Bienvenido(a) a Crisis Energética miércoles, 12 mayo 2021 @ 18:37 CEST

El cabildo de la isla de la Palma reconoce el cenit del petróleo y del gas

  • martes, 06 febrero 2007 @ 08:48 CET
  • Autor:
  • Lecturas 5.414
Comunicados El Cabildo de la isla de la Palma, en Canarias, acaba de aprobar el pasado 10 de enero, por unanimidad de todas los representantes políticos en el mismo y en sesión extraordinaria, un documento (fichero PDF, 26,4KB) que creemos de extraordinaria importancia, auspiciado por la Delegación de Planificación Sanidad e Innovación Tecnológica, y que ha sido preparado por una comisión de expertos, entre los que han figurado representantes del propio Cabildo, de la administración en materia energética y de infraestructuras, organizaciones de productores de energías alternativas, empresas del sector eléctrico, expertos del mundo universitario canario, y en la que también ha participado AEREN.

El documento promueve un proyecto global energético para la isla, algo que ya han hecho algunas islas europeas y también alguna otra isla canaria, pero tiene de muy novedoso que por primera vez pone de acuerdo a todas las fuerzas políticas de una administración local en el reconocimiento y estudio de las verdaderas raíces del problema energético, para después hacer una propuesta de solución.

Se acompaña además con un informe (fichero PDF, 999KB), realizado por AEREN, sobre la sostenibilidad y la energía, en el contexto insular de La Palma.

Que sepamos en AEREN, salvo una mención superficial al problema del cenit del petróleo en la administración catalana en el año 2006, este documento reconoce, por primera vez, que la producción petrolera llegará a su cenit mundial de producción en un corto espacio de tiempo para luego declinar irreversiblemente y que a ésta, le seguirá pronto el gas natural; que ello representará un grave problema mundial; que las actuaciones consecuentes exigirán mucho tiempo de antelación a la crisis; que Canarias y La Palma se pueden ver especialmente afectadas por su mayor dependencia del petróleo que otras comunidades españolas; que alternativas fósiles como el carbón o petróleos no convencionales no son viables, sobre todo y la nuclear no es una opción y menos aún para un archipiélago y algunas otras consideraciones de importancia.

Finalmente, el acuerdo del pleno del Cabildo suscribe una serie de ocho importantes propuestas de actuación para la isla, que consideramos revolucionarias y que pueden ser perfectamente de aplicación en ese contexto insular, dadas las características.

Por todo lo anterior, publicamos en nuestras páginas el documento completo aprobado por el Cabildo, con una introducción y explicaciones de detalle sobre el alcance y las oportunidades que se abren en esta privilegiada isla, esperando que sirva de ejemplo para que las administraciones locales, autonómicas, nacionales y muy deseablemente las internacionales, tomen medidas serias y no sólo cosméticas para hacer frente a lo que en AEREN entendemos el mayor reto al que se tendrá que enfrentar la Humanidad desde que ésta tiene conciencia de serlo. En el documento de AEREN, exponemos con algo más de detalle lo que entendemos se debatió en este primer encuentro, que por razones de tiempo, se centró fundamentalmente en los aspectos más importantes del suministro eléctrico y la conveniencia de que en un próximo futuro proviniese totalmente de fuentes renovables.

Solo eso ya es un paso importante, aunque el consumo de energía primaria sea siempre más complejo que el del mero consumo eléctrico, pero dado que la electricidad es la verdadera nervadura de una sociedad moderna, el paso primero para evitar todo colapso energético es procurar que la red eléctrica se mantenga, aunque sea bajo mínimos, en una situación de emergencia prolongada.

Como documento de referencia proponemos y adjuntamos el Plan Energético de Canarias del año 2006 (fichero PDF, 2,4MB), aprobado por el Consejo de gobierno canario y que está sometida estos días a debate para aprobación parlamentaria en el archipiélago, que consideramos la guía oficial por la que quieren regirse las entidades canarias, sin pronunciarnos al respecto sobre su orientación y objetivos.

Es evidente que el transporte, por ejemplo, sea el interinsular o el que aporta bienes a la isla y permite a la isla exportar los suyos con los que comercia, es otro aspecto clave, igualmente dependiente del petróleo y por tanto, requiere una gran urgencia en su tratamiento y solución; en la búsqueda de alternativas que el Grupo de Trabajo apenas pudo esbozar, dado lo limitado del tiempo. En este estudio apenas esbozamos la ingente tarea y la dificultad en la búsqueda de alternativas.

La agricultura es una actividad que a medida que se vayan agotando los recursos fósiles posiblemente tendrá que buscar vías de una mayor sostenibilidad, que pasarán por la diversificación de cultivos, acompasadas con la reducción gradual de monocultivos con vistas a las exportaciones distantes, la búsqueda en esas producciones de alimentos variados que aporten dietas equilibradas a toda la población y una menor dependencia gradual, hasta su total eliminación, de los fertilizantes y pesticidas de síntesis, el aporte orgánico y la reducción del consumo energético en el riego y en el procesamiento, envasado y transporte y distribución de alimentos, que disminuirá si se buscan políticas de producción local para abastecimiento local. Esto, no somos ajenos a ello, choca frontalmente con las políticas comerciales y de gestión actuales, basadas en la competitividad, en la concentración, en las políticas de reducción de costes, mediante el aumento de volúmenes y los criterios industrializadores de la agricultura.

