Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Viernes, 23 Febrero 2024 @ 22:24 CET

Una revisión de los datos de la Agencia para la Información sobre la Energía; Expectativas del año en curso

  • Lunes, 05 Marzo 2007 @ 21:03 CET
  • Autor:
  • Lecturas 3.197
Artículos Traemos a las páginas de Crisis Energética un artículo publicado el 4 de marzo en Energy Bulletin, una revista especializada en temas energéticos, de Phil Hart, miembro de ASPO en Australia, que a su vez ha publicado el mismo en Review of EIA Data for 2006

Phil indica, con los datos preliminares de 2006 en la mano algunas dudas sobre la capacidad de Arabia Saudita de seguir siendo el comodín de la producción mundial de petróleo. Los datos que aporta, indican que se está tirando de líquidos del gas natural y de otros líquidos combustibles de forma muy tensa y forzada. Estos son los que han evitado que la producción mundial de combustibles líquidos en 2006 terminase cayendo.

Aumentan los indicios de que podemos llegar a estar muy cerca del cenit mundial de la producción de petróleo, pero ni los gobiernos del mundo, salvo los denostados gobiernos de Cuba y Venezuela, ni las grandes agencias de la energía parecen estar preocupados. Así que es posible que los equivocados seamos otros. Parece que los datos empiezan a cantar, pero la fe es ciega y sigue habiendo creyentes en las nuevas producciones, que nunca especifican de dónde saldrán de forma concreta. Todo queda al albur de las nuevas tecnologías, el milagro de la subida de los precios que haga que el petróleo vuelva a surgir de economías etéreas que harían “rentables” campos que ahora no lo son y aquí paz y después gloria. Juzguen ustedes.

Por Phil Hart

Ya están disponibles los datos de la EIA a finales de 2006 y he aquí algunas cifras en comparación con 2005:

Petróleo crudo y condensados: 73,5 Mb/d (cae un 0.2)

Líquidos del gas natural (LGNs): 7,9 Mb/d (suben un 0.14)

Otros líquidos: 3,3 Mb/d (suben un 0.08)

Total Líquidos: 84,6 Mb/d (suben un insignificante 0.02)

Mb/d = millones de barriles diarios

kb/d = miles de barriles diarios

Los precios del sector marcaron un nuevo récord y la industria mantuvo el nivel más alto de actividad en 2006. Las agencias de energía emitieron previsiones en las que todos opinaban que la producción subiría. Aún así, la producción de petróleo crudo cayó y la de todos los líquidos se mantuvo plana. Los economistas deberían estar temblando.

En Arabia Saudita, a pesar de poner en producción Harad III en el segundo trimestre con una capacidad de 300 kb/d, la producción anual cayó en 400 kb/d (ver el análisis de detalle en The Oil Drum (comentado por Crisis Energética en portada, bajo el título “La producción de Arabia Saudita descendió un 8% durante 2006” ). El conjunto de campos de Khursaniya, del que se espera añada unos 750 kb/d de petróleo y líquidos del gas natural no se espera que entre en producción hasta finales de 2007. Si llega a ser cierto que la saudita ARAMCO está de hecho bombeando al límite de su capacidad y luchando contra el agotamiento, la producción seguirá cayendo de forma sostenida este año. Esta opinión podrá ser refutada o confirmada si el mundo hace una llamada a la “capacidad extra” de Arabia Saudita en cualquier momento de este año, algo que parece probable. Creo que veremos otra gran caída en Khursaniya en 2007, pero Khursaniya reducirá temporalmente el impacto de los declives en 2008.

Rusia ha sido la que más ha aportado al crecimiento de los suministros de petróleo en 2006, con una producción promedio de 200 kb/d más que en 2005. La producción fue mayor en la segunda mitad del año, con su mayor valor en octubre. Creo que la producción de Rusia alcanzará un promedio similar en 2007, lo que significa que el gran aumento de producción del año pasado puede no repetirse de igual manera.

Otros productores que mejoraron en 2006 fueron Angola, Canadá, Irak, Emiratos Árabes, Brasil, China, Azerbaiján y Libia. La mayoría tienen que crecer de Nuevo en la misma cantidad, para compensar los declives de los demás países. Los proyectos que hay anunciados sugieren que existe la posibilidad de que esto se produzca. Será importante verificar si China puede seguir con su expansion, existiendo evidencias de que ahora tiene que buscarse otros campos para suplir al envejecido campo de Daqing. Otros candidatos a crecer que habrá que observar con cuidado este año son Argelia, Qatar y Venezuela, que cayeron en 2006. Dado el último aumento de la producción de Australia en 2006, la puesta en producción de la plataforma Enfield NW, presumiblemente nuestro promedio para 2007 puede ser también mayor que el año pasado.

En resumen, excluyendo Arabia Saudita y Rusia, algunos proyectos nuevos en aguas profundas, el petróleo no convencional y los líquidos del gas natural, compensando las caídas de todos los demás países, el mundo puede quedarse con una producción plana. El destino de la producción mundial de petróleo recae ahora en estos dos países, que juntos suponen un cuarto de los suministros mundiales de petróleo. Si la producción neta de Arabia Saudita y Rusia sigue cayendo en el primer trimeste de 2007, como me temo que sucederá, entonces el dato de que el cenit de la producción mundial haya sucedido en estos dos últimos años volverá a tomar cuerpo.

Cualquier forma imaginable de posibles cortes del suministro, puede agravar estos hechos, aunque para las naciones consumidoras las cosas parecen sombrías. Especialmente en los EE. UU., donde la economía lucha por recuperarse de los altos precios del petróleo del pasado año y su reflujo sobre el sector inmobiliario. Las naciones productoras de petróleo no tienen esos problemas. Los altos precios del petróleo han creado economías boyantes y sus consumos internos están creciendo de forma sostenida. Eso deja menos petróleo para exportar al resto del mundo. Nuestro insaciable apetito está a punto de sufrir estrecheces.

Phil Hart

Ingeniero de Instalaciones Petrolíferas

ASPO Australia