Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 22 julio 2019 @ 17:52 CEST

El Bio-diesel amenaza el consumo humano del aceite de palma en Malasia.

  • Autor:
  • Lecturas 9.445
Noticias El incremento del precio del barril de crudo, cuyas causas fundamentales no entiende la mayoría de los políticos y economistas del mundo, pues en sus discursos no existe el termino “cenit del petróleo”, ha provocado la urgente necesidad de irse apartando de los combustibles fósiles y acercarse a las energías renovables. Ahora, ante el apremio de la realidad, se implementan todo tipo de opciones de energía sin considerar sus costos, limitaciones e impacto ambiental. Los bio-combustibles, un tema ampliamente discutido aquí en CE, se promueven como una de las importantes soluciones para sustituir a las gasolinas y diesel en el transporte.

Sin embargo, y ante un panorama tan prometedor del desarrollo de bio-combustibles, el gobierno malasio ha decidido suspender la entrega de permisos para construir nuevas centrales de producción de bio-diesel en aquel país, debido a que las necesidades de aceite de palma de esta industria amenaza el mercado doméstico para consumo humano. La noticia “Malaysia Suspends Biodiesel Effort” del portal de Chron.com, describe un claro ejemplo de los aspectos que se tendrán que resolver antes de implementar de manera masiva el uso de bio-combustibles en el mundo. Por su interés brindamos la traducción del artículo. EL GOBIERNO MALASIO SUSPENDE LAS LICENCIAS PARA PROYECTOS DE PRODUCCIÓN DE BIO-DIESEL.

El gobierno de Malasia ha suspendido el otorgamiento de licencias para nuevos proyectos de centrales de producción de Bio-diesel que utilizan el aceite de palma como materia prima. La medida fue tomada ante la preocupación de que el excesivo número de proyectos redunde en la privatización del mercado alimentario del aceite de palma, que es utilizado tradicionalmente en ese país para cocinar y para la elaboración de jabón y otros productos.

El bio-diesel es utilizado para combustible de automotores como un sustituto mas barato que la gasolina y el diesel. Malasia es el primer productor del mundo de aceite de palma, ingrediente básico para la producción de Bio-diesel.

El gobierno Malasio ha aprobado hasta ahora, 32 proyectos de este tipo y se espera una producción anual combinada de unos 3 millones de toneladas de bio-diesel. Sin embargo, la semana pasada, el anuncio de la suspensión, indicaba que no se entregarán mas licencias hasta en tanto no se realice un estudio del impacto que pueden provocar estos proyectos en el consumo local de aceite de palma, informó el “New Straits Times”.

El diario, hace referencia al Jefe Ejecutivo del “Consejo de la Palma de Aceite de Malasia”, el Sr. Yusof Basiron, quien indicó que el congelamiento de las licencias es debido principalmente a una “oleada” de solicitudes de permisos para nuevos proyectos de producción de Bio-diesel. El gobierno recibió 87 solicitudes tan solo el año pasado, lo que elevo la preocupación de las autoridades en el sentido de que las necesidades de Aceite Crudo de Palma, o CPO, por sus siglas en inglés, de tantas centrales, pueda virtualmente devorarse la producción y los inventarios de aceite de palma para consumo humano y para la industria química de procesamiento de derivados del aceite.

El funcionario indicó además que “debe haber un equilibrio entre las necesidades industriales para el procesamiento de bio-diesel y para las necesidades de alimentación local". El aceite de palma ha sido utilizado tradicionalmente en Malasia para cocinar y en la industria para fabricar jabones, cosméticos y detergentes.

Los altos precios internacionales del petróleo, han elevado el interés durante los pasados dos años, para convertir el aceite de palma en metil éster, sustituto del diesel. La producción anual de aceite de palma en Malasia es de 15 millones de toneladas.