Bienvenido(a) a Crisis Energética domingo, 22 octubre 2017 @ 11:46 CEST

Arabia Saudita: aumentaremos la producción en un 37%

  • Autor:
  • Lecturas 2.297
Noticias En declaraciones realizadas durante la conferencia Oil, Economic Change and the Business Sector in the Middle East, llevada a cabo esta semana en Londres, Ali al-Naimi, ministro de energía de Arabia Saudita, afirmó que su país tiene planes para aumentar la producción de petróleo en un 37%. al-Naimi, según publica The Independent, piensa que el mercado petrolífero está en equilibrio, con el suministro un poco por delante de la demanda. El ministro no reveló el precio que la OPEP querría para el barril, aunque advirtió que en los precios actuales incluían un recargo de entre 10 y 15$ a causa de la inestabilidad en Oriente Medio. Actualización: por su interés, ofrecemos el artículo traducido: Los Sauditas aumentarán la producción un 37 % para calmar los temores sobre el Petróleo

Philip Thornton, Corresponsal de Economía

30 de noviembre de 2004

El actual estallido de precio de petróleo es "considerablemente" diferente de las subidas de precios de los años 1970 de razones políticas, dijo ayer en Londres el ministro de energía de Arabia Saudí.

En comentarios tranquilizadores ante los temores de que se repita una recesión por el petróleo, Ali Al-Naimi reveló los proyectos de aumentar la capacidad de producción Saudita en torno al 37 por ciento. Él minimizó la preocupación de que la OPEP, el cártel de los productores en el que los Sauditas predominan, recorten la producción el próximo mes, argumentando que el mercado del petróleo estaba "en equilibrio".

Sin embargo confesó que el precio del crudo, que se elevó cerca de 50 dólares el barril ayer, incluye "un recargo del miedo" de entre 10 y 15 dólares que refleja las preocupaciones por el terrorismo global y la inestabilidad en Oriente Medio.

En un apunte del discurso en la conferencia del petróleo en la Casa Chatham, el Sr. Naimi dijo que la subida de precios de 1973-74 fue provocado por el embargo de la OPEP a los aliados de Israel en la Guerra de Octubre, mientras que en 1979-80 la sacudida fue provocada por la Revolución iraní. "La diferencia es significativa," dijo él. "Lo que vemos hoy es una situación totalmente diferente. Esta es una situación provocada por la demanda. Todos y cada uno fuimos sorprendidos por la sacudida de la demanda en el 2004".

Él dijo que había pocos signos de una ralentización en mercados claves como China y los esfuerzos por enfriar la marcha de su economía no afectarían probablemente a los sectores básicos del petróleo.

Él rehusó revelar lo que la OPEP haría en su reunión del 10 de diciembre. Los países como Irán, han estado insistiendo en un recorte de cuotas de producción. Pero el Sr. Naimi dijo: "el mercado está hoy en equilibrio. Pienso que el suministro está muy poco por delante de la demanda, y los inventarios se restituyen cómodamente". Julian Lee, un analista del Centro de Estudios de Energía Globales, dijo: "pienso que es significativo que Arabia Saudí se oponga todavía a la otra postura [La Iraní]. Las reservas crecen, pero la pregunta es si se crecen lo suficiente. Si tenemos un invierno frío los EE.UU. barrerán el mundo buscando petróleo de calefacción para importarlo y esto hará subir el precio".

Sr. Naimi confesó que los productos como el petróleo de calefacción estaban escasos de oferta, pero dijeron que esto sería corregido a tiempo.

Él rehusó por dos veces a especificar el precio de crudo que quiere conseguir. "Es el precio con el cual los consumidores, los inversionistas y los productores estarán contentos," dijo, añadiendo que los inversionistas y los productores verían probablemente como justo un abanico de precios de 30 a 34 dólares el barril. La OPEP apunta a una variedad de precios de 22 a 28 dólares.

El Sr. Lee dijo que la decisión del Sr. Naimi de no apoyar el rango de la OPEP era un signo claro de que el cártel plantea llegar hasta una cifra de aproximadamente 30 dólares el barril pronto.

El Sr. Naimi dijo que Arabia Saudí tenía preparados proyectos para aumentar la capacidad productiva de 11 millones de barriles por día hasta 12.5 millones. "Esto demuestra nuestro deseo ... por mantener una capacidad razonable de repuesto, nunca menor de 1.5 millones de barriles," dijo al auditorio de economistas, políticos y periodistas. Sus comentarios vinieron cuando los precios del petróleo subieron bruscamente después de que un escape de gas en una plataforma de petróleo del Mar del Norte en Noruega interrumpiera la producción de crudo “London-Brent” que subió más de 1 dólar hasta los 45.75 dólares.