Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 07 diciembre 2019 @ 13:22 CET

Desaceleración económica en EEUU por precios del petróleo

Artículos El Wall Street Journal analiza los datos a la baja de la economía norteamericana, como consecuencia del alza en los precios del crudo. Sostienen que la situación está \"dejando sin aire\" a la problemática economía imperial, con el agregado de que el márgen de la Reserva Federal para la manipulación de los tipos de interés es cada vez más estrecho. Por su interés, reproducimos el artículo a continuación:
Por Greg Ip y Jon Hilsenrath
The Wall Street Journal

Aparentemente, los elevados precios del crudo están dejando sin aire al pulmón de la economía estadounidense y proyectando una sombra sobre las perspectivas de crecimiento de la economía mundial.

Según un informe gubernamental, las ventas al por menor de marzo fueron débiles, lo que refuerza la evidencia de que la expansión de Estados Unidos ha perdido fuerza al cierre del primer trimestre, un hecho importante porque muchos socios comerciales de EE.UU. en Europa, América Latina y el resto del mundo han dependido del gasto de los consumidores estadounidenses para mantener la salud de sus propias economías.

Los economistas no piensan que EE.UU. esté a punto de caer en una recesión, pero están recortando sus cálculos con respecto al crecimiento económico este año. Perece que ha disminuido la posibilidad de que la Reserva Federal pueda amortiguar el efecto de los elevados costos del petróleo al ceder en su campaña de aumento de las tasas de interés a corto plazo. El riesgo de inflación causado por la carestía del crudo constriñe la flexibilidad de la Fed. De todas formas, el temor a que EE.UU. de desacelere mantendrá por ahora los aumentos de tasas en un cuarto de punto porcentual, en vez de medio punto.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ayer pronosticó que el crecimiento económico mundial se reducirá este año a 4,3%, con respecto al 5,1% del año pasado, y que el crecimiento en EE.UU. caerá de 4,4% a 3,6%. El economista principal del FMI, Raghuram Rajan, advirtió: \"La expansión sigue dependiendo en gran medida en el crecimiento de EE.UU. y Asia\". Agregó que el pronóstico está \"rodeado de riesgos significativos: principalmente tasas de interés elevadas, precios altos y volátiles del crudo\" y desequilibrios comerciales, en especial entre EE.UU. y sus socios comerciales.

El Departamento de Comercio de EE.UU. dijo que las ventas al por menor subieron 0,3% de febrero a marzo, menos de lo esperado por los economistas. Excluyendo la volatilidad de las ventas de gasolina y de autos, las ventas cayeron 0,1%, la primer caída en un año. Junto con los informes del descenso de la confianza de los consumidores, el magro crecimiento del empleo y el aumento de las solicitudes de seguro por desempleo, las noticias acerca de las ventas sugieren que la economía ha perdido fuerza en las ultimas semanas. El déficit comercial de EE.UU. se incrementó a un nivel récord en febrero ya que el endeble crecimiento en el extranjero le puso un nuevo límite a las exportaciones e importaciones de EE.UU, a causa de los precios del crudo.

A raíz de los nuevos datos, los economistas de Merrill Lynch & Co. redujeron sus estimados de crecimiento de EE.UU. para el primer trimestre a un 3,5% anualizado del 4,3% y para el segundo trimestre al 3,2% frente al 3,5%. \"A no ser que veamos una pausa importante en los precios de la energía, vemos pocas posibilidades de que el producto interno bruto recupere el ritmo en la segunda mitad del año\", dijeron.

Edward Hyman, economista jefe de ISI Group, una firma de investigación de Nueva York, predice que el crecimiento en EE.UU. descenderá a una tasa anual del 2% en el segundo semestre. \"Será un descenso perceptible para la gente de negocios promedio\", dijo. Él responsabiliza al petróleo y a las tasas de interés, que afectaron a la economía con un año de retraso. El impacto del petróleo el año pasado se superó mediante recortes impositivos y bajas tasas de interés a corto plazo. Pero el impulso inicial proveniente de las tasas bajas se ha agotado, y la Fed ahora está subiendo las tasas, dijo.

El alza en los precios del petróleo no plantea la misma amenaza de los shocks petroleros anteriores porque está impulsada por el aumento de la demanda, en particular de India y de China, en lugar de por problemas de suministro. Como consecuencia, los precios podrían autocorregirse: Si los altos precios del petróleo debilitan el crecimiento económico, también debilitarán la demanda de petróleo, lo que llevará los precios a un descenso, y ya hay ciertas muestras de que eso está sucediendo. El precio de referencia del crudo West Texas Intermediate cayó por debajo de US$51 ayer de su alza de US$58 la semana pasada, en parte ante las previsiones de que los altos precios están reduciendo el crecimiento de la demanda.

Pero precios del petróleo más altos podrían no ser el único factor que está enfriando el gasto del consumidor. Otro factor sería que durante años el gasto del consumidor ha crecido persistentemente más rápidamente que los ingresos, reduciendo la tasa de ahorro doméstica a cero y aumentando la dependencia de EE.UU. del financiamiento extranjero, la otra cara del gran déficit comercial de EE.UU., lo que tendería a enfriar el crecimiento del consumo en EE.UU.

\"El consumidor estadounidense que con sus compras ha sacado al mundo de la recesión necesita descansar sus pies cansados y ahorrar más\", dijo Rajan del FMI. \"La esperanza es que, mientras que EE.UU. reduce su demanda nacional… aumentan las exportaciones. Para eso, se necesita que aumente el crecimiento en otros lugares del mundo\".

Aún hay pocos indicios de eso. De hecho, el FMI predijo que el crecimiento en los países de la euro zona se situaría en tan sólo el 1,6% este año antes de volver a situarse en el 2,3% el año que viene. Predijo que el crecimiento de Japón se enfriaría incluso de manera más notoria, al 0,8% del 2,6% el año pasado, antes de avanzar al 1,9% en 2006, ya que la débil demanda mundial de productos tecnológicos debilita las exportaciones y la inversión. Los países emergentes asiáticos son el lugar más halagüeño del mundo aparte de EE.UU. El FMI prevé que Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia como grupo crecerá un 5,4%, India un 6,7% y China un 8,5%. También prevé que el Medio Oriente crecerá en un 5%.