Bienvenido(a) a Crisis Energética miércoles, 11 diciembre 2019 @ 19:45 CET

Suecia, un intento loable a análisis

  • Autor:
  • Lecturas 4.322
Artículos Volvemos sobre la noticia que trajo Tetraktis, titulada: "Suecia planea ser la primera economía del mundo libre de petróleo", anunciada poco después de que el presidente estadounidense Bush anunciase a su vez en su último discurso a la nación, que su país iba a reducir drásticamente su dependencia del petróleo.

La disminución o eliminación de esta drogodependencia se ha puesto de moda, después del acoso a los drogodependientes del tabaco. Pero así como para el tabaco se dictan leyes precisas, para el caso del consumo de petróleo todo va quedando en simples anuncios que no llevan detrás ningún contenido visible o analizable. Ofrecemos aquí algunos datos y comentarios sobre Suecia, para abrir un debate que analice lo que los líderes, que anuncian los pomposos planes no quieren analizar en detalle.

Población: 9.000.000 habitantes

Superficie: 450.000 Km2

Densidad de población: 0,2 hab/Ha

Densidad española: 0,86 hab/Ha

Densidad mundial: 0,42 hab/Ha

Consumo energético en millones de toneladas de petróleo equivalente (BP 2004):

Petróleo: 15,3

Gas: 0,7

Carbón: 2,4

Nuclear: 17,3

Hidro 12,7

Total: 48,4 Mtpe

Barriles equivalentes per capita de energía primaria: 39

Barriles de petróleo: 12,5

Fuentes:

Renovable: 26%

Fósil: 38%

Nuclear: 36%

Producción eléctrica en TWh:

Nuclear: 76,7

Hidroeléctrica: 56,1

Otros e importado: 15,2

Crecimiento en consumo energético en 2004: 4,8%

Producción agraria sueca en Tm (Británica 2004. Datos 2000):

Cereales: 6.200.000/ Rendimiento: 5.000 Kg/Ha

Raíces y tubérculos: 1.310.000/ Rendimiento: 37.000 Kg/Ha

Legumbres: 140.000/ Rendimiento: 2.669 Kg/Ha

Frutas: 94.000

Vegetales: 292.000

Total: 8.036.000 Tm

Importaciones en Tm (FAOSTAT 2002)

Cereales: 538.985

Raíces y tubérculos: 63.383

Legumbres: 7.313

Frutas: 219.692

Vegetales: 528.024

Uso de la tierra:

Bosques: 68%

Pastos: 1,4%

Agricultura: 6,8%

Otros: 23,8%

Con estos mimbres, se pueden considerar las siguientes hipótesis de trabajo:

1. Suecia es un país privilegiado en superficie y densidad de población, respecto de la mayoría de los países del mundo. Su situación, por tanto, no es extrapolable a la mayoría de los países restantes del mundo.

2. Suecia consume energía como un país industrial y capitalista y cuando dice que se liberará del petróleo, se tiene que considerar que tiene que liberarse de un consumo actual de 15,3 millones de toneladas del mismo anualmente. No obstante, le quedarían otras 3,1 Mtpe’s de fósiles y 17,3 Tpe’s de nuclear (los 76,7 TWh/año nucleares).

3. El modelo de consumo sueco es capitalista y de crecimiento continuo. Que se sepa, el gobierno no ha formulado más que la intención de eliminar la dependencia del petróleo, no de reducir su consumo, ni de cambiar el modelo económico ni energético. Si se observan los patrones, el año 2004 el consumo de energía primaria creció nada menos que un 4,8%; esto es, unos 2,3 Mtpe’s o el 15% de la energía que consumió en petróleo. Un crecimiento continuado como el de 2004 duplicaría el consumo en 18 años. No obstante, hay que reconocer que Suecia es uno de los países industriales y capitalistas que menos ha aumentado su consumo de energía primaria en las últimas décadas: en 1970 estaba en 40 Mtpe’s; en 1980, en 46 Mtpe’s; en 1990, en 51,2 y en 2004 había bajado a los 48,4 Mtpe’s. Fueron tiempos de mejoras tecnológicas que pueden estar acercándose a las asíntotas; de un pueblo muy educado y desde luego de un importante cambio de mix energético, en el que el consumo de energía de calidad sí aumentó y muy considerablemente, la entrada de la energía nuclear, un lastre para las futuras generaciones.

4. Los recursos más importantes en Suecia son el hidroeléctrico y el de la biomasa, pero de nuevo, no son extrapolables, en absoluto, a la mayoría de los países del mundo. Sin embargo, la hidroelectricidad, apenas tiene un potencial disponible del 55% de su capacidad actual (World Energy Council 1999) , lo que no es mucho, ya que podría añadir a la rica ración energética sueca unos 7 Mtpe’s al año, explotando todas las cuencas posibles o viables. En cuanto a la biomasa, la de los campos de cultivo es más bien magra y Suecia vive hoy (se alimenta hoy) en gran parte de las importaciones de alimentos del exterior, especialmente en lo relativo a frutas y cereales. No se sabe si entre las prioridades del gobierno sueco, que no ha liberado más que un comunicado de prensa, se encuentra la de dejar de depender del transporte internacional (que entendemos seguirá funcionando con petróleo, principalmente) para dar de comer a su pueblo. En cuanto a los bosques, de nuevo son un país privilegiado, de los pocos en el mundo en que más del 50% de su superficie está cubierta por ellos, pero hay que añadir que para verlos, pues los bosques septentrionales, como saben los que tienen un mínimo de conocimientos, son de muy lento crecimiento. Sus rendimientos rara vez exceden el 1% del total de la materia vegetal por año; en muchos casos, en esas latitudes tan al norte, los árboles tardan un siglo en crecer y hacerse adultos. Así pues, no se podría extraer más del 1% anual (bruto) de esa materia. Un rendimiento de 1 Tm/ha y año sería todo un logro, por los siguientes factores:

a) Sería un crimen de lesa naturaleza abrir caminos para poder explotar de forma mecánica toda la producción de la biomasa de esos bosques y contribuiría a acelerar la degradación de sus suelos y capas fértiles.

b) La naturaleza dispersa de esta materia, haría que la recogida mecánica se llevase la mayor parte de la energía que después se podría obtener de ella.

Los 300.000 Km2 (30.000.000 Ha) de bosques de Suecia podrían producir pues, en el mejor y más ideal de los casos, en el que todo un boscoso país fuese “ordeñado” científicamente , unos 30.000.000 de toneladas de materia seca al año (brutas), y exigirían abrir miles de kilómetros de pistas forestales, muchas de ellas, en lugares con pendientes superiores al 15% (muy erosivas). Esto daría, considerando un valor calorífico medio de 1.900 KJ/Kg de materia seca, un factor de entre 3 y 6 barriles de petróleo equivalente por hectárea y año (menos de 1 tonelada de petróleo/Ha/año y en neto, posiblemente, dos tercios de esta cantidad, siendo muy generoso. Esto daría un total EXPLOTANDO TODOS LOS BOSQUES SUECOS AL MÁXIMO de entre el consumo actual de petróleo en Suecia y un 30% más de esa cantidad. Para ello, los suecos deberían acometer uno de los mayores acosos a la naturaleza jamás visto, salvo en las selvas amazónicas, centroafricanas y del sudeste asiático.

CONCLUSIÓN: los suecos quizá puedan hacerlo, si limitan sus consumos de ahora en adelante, si transforman toda su sociedad industrial (nuevas plantas de transformación, procesado, refinado; nuevos sistemas de transporte de la materia prima; nuevas vías, hoy inexistentes, nuevos motores, nueva maquinaria, etc. etc.) con la energía fósil que todavía pueden permitirse importar. Aún así, la impresión que da es que Suecia, intentará dejar de depender del petróleo, pero no renunciará a seguir apropiándose de más recursos naturales que los propios, como hace ahora de forma muy evidente.

El resto del planeta, claramente, no puede permitírselo, bien porque no dispone de esos gigantescos recursos y superficies, o porque no dispone de los medios técnicos y la formación de personal para transformarse, o porque ya dedican su producción agraria y maderera a satisfacer necesidades ajenas y a pagar deudas inacabables.