Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Jueves, 25 Abril 2024 @ 05:40 CEST

Davos: sin alternativas, sin opciones

  • Sábado, 27 Enero 2007 @ 20:20 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.588
Artículos En el diario La Vanguardia de ayer se informa de los contenidos del Fórum Económico Mundial en Davos, Suiza, referentes al debate sobre la energía con el título "Las petroleras reivindican la supremacía del petróleo y rehúyen el debate energético".

Las grandes petroleras, cuyos representantes máximos, Exxon y Shell, hicieron oídos sordos ante las demandas de reducir las emisiones de gases contaminantes, se reafirmaron en su fe en el petróleo como fuente de energía. El presidente de Exxon, Rex W. Tillerson, recordó que su consumo está destinado a aumentar un 50% en el 2030 y que, para aquel entonces, los combustibles fósiles representarán aún un 80% pese al desarrollo de las alternativas.

“No hay alternativas al petróleo. No hay otras opciones”.

Su tesis es que por mucho que algunos sectores modifiquen sus fuentes de aprovisionamiento energético, el crecimiento económico en los países en vías de desarrollo y en particular de Asia seguirá fomentando la demanda de crudo.

Por otro lado, Tillerson opinó sobre el cambio climático descartando que su compañía tuviera que intervenir directamente, pasando la pelota a la industria del automóvil. “Hay que mejorar la eficiencia de los motores, que en los últimos años ha mejorado tan sólo un 1%” (mensaje que señala a Detroit). “De aquí a diez o treinta años las cosas no serán como la gente imagina”, dijo en respuesta a las previsiones más catastróficas sobre el cambio climático. Por su parte, el consejero delegado de Shell, Jeroen van der Veer, dijo que a las petroleras no les corresponde el papel de intervenir sobre las emisiones.“Es tarea de los gobiernos elegir la mezcla energética que consideren más oportuna”. Der Veer sostiene que las energías alternativas no son una apuesta ganadora, porque “lo que funciona es el combustible que es limpio, barato y conveniente, Y el mercado ya ha elegido que lo mejor es la gasolina, que se puede encontrar en todos los sitios – a diferencia del hidrógeno- y que sigue siendo más barata que muchas de las renovables.” Der Veer coincidió en que en los próximos 20 años se consumirá más petróleo y más gas. En cuanto a las alternativas energéticas, sus comentarios fueron tajantes: “Cuando uno no sabe qué cocinar, tiene la tentación de poner muchos ingredientes en la olla. Pero, si la comida al final huele mal, entonces es mejor tirarla a la basura”.

En cuanto a la energía nuclear, el secretario de Energía de EE.UU., Samuel W. Bodman, dijo que en 20 años se prevé un aumento del consumo de energía eléctrica en el mundo del 50%. Para ello, admitió, no ve “más alternativa que la energía atómica”, con la construcción de centrales de tecnologías más avanzadas.

En el debate intervino también el presidente del gigante ruso Gazprom, Alexander Medvedev. “No entiendo por qué todo el mundo parece temer a Gazprom”, exclamó. Medvedev aseguró que la dependencia del Viejo Continente de Gazprom pasará en los próximos años del 26% al 33%. Según él, Europa consumirá cada vez más gas por mucho que intente potenciar recursos de origen más limpio.

El cinismo respecto al cambio climático es digno del análisis de un buen psicoanalista. Las petroleras sólo parecen preocupadas por seguir haciendo sus negocios. Tillerson estimó que Iraq podría producir cinco millones de barriles diarios (ahora poco más de dos), dependiendo de la seguridad sobre el terreno, porque “sus reservas son inmensas y su potencial es enorme”.