Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 21 mayo 2019 @ 00:51 CEST

El precio del crudo socava el PIB en Alemania, Italia y Japón

  • Autor:
  • Lecturas 3.544
Noticias Las economías de Alemania, Italia y Japón se contrajeron debido a los altos precios del petróleo, reporta The Wall Street Journal:
"En cada uno de estos países, los precios persistentemente altos del crudo chocaron con economías ya frágiles afectadas por la renuencia de los consumidores a gastar. En el último trimestre, el costo del petróleo fue suficiente para llevar a las tres naciones del bajo crecimiento al territorio negativo".
Texto completo:

El crudo socava el PIB en Europa y Asia

Las recientes contracciones económicas en Alemania, Italia y Japón cuestionan el criterio generalizado de que las economías más industrializadas del mundo son capaces de sobreponerse a los altos precios del petróleo y arrojan una sombra sobre su panorama en 2005.

En cada uno de estos países, los precios persistentemente altos del crudo chocaron con economías ya frágiles afectadas por la renuencia de los consumidores a gastar. En el último trimestre, el costo del petróleo fue suficiente para llevar a las tres naciones del bajo crecimiento al territorio negativo.

Aunque el precio del crudo ha caído desde que alcanzó en octubre su máximo de US$55 por barril, sigue muy por encima de sus niveles de años recientes. Al mismo tiempo, es probable que un crecimiento global más bajo que el del año pasado afecte las exportaciones. Esa combinación significa que las economías industrializadas más débiles necesitarán una mejoría significativa en empleo y gasto del consumidor para reanudar su recuperación.

Estados Unidos superó el año pasado en gran medida el alza de los precios del crudo debido a que su economía tuvo mucho mayor impulso que cualquiera de la zona euro o de Japón. El Producto Interno Bruto real de EE.UU. creció un 4,4% en 2004.

Para Alemania e Italia, el alza en los precios del petróleo desde comienzos del año pasado llevó en el cuarto trimestre a un mayor gasto en las importaciones de crudo, equivalentes a cerca del 0,4% del PIB, según estadísticas nacionales y de la Agencia Internacional de Energía (AIE), con sede en París.

La debilidad en el gasto de los consumidores y la inversión empresarial significó que los dos países no pudieron mantener el crecimiento. “Alemania e Italia están esperando desesperadamente la llegada de la primavera porque reducirá la necesidad de combustible de calefacción”, dijo Julian Callow, economista jefe de Barclays Capital en Londres.

Japón es una de las economías más eficientes del mundo en el uso de energía, pero al estar su crecimiento casi en cero, los precios del petróleo más altos probablemente significaron la diferencia entre crecimiento y contracción en el segundo semestre de 2004, dicen economistas. La cuenta por importaciones de petróleo de Japón creció en US$6.990 millones en 2004 frente al año anterior, según estadísticas de comercio del Ministerio de Finanzas de ese país, lo que equivale al 0,15% del PIB de Japón en 2003.

Usualmente esa clase de impacto no sería significativo en cuanto a crecimiento y contracción. Pero Japón sufrió otros problemas. Las exportaciones crecieron más despacio que en el pasado reciente, mientras que los altos precios del petróleo elevaron los costos de las importaciones de Japón. Esto significó que las exportaciones netas (la diferencia entre las exportaciones y las importaciones de bienes y servicios) restó 0,2 puntos porcentuales del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre.

El miércoles pasado, Japón anunció que el PIB cayó en términos ajustados por inflación en 0,1% en el período de octubre a diciembre, en comparación con el trimestre anterior. Cifras revisadas de los períodos de julio a septiembre y de abril a junio mostraron contracción. Los gastos relacionados con petróleo también absorbieron más de los ingresos disponibles de los consumidores. En Alemania, donde cifras preliminares muestran que la economía se contrajo en un 0,2% en el cuarto trimestre, la oficina de estadísticas dijo que las ventas minoristas en diciembre cayeron 2,7% frente al año anterior.

En Italia, que sufrió una caída del 0,3% en el PIB del cuarto trimestre, los precios de la energía y el alza del euro se combinaron con una inflación relativamente alta para afectar la competitividad de las empresas italianas, como se ve en el pobre desempeño de las exportaciones.