Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 06 julio 2020 @ 20:15 CEST

La energía en el punto de mira.

  • jueves, 26 octubre 2006 @ 10:40 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.601
Artículos Ya podemos prepararnos para un futuro en el que la energía pasará a ser uno de los principales objetos de deseo. Junto con el agua potable.

Después del pelotazo urbanístico-inmobiliario, los beneficios obtenidos se van al sector energético. Tal como hemos visto en el panorama económico, sobretodo en los últimos meses.

Las constructoras y los bancos, grandes beneficiados del expolio burbujil de la vivienda, han tomado ahora posiciones en un sector vital para todos los habitantes: la energía.

A la vista de los nulos escrúpulos mostrados por el capital, a la hora de exprimir la economía de la población general, consiguiendo inmensos beneficios a costa de endeudar a millones de personas hasta límites asfisiantes y por décadas, ¿qué cabe esperar cuando tengan las riendas energéticas?

Según un artículo publicado por El Confidencial, resulta que las energías "no contaminantes"; eólica, solar, biomasa o biogas, están sobresubvencionadas. Al parecer, el gobierno tenía a punto un decreto por el que iba a recortar hasta un 40% dichas subvenciones.

Ahora bien, también resulta que la entrada del capital en las empresas energéticas españolas, las está "protegiendo" de ser fagocitadas por empresas mayores europeas, lo cual no deja de favorecer al gobierno, pues si España se viera desprovista de repente, de empresas energéticas "propias", situación que podría muy bien terminar sucediendo, podría también terminar a expensas de la extorsión energética de empresas extranjeras... Por la especial situación geográfica de España y su economía basada en el ladrillo, el turismo y la pandereta, resulta una presa relativamente fácil para cazadores expertos. Más de cincuenta millones de consumidores, arrinconados en una península, sin recursos propios...

Peligrosa situación. Más cuando no cejamos en el aumento incontrolado del consumo energético.

A pesar de ello, la ceguera estratégica de políticos, junto con banqueros y constructores, que solo buscan su propio beneficio, hace que solo se reconsidere la opción de recortar las subvenciones, para beneficiar a los que han invertido en ellas, precisamente para lucrarse de dichas suvenciones (que todos pagamos de nuestros bolsillos), porque de esta manera protegen los intereses de los propios políticos...

¿No les suena esa canción? Políticos, banqueros, constructoras, inmobiliarias y ahora energéticas... Todos con un objetivo común; poder y dinero.

Ya podemos estar seguros de que semejantes organizaciones van a sacarle buen partido, a la cada vez más proxima Crisis Energética.

Y mientras tanto, la casa sin barrer...
Pese a las subvenciones, lo que está ya fuera de toda duda es que no se cumplirá en 2010 el objetivo establecido en el Plan de Energías Renovables (años 2005-2010) de lograr que el 12,1% de la energía primaria que se consuma en España sea aportada por fuentes alternativas (principalmente de origen eólico).

El Libro Blanco de la Energía dejado en los anaqueles del Ministerio de Industria por los anteriores responsables del departamento dibuja un panorama verdaderamente lamentable en cuanto a cumplimiento de los objetivos de generación eléctrica alternativa. En el caso de la de origen eólico, tan sólo se llegará al 62% de cumplimiento en 2010, pero es que en la solar fotovoltáica únicamente se alcanzará el 25%. Mientras que en la producida por biomasa el porcentaje será un raquítico 11%.

(...)

Particularmente relevante es el caso de la constructora de la familia Entrecanales, que en los últimos años se ha gastado más 1.700 millones de euros (más la asunción de una deuda de 400 millones) en CESA y la navarra EHN, por lo que cualquier modificación legal con carácter retroactivo (como asegura el sector) hubiera sido letal para sus ingresos.

¿Una sola familia se gasta 2.100 millones de euros en generación de energía? Millones éstos, obtenidos básicamente gracias a la especulación urbanística-inmobiliaria. Y ¿el gobierno se lo "agradece" con una subvención supermillonaria, pagada por todos nosotros?

Este mundo no lo entiendo. Así no vamos a ninguna parte. Está claro que como sociedad, somos un desastre... Bueno, para los neoliberales, esto es una bicoca.