Adjuntamos también a este informe un estudio realizado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Canarias, titulado "Radiografía del sector agrario en la isla de La Palma" (fichero PDF, 159KB), hecho con especial atención a las producciones destinadas al mercado local.

Otro documento que acompaña al informe, como material de referencia, es el "Informe sobre Indicadores de Sostenibilidad para la isla de La Palma"(fichero PDF, 791KB) , realizado en 2003 por el Observatorio Internacional por la Sustentabilidad, que forma la organización ecologista Aire Libre La Palma. Confiamos en que permita a los lectores isleños, canarios, españoles y de cualquier origen, recabar datos para profundizar en los estudios de una sociedad verdaderamente sostenible.

Entre el transporte y la agricultura, la ecuación de una cabaña de animales de tiro para su uso local, que hoy se encuentran extinguidos, tanto en el transporte de mercancías y personas como para usos agrícolas, en razón de su abandono frente a los medios de transporte modernos basados en los motores de combustión interna, daría una estabilidad y un aseguramiento para que una crisis generalizada de suministros energéticos exteriores, no dejase inerme a la isla en cuanto a transportes.

Somos también conscientes de que pedir, por ejemplo, la creación de dicha cabaña animal y su mantenimiento, dentro de un sistema de competencia y de economía de mercado, es algo ilusorio en el momento actual. Sin embargo, en caso de una crisis de suministros energéticos prolongada, los animales de tiro mostrarían su eficacia en una orografía por lo demás bastante adversa para el transporte de bienes agrícolas con medios eléctricos en bastantes zonas, pero también es cierto que una crisis de suministros prolongada puede darse en mucho menos del tiempo que se necesita para criar una cabaña ganadera mínima suficiente.

Sectores como el de la construcción y el del turismo, tan importante para Canarias y para La Palma, pueden verse afectados gravemente en caso de escasez, encarecimiento importante o falta simple de suministro energético. No rehuimos este importante debate, que en caso de crisis, puede golpear a muchas familias de forma considerable. AEREN sí opina que en estos tiempos que se avecinan con el horizonte del cenit del petróleo y el gas a la vuelta de la esquina, seguir con el empeño desarrollista a ultranza, por otra parte natural, por lo que tiene de inercia, no está en el interés de una sociedad que se dice consciente. Sabemos el intenso debate que despierta entre los ecologistas de la zona la actual ampliación del aeropuerto de la isla de La Palma, si duda para aumentar los tráficos de personas y mercancías altamente entrópicos y para fomentar el turismo, acompañado con los planes y proyectos para la creación de más plazas turísticas, campos de golf, etc. De hecho, desde ya opinamos que nos gustaría ver que los fondos que ahora se destinan a desarrollos turísticos o industriales convencionales, se desplazasen más a crear las infraestructuras de sostenibilidad, ahora que hay todavía energía excedentaria para ello.

Teniendo el corazón y el sentido común más en el lado de los ecologistas que del Cabildo de La Palma, no dejamos de considerar, no obstante, que los gobiernos actuales tienen una tarea muy difícil y que no es sólo de ellos la responsabilidad de este cambio, aunque ellos estén a la cabeza de los mismos. Se enfrentan, cuando se trata de parar o modificar el rumbo habitual de las cosas, al business as usual, a empresarios, que suelen ser personas físicas y jurídicas con gran poder adquisitvo y de influencia en sus respectivas áreas, y que no dejan de ser ciudadanos del medio. A veces también se enfrentan a muchos ciudadanos corrientes, que al no ver (o no querer ver o creer) la inmediatez y la gravedad del problema energético, piensan que el turismo de masas y largas distancias, o incluso el turismo selecto y de altura, o la industria intensiva y el comercio a grandes distancias crean empleo, aseguran ganancias y permiten vivir en la sociedad consumista habitual que, hay que confesarlo, es más confortable y cómoda que una sociedad de bajo nivel entrópico, aunque se esté comprometiendo el futuro de la sociedad, si finalmente nos quedamos sin fuentes baratas y abundantes, sin fuentes disponibles de suministro energético de alta intensidad.

El documento, en fin, solo pretende abrir el debate e invita a la sociedad palmera, a la sociedad canaria y a la española y a todos los lectores de Crisis Energética a profundizar en el estudio de la viabilidad y sostenibilidad a largo plazo de una preciosa y pequeña isla que por ser isla, permite ver con más claridad los mecanismos de intercambio de bienes y estudiar de forma más contenida su verdadera naturaleza y posibilidades.

Las interrelaciones de la energía (o su escasez o falta) con el resto de las actividades humanas es, ciertamente, enorme y excede de nuestras posibilidades y tiempos. Por ello, animamos a nuestros lectores a aportar los datos e ideas de todo tipo que consideren convenientes, en la seguridad de que el estudio se irá enriqueciendo con ellas; que las publicaremos todas, cualesquiera que sea su opinión, si se mantiene un mínimo de respeto a los demás y que en un plazo razonable, intentaremos trasladarlas al gobierno del Cabildo, al que agradecemos desde aquí la oportunidad que nos ha brindado al permitirnos formar parte del Grupo de Expertos y al gobierno canario, por intentar contribuir a un mundo mejor y verdaderamente más sostenible.

AEREN, 3 de febrero de 2007.