Bienvenido(a) a Crisis Energética lunes, 09 diciembre 2019 @ 22:08 CET

Venezuela no puede

  • Autor:
  • Lecturas 2.924
Artículos A continuación reproducimos un artículo aparecido en La Vanguardia sobre la impotencia de Venezuela para seguir al nivel de los otros miembros de la OPEP: Venezuela, incapaz de asumir el compromiso de la OPEP para frenar el alza del petróleo. El tercer productor de crudo del cartel es el único país con una producción en retroceso.

Venezuela, tercer exportador mundial de crudo, no puede cumplir el requerimiento de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de aumentar su producción en 500.000 barriles diarios. De hecho, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ni siquiera completa los 2,7 millones asignados antes.

La falta de inversión, los repetidos accidentes y el mal estado de las instalaciones impiden aumentar la producción.

La compañía asegura que produce 3,1 millones de barriles diarios, pero los analistas cifran esta cantidad 2,5 y 2,6 millones.

JOAQUIM IBARZ - 08/08/2004
Enviado especial

Caracas. – El diario El Universal de Caracas señalaba anteayer que “como un barco sin timón, Pdvsa navega desde hace tiempo a la deriva. Y no se trata de un efecto del paro que en diciembre del 2002 derrumbó la producción petrolera, sino de la convergencia de múltiples deficiencias que se arrastran desde hace años y que ahora lucen su peor faz”. Luis Pacheco, ex director de planificación de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), señala que ésta exagera las cifras de extracción petrolera para mantener su peso político en la OPEP y la opacidad de la empresa provoca que el mercado mundial no le tenga confianza como proveedor petrolero.Hay gran diferencia entre las cifras de las fuentes estatales y las de organismos de la talla de la Agencia Internacional de Energía, la Energy Information Administration de E.UU. y la propia OPEP: alrededor de 600.000 barriles diarios.

Venezuela no puede aumentar el medio millón de barriles que le concedió la OPEP, debido a la falta de inversiones, el mal mantenimiento de las instalaciones y los repetidos accidentes. La compañía, por su parte, sólo admite que no se ha recuperado de la huelga que en el 2002 paralizó gran parte de la producción.

Con el fin de frenar el alza del precio del crudo, que supera récords históricos, la OPEP decidió en junio aumentar la producción global en 2 mb/d hasta alcanzar los 25,5 millones de barriles diarios, y otro millón a partir de agosto. Pero los precios no dejan de subir, en parte porque Venezuela no cumple con su cuota. El presidente Chávez se opuso a que la OPEP aumentara la producción. Ante la incapacidad de Pdvsa de incrementar la extracción, Venezuela busca subir los precios. Sin embargo, su influencia en el cartel petrolero decae por su postura anti EE.UU. y porque se sospecha que manipula las cifras de producción. Pdvsa asegura que extrae 3,1 millones de barriles al día, pero según David Voght, analista de IPD Latino América, la cifra real está entre 2,5 y 2,6 millones de barriles.

Voght subraya que para alcanzar la cuota fijada por la OPEP, la compañía no sólo debería aumentar la producción en 500.000 barriles diarios sino también suplir el fuerte declive natural en la producción de sus campos petroleros. Venezuela es el único miembro de la OPEP que registra pérdidas en la producción de crudo. Luis Giusti, ex presidente ejecutivo de Pdvsa, destituido por Chávez en 1999, dice que la capacidad de la empresa cayó a poco más de 2,5 millones de barriles, cuando hace tres años producía 3,7 millones y estaba en camino de superar los 4 millones.

El despido por Chávez de unos 20.000 empleados de Pdvsa con alta especialización por participar en la huelga general –la mayor sanción conocida en la historia laboral de América Latina– contribuyó a que la empresa no recuperara la producción y a que se multiplicara la siniestralidad, por falta de especialistas. La carencia de inversiones merma el crecimiento de la empresa y es probable que el declive de la misma se acelere a menos que se inyecten más fondos y no se ahuyente al capital extranjero. Pdvsa necesita más inversiones para compensar el agotamiento de campos petroleros que, en algún caso, se abrieron en 1914. Según el ex ministro Alirio Parra, su capacidad de producción cae un 25% anual, cinco veces más que el 5% que se registra en Oriente Medio. Pese a todo, Venezuela sigue siendo el tercer mayor productor de la OPEP, tras Arabia Saudita e Irán.

Chávez limitó los fondos para reinversión, obligando a Pdvsa a restringir el mantenimiento de los pozos y la exploración de nuevos yacimientos. Ahora, la empresa busca 10.000 millones de dólares en créditos del exterior para financiar el plan de inversión a cinco años. Técnicos despedidos calculan que Pdvsa necesita invertir 4.000 millones de dólares anuales para estabilizar la producción, pero nadie sabe cuánto se ha invertido en los últimos años y Chávez destina gran parte de los ingresos del crudo a programas populistas para ganar el referéndo del día 15 y seguir en el poder.