Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 21 octubre 2019 @ 10:05 CEST

Centrales nucleares

  • Autor:
  • Lecturas 2.364
Noticias Y va la enésima vez que la central nuclear de Cofrentes sufre parada cardionuclear; me explico:
Por otro lado se registraron cortes eléctrico que dejaron sin servicio a centenares de abonados en Mislata, Almonacid y Albocàsser y abatió varias lonas, un cartel luminoso y un árbol, en menos de una hora en Valencia, donde se registró una espectacular tormenta acompañada de granizo. Además, una perturbación eléctrica en la red de alta tensión provocada por los incrementos de demanda derivó también en una parada no programada de la central nuclear de Cofrentes.
Esto y más lo pueden encontrar en la web de Levante El Mercantil Valenciano. En relación con lo anterior nadie ha dicho esta boca es mía, en especial en la cosa de "perturbación eléctrica en la red de alta tensión provocada, bla, bla, bla..." que en román paladino significa que mi ordenador se fue a cascarla y lo recuperé gracias a un disco duro de repuesto, no así las luces de la cocina.

Sin novedad, señora baronesa...

El resto del artículo: Un temporal de lluvia, viento y nieve paraliza el tráfico y bloquea los puertos.

La A-3, la autovía Mudejar y la pista de Ademuz estuvieron cortadas durante varias horas.

Carreteras cortadas, puertos cerrados, granizo, árboles derribados, pequeñas inundaciones, atascos de tráfico, retrasos en vuelos y trenes, cortes de energía, miles de alumnos sin clase, persona atrapadas... El temporal de invierno que ayer azotó la totalidad de la Comunitat Valenciana estuvo a punto de convertirse en una pesadilla cuando las principales vías de comunicación con la meseta quedaban interrumpidas y en decenas de carreteras secundarias se hacía obligatorio el uso de cadenas. El temporal remitirá hoy.

J. S., Valencia

El invierno se presentó ayer con toda su crudeza en la Comunitat Valenciana, donde se manifestó en forma de espectaculares nevadas, lluvias intensas y vientos que forzaron el cierre de puertos y carreteras y provocaron desvíos y cancelaciones en el aeropuerto de Manises.

Las nevadas se desplazaron de norte a sur dejando a su paso carreteras cortadas y dificultades en la circulación que a media mañana, cuando el temporal era más intenso, amenazaba con bloquear todas las comunicaciones con la meseta.

De madrugada, el temporal obligaba a cerrar el puerto de Ragudo, en la A-23,y el de Torremiró (N-232), ambos en Castelló. Asimismo, la N-420 quedó cortada durante unas horas en Ademuz. También la A-31, entre Almansa y Villena, registraba problemas y contribuía al bloqueo temporal de las comunicaciones con Madrid.

Hacia las diez de la mañana, Tráfico ordenaba cerrar la A-3 entre Chiva y Requena como consecuencia de la nieve acumulada y habilitaba aparcamientos para los vehículos pesados.

Poco ants de las 13 horas el trabajo de las máquinas quitanieves permitía abrir la A-3, aunque apenas 40 minutos después Tráfico se veía obligado a cerrarla de nuevo, esta vez entre El Rebollar (Requena) y Siete Aguas. Tres horas más tarde, la carretera quedaba abierta aunque se recomendaba circular con precaución.

A medio día, el portavoz del Consell, Vicente Rambla, cifraba en 38 las carreteras donde era necesario el uso de cadenas y recordaba que 34 quitanieves estaban trabajando para evitar problemas.

Un niño de 18 meses fue rescatado por los bomberos en la A-3 después de quedar atrapado en el interior de un vehículo mientras su madre intentaba colocar las cadenas. Al parecer, el niño manipuló el mando a distancia y se quedó atrapado obligando a los bomberos a romper una de las lunas.

A las 20,58, la Guardia Civil, con apoyo de bomberos rescataba a unas treinta personas atrapadas en cinco vechículos en la A-35, cerca de Navalón y poco después. a las 21,37, los bomberos sacaban de la pequeña aldea de Otonell, en Cortes de Pallás, a cuatro personas, dos de ellos mayores.

A última hora, la situación quedaba normalizaba en la Comunitat, aunque en muchas carreteras todavía era preciso el uso de cadenas.

El mal estado de muchas carreteras hizo que se suspendiera el transporte escolar y que institutos y colegios cerraran. Cerca de 12.700 alumnos se quedaron sin clases, según la Generalitat.Las comarcas más afectadas fueron ElsPorts, l'Alt Maestrat, el Baix Maestrat, Alto Mijares, l'Alcalatén y Alto Palancia, así como en el Rincón de Ademuz, los Serranos, la Plana de Utiel-Requena y el Valle de Ayora.Además,el temporal cerró al tráfico marítimo los puertos de Valencia, Sagunt y Gandia y dejó amarrada toda la flota pesquera.

El temporal provocó también retrasos medios de una hora en los trenes de larga distancia Alaris y Altaria que unen Valencia y Alicante con Madrid.

Por otro lado se registraron cortes eléctrico que dejaron sin servicio a centenares de abonados en Mislata, Almonacid y Albocàsser y abatió varias lonas, un cartel luminoso y un árbol, en menos de una hora en Valencia, donde se registró una espectacular tormenta acompañada de granizo.

Además, una perturbación eléctrica en la red de alta tensión provocada por los incrementos de demanda derivó también en una parada no programada de la central nuclear de Cofrentes.

Por lo que respecta a la lluvia, a las 20 horas de ayer tarde se llevaban recogidos en apenas 24 horas más de 123 litros en Millares y 101 en Pinet.

En general, las precipitaciones fueron especialmente intensas en todo el área del golfo de Valencia aunque sin impactar directamente sobre la cabecera de los ríos donde se encuentran los grandes embalses.

El pronóstico indica que hoy se mantiene el riesgo de nevadas, aunque circunscrito al sur de la Comunitat, por encima de 600 metros y con tendencia a remitir.