Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 16 diciembre 2019 @ 01:29 CET

Guerra total por el petróleo en Nigeria

  • Autor:
  • Lecturas 5.179
Noticias Traemos a Crisis Energética un artículo publicado el 17 de febrero en la BBC "Nigeria oil 'total war' warning" que muestra el creciente estado de ansiedad en algunos países productores, que puede terminar afectando a corto plazo a los grandes consumidores, hasta ahora los principales beneficiarios de esta explotación. Nigeria posee, según las estadísticas de BP, unos 35.000 millones de barriles de reservas probadas y está exportando unos 2,5 millones de barriles diarios; cerca de 900 millones de barriles anuales. Es, por tanto, un puntal para las necesidades de Occidente y las crecientes demandas asiáticas, que ahora empieza a entrar en ebullición.

Crisis Energética cree que la importancia de la noticia no radica tanto en los enfrentamientos puntuales, ni en la veracidad estricta de los ataques y las presumibles represalias, sino en el hecho de que las disputas por los menguantes recursos petrolíferos hacen aumentar la tensión de forma exponencial precisamente en los países productores. Lo importante en estos confusos incidentes, no es escuchar las declaraciones de un líder o de un representante de multinacional, sino simplemente verificar el estado creciente de tensión.

La responsabilidad por estos hechos, a juicio de Crisis Energética, está más que en los protagonistas directos del enfrentamiento, siempre milicianos o soldados de un ejército que a veces actúa más como una guerrilla que como tal, en los que financian tanto al ejército ahora en el poder, como a la eventual guerrilla que pueda llegar a él. Está más en el estudio de los beneficiarios del petróleo, en concreto de los 2,5 millones de barriles diarios que salen, casi en su totalidad, de ese país, que en los desgraciados que operan unas pequeñas barcazas para contrabandear cantidades miserables de petróleo. No se sabe si a determinadas milicias les preocupa verdaderamente la salud y el bienestar de su pueblo o no.

La falta de informaciones fiables de esa zona, no permite saber si si el ejército o los milicianos ahora en disputa con ellos, están verdaderamente preocupados por un reparto más equitativo de la riqueza. Pero sí se sabe, con certeza, que los que reciben los 2,5 millones de barriles diarios y los que los explotan y comercializan (así como los que puedan estar ejerciendo presión para ponerse en su lugar y ser los “nuevos visires, en lugar del visir”), esos sí que no se preocupan, ni se han preocupado nunca, como lo demuestra la situación de miseria del país más poblado de África, con sus cerca de 130 millones de habitantes.

Se podría intentar inferir que los que quieren echar a las multinacionales, que tienen un amplio registro histórico de absoluta falta de preocupación por el bienestar de los verdaderos propietarios de la riqueza de ese subsuelo, son los grupos que defienden a su pueblo, frente a los ejércitos locales que ya han arreglado sus acuerdos con dichas multinacionales, obviamente a espaldas de su pueblo. Pero esto podría ser excesivamente simple, ya que los grupos insurgentes, podrían estar armados por poderosos grupos externos (y las barcazas de petróleo de contrabando no permiten dotarse de gran cantidad de armamento, con seguridad), que buscan desplazar a los grandes poderes explotadores que hoy dominan la zona.

Lo que es seguro es que a los habitantes de los países productores les esperan tiempos difíciles, más aún que a los que disfrutan todavía de un consumo energético exacerbado. Es seguro que a presión sobre este preciado y menguante combustible fósil va a crecer. Es muy probable que las excusas para actuar y seguir allí se sigan apoyando en fútiles excusas sobre el terror y los grupos terroristas. Hasta aquí los comentarios de Crisis Energética. El resto, la noticia de la BBC, en cursiva.

Un comandante de las milicias nigerianas, en la rica región del delta del Níger ha dicho a la BBC que su grupo está declarando “la guerra total” a todos los grupos petrolíferos extranjeros.

El Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (en inglés Mend), ha dado a las compañías petrolíferas y a sus empleados hasta la medianoche del viernes para dejar la zona.

Recientemente, hicieron explotar dos oleoductos, retuvieron a cuatro trabajadores extranjeros como rehenes y sabotearon dos grandes oleoductos.

El grupo quiere un mayor control de la riqueza petrolera que se produce en su tierra.

La advertencia llegó cuando los milicianos y el ejército intercambiaron fuego, después de que un helicóptero artillado atacó unas barcazas que supuestamente utilizaban los contrabandistas para llevar petróleo robado.

Los corresponsales dicen que los milicianos proporcionan seguridad a los contrabandistas.

Nigeria es el principal exportador africano de petróleo y la quinta fuente más importante de suministro de las importaciones estadounidenses, pero a pesar de su riqueza petrolera, muchos nigerianos viven en una pobreza abyecta.

Objetivos

Es la primera vez que un líder militar del movimiento Mend, el general Godswill Tamuno ha hablao públicamente de los objetivos de su grupo.

No quiso ser entrevistado con grabadoras o que su localización fuese revelada.

Dijo al corresponsal de la BBC, Abdullahj Kaura Abukabar que habían lanzado su campaña, llamada “febrero oscuro”, para asegurarse de que las empresas extranjeras abandonaban (su territorio)

Dijo que ya estaba bien de explotar sus recursos y que deseaba tomar el control del área para conseguir un reparto equitativo de la riqueza.

Nuestro corresponsal dice que el movimiento agrupa a una variedad de grupos locales Ijaw, que habían estado operando antes en el delta.

El grupo disfruta de un considerable apoyo local y es difícil saber quien es exactamente miembro, dijo.

Los líderes de Mend tienden a ocultar su personalidad, dice nuestro reportero y generalmente envían sus declaraciones a los medios por medio del correo electrónico.

Shell, una de las compañías petrolíferas que opera en el delta del Níger, dijo a nuestro reportero que estaban tomando medidas de seguridad con su personal y propiedades, pero no ofrecieron detalles.

Bien armados

El delta del Níger ha sido escenario de una guerra de baja intensidad en los últimos meses y el gobierno ha aumentado su presencia militar en la región.

Después de que el gobierno hiciese una incursión contra las barcazas de petróleo a principios de esta semana, Mend hizo público un comunicado diciendo que el helicóptero artillado había disparado con cohetes y ametralladoras sobre blancos en tierra y acusó a los militares de atacar civiles.

Advirtió que sus luchadores podían abatir helicópteros militares y acusó a Shell de ayudar a las fuerzas de seguridad al permitirles utilizar una pista que operan.

Los militares negaron haber utilizado esta instalación.

Según la agencia de noticias AFP, Shell no ha confirmado o negado que su pista fuese utilizada como base para el ataque.

Se cree que los contrabandistas intercambian petróleo por armas del este de Europa.