Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 13 diciembre 2019 @ 17:56 CET

Greenspan espera que el mercado solucione los problemas energéticos

  • Autor:
  • Lecturas 1.925
Noticias A punto de terminar su trabajo en la Reserva Federal, Alan Greenspan sigue siendo un referente para tomarle el pulso a la economía estadounidense. En un discurso pronunciado ayer martes en la conferencia de la National Petrochemical and Refiners Association en San Antonio, Texas, Greenspan aprovechó para dar un repaso a la situación energética.

Para Greenspan, la situación de los mercados de gas y petróleo durante el último año es “inédita en esta generación”, a causa del crecimiento de la demanda y la “lentitud en agregar capacidad al suministro”. El desenlace a largo plazo, “depende de la respuesta de la demanda a los precios altos”, y sigue confiando en que si los altos precios persisten, “el uso de la energía continuará declinando respecto al PIB”.

La geopolítica del petróleo, y especialmente el hecho de que las principales reservas se hallen en países muy cerrados a la inversión extranjera preocupan a Greenspan, ya que entonces la única alternativa es que esos países reinviertan parte de sus ganancias por el comercio de crudo en asegurar la producción ante la imparable demanda. Estas inversiones significan nuevas tecnologías, en las que el presidente de la Reserva Federal confía plenamente, citando las mejoras en los porcentajes de recuperación. Además, Greenspan piensa que los recursos no convencionales serán cada vez más convencionales”, citando los hidratos de metano, las arenas asfálticas del Canadá, y los procesos de conversión de gas a líquidos. También dedica tiempo a hablar del gas natural en Estados Unidos, cuyo suministro dependerá inexorablemente de las importaciones de gas natural licuado.

Finalmente, Greenspan reconoce que la marcha económica del país está ligada estrechamente al panorama energético, y advierte de que tanto los que gestionan las políticas como los ciudadanos deberán enfrentarse a los problemas que los asuntos de la energía les presentarán, y que esas decisiones se producirán “fuera de los procesos del mercado”, aunque espera que se afronten esas situaciones con medidas que no distorsionen el trabajo de los mercados.