Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 09 abril 2020 @ 04:29 CEST

Se vislumbra la crisis mundial del petróleo

  • jueves, 22 abril 2004 @ 16:23 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 6.077
Artículos

La revista Jane’s ha publicado un extracto sobre la crisis del petróleo. Siendo una noticia importante, hay que fijarse también en los comentarios y la forma de hacerlos de la famosa revista norteamericana. Dice así:
Se vislumbra la crisis mundial del petróleo

(Traducción y comentarios de Pedro Prieto)

La industria petrolífera ha sido presa de un escándalo desde que Royal Dutch/Shell ha rebajado dos veces este año sus reservas probadas de petróleo, en un 20%, o cerca de 4.000 millones de barriles. Shell puede no ser la única.

Otras empresas e incluso gobiernos han exagerado las estimaciones sobre el petróleo que poseen, lo que es un factor vital para medir su salud económica. Si la sobrevaloración se termina generalizando, tendría un enorme impacto en Oriente Medio, cuyