @ 10:55 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 4.504
Informes El 2006 fue el año del reconocimiento masivo de un cambio climático originado por las actividades humanas, ¿será el 2007 el año en que se reconozca la peligrosa inmediatez del cenit de la extracción mundial de petróleo?

El informe que la United States Government Accountability Office (GAO) ha preparado a petición de los congresistas Roscoe Bartlett (Republicano, Maryland) y Tom Udall (Demócrata, Nuevo México) podría ser el equivalente, por su impacto mediático, al polémico informe del IPCC. Su aparición, en pleno repunte de los precios del petróleo, con los inventarios bajando más de 1mbd, en espera del repunte primaveral de la demanda, y con las llamadas del director de la AIE, Claude Mandil, a que la OPEP produzca más y los países consumidores consuman menos (!), llega en el momento más adecuado.

Con el título de "Crude Oil: Uncertainty about Future Oil Supply Makes It Important to Develop a Strategy for Addressing a Peak and Decline in Oil Production" (fichero PDF, 1,1MB), esta oficina gubernamental estadounidense presenta un importante documento que reconoce algunos hechos significativos, como que el asunto del cenit del petróleo puede ser potencialmente muy importante, y sobre todo, que el gobierno de los EE.UU. debería estar actuando para reducir las incertidumbres que planean sobre la cuestión, y preparándose a pesar de las incertidumbres.

Con todo, el informe no es perfecto, ya que se centra más en el aspecto de las reservas y no tanto en la crucial cuestión de los flujos de extracción, auténtica clave del fenómeno del cenit del petróleo. No obstante, la prensa económica estadounidense, gracias a que Associated Press ha incluido la noticia en su selección, ya se está empezando a hacer eco del informe: MSN, Houston Chronicle, Forbes, Business Week, Nasdaq y el blog de energía de The Wall Street Journal.

Destacamos además una nueva intervención de Matt Simmons en televisión, en la cadena CNBC (las dos más recientes fueron en Bloomberg y la misma CNBC), y donde después de mostrarse esperanzado por los efectos que pueda tener este informe, recuerda a los telespectadores que "la era de los fósiles va de baja" y que "el mejor yacimiento que jamás encontraremos se llama ahorro".

Por su interés, traducimos a continuación algunas de las conclusiones más relevantes de este informe.

  • La mayoría de las estimaciones afirman que la producción de petróleo llegará a su cenit en algún momento entre el presente y el 2040.
  • El momento del cenit del petróleo depende de múltiples e inciertos factores que influenciarán lo rápido que el petróleo restante se use, incluyendo la cantidad de petróleo aún en el subsuelo, cuánto del petróleo que queda pueda producirse finalmente y la demanda futura de petróleo.
  • La cantidad de petróleo que queda en el subsuelo es muy incierta, en parte porque la OPEP controla la mayoría de las reservas estimadas, pero las estimaciones de sus reservas no están auditadas de manera independiente.
  • Hay también una gran incertidumbre sobre la cantidad de petróleo que se producirá finalmente, dada la tecnología, el coste y los desafíos medioambientales.
  • Otras importantes fuentes de incertidumbre sobre la producción de petróleo futura son las potencialmente desfavorables condiciones políticas y de inversión en los países donde el petróleo está localizado.
  • El desarrollo y adopción generalizada de tecnologías alternativas para el transporte tomará tiempo y costará esfuerzo.
  • Bajo estas circunstancias, un cenit inminente y un pronunciado declive de la producción de petróleo podría tener severas consecuencias, incluyendo una recesión mundial. Si el cenit llega más tarde, esas tecnologías tendrán un mayor potencial para mitigar las consecuencias.
  • Los esfuerzos de las agencias federales que pueden reducir las incertidumbres sobre el momento del cenit del petróleo o la mitigación de sus consecuencias están repartidas a lo largo de múltiples agencias y generalmente no están centradas de manera explícita en el cenit del petróleo.
  • De acuerdo con el Departamento de Energía de los EE.UU., no hay una estrategia formal para coordinar y priorizar los esfuerzos federales para tratar con los asuntos del cenit del petróleo, ya sea dentro del Departamento de Energía o entre este y otras agencias importantes.
  • Aunque las consecuencias de un cenit se dejarían sentir de manera global, los Estados Unidos, como el mayor consumidor de petróleo y una de las naciones más fuertemente dependientes del petróleo para el transporte, pueden ser particularmente vulnerables.
  • Por lo tanto, para preparar mejor a los Estados Unidos para el cenit y declive en la producción de petróleo, recomendamos que el Secretario de Energía lidere, en coordinación con otras agencias federales relevantes, establezca una estrategia para el cenit del petróleo.