Bienvenido(a) a Crisis Energética, Anonymous Domingo, 21 Abril 2024 @ 19:54 CEST

China, India, el mercado energético del futuro y el cenit petrolero

Artículos Presentamos el artículo \"China e India dibujan un nuevo mapa energético\", traducción de un texto publicado ayer en el Wall Street Journal, donde se hace referencia a los esfuerzos de países como China e India por procurarse acuerdos energéticos en cuantos mercados estén a su alcance. El artículo, aunque no menciona el cenit del petróleo específicamente, afirma que \"las grandes petroleras occidentales, que ya sienten subir la presión conforme escasean los yacimientos de gas y petróleo fáciles de explotar, tienen nuevos rivales.\" Rivales que, como explica el artículo, \"podrán aceptar duras condiciones comerciales capaces de ahuyentar a sus rivales occidentales, que deben responder ante sus exigentes accionistas\". China e India dibujan un nuevo mapa energético
January 9, 2005 6:57 p.m.
WALL STREET JOURNAL

Los acuerdos de sus petroleras estatales en pos de suministro podrían definir el mercado mundial

Por Andrew Browne, en Hong Kong, Bhushan Bahree, en Nueva York, Patrick Barta, en Bangkok, y John Larkin, en Bombay
The Wall Street Journal

Gracias a India y China, el mundo del petróleo podría no volver a ser el mismo.

Al igual que el rápido crecimiento, los grandes mercados y la influencia política de Occidente generaron gigantes energéticos como Exxon Mobil Corp. y Royal Dutch/Shell Group en el siglo XX, varios acuerdos de energía establecidos o propuestos en los que participan estas emergentes potencias económicas indican que la misma dinámica podría estar ocurriendo en Asia en el siglo XXI.

India y China tienen que importar cada vez mayores cantidades de petróleo y gas natural para impulsar el avance de sus economías de miles de millones de personas. Ambas han ordenado a sus energéticas estatales que busquen en todo el mundo los limitados activos disponibles.

El viernes, India firmó un acuerdo de 25 años para importar gas natural licuado de la estatal National Iranian Gas Export Corp. a partir de 2009. También acordó desarrollar tres campos petrolíferos en Irán, el segundo mayor exportador de la OPEP después de Arabia Saudita. La estatal india Oil & Natural Gas Corp. dijo que estudia hacerse con una participación en Yuganskneftegaz, la filial clave de producción de petróleo de la atribulada gigante petrolera rusa OAO Yukos. Hace sólo unas semanas, Rusia dijo que ofrecería una participación minoritaria en el mismo activo a China.

Al mismo tiempo, las noticias de que la tercera compañía de petróleo y gas natural de China, China National Offshore Oil Corp., podría estar interesada en comprar Unocal Corp., la novena petrolera estadounidense en términos de reservas, ofreció la prueba más patente de las ambiciones mundiales chinas.

Y China y Canadá podrían estar listas este mes para firmar un acuerdo general sobre inversión china en recursos petroleros canadienses, incluyendo los yacimientos petrolíferas en la provincia de Alberta, aunque los detalles aún son muy vagos.

\"Durante los próximos 10 años, las compañías petroleras chinas e indias se convertirán en actores importantes en la industria petrolera mundial\", dice Daniel Yergin, historiador del petróleo y presidente de Cambridge Energy Research Associates. \"Refleja la realidad del crecimiento económico y el alcance de China e India en el mundo del mercado petrolero\".

El resultado: las grandes petroleras occidentales, que ya sienten subir la presión conforme escasean los yacimientos de gas y petróleo fáciles de explotar, tienen nuevos rivales. Los expertos en energía dicen que sus competidoras asiáticas aprovecharán cada vez más el peso político y financiero de sus gobiernos para cerrar acuerdos, a menudo en países ricos en petróleo, como Sudán, que en Occidente se ven como demasiado peligrosos o políticamente turbios. Las petroleras estatales indias y chinas podrán aceptar duras condiciones comerciales capaces de ahuyentar a sus rivales occidentales, que deben responder ante sus exigentes accionistas. También estarán más dispuestas a asumir riesgos y pérdidas por la perforación de posibles yacimientos improductivos.

No se vislumbra una Exxon Mobil china en un futuro cercano. Las compañías indias y chinas carecen de la tecnología y experiencia que ofrecen sus rivales occidentales. Algunos analistas cuestionan la justificación comercial del interés que China tiene en Unocal, y sería una difícil absorción para China National Offshore Oil. Políticamente podría ser imposible para China comprar una de las mayores firmas de EE.UU., incluso asumiendo que estuviera a la venta.

Tampoco el creciente poder económico de China e India garantiza la creación de gigantes energéticos tan poderosos como Exxon Mobil o BP PLC. Japón, la primera potencia económica de Asia, intentó crear un gigante nacional petrolero en los años 70 y los 80, pero fracasó.

Pero el planteamiento con Unocal indica que China podría haber aprendido de los errores de Japón. Mientras que Japón invirtió fuertemente en exploración, China se centra más en adquirir activos existentes que ya tienen producción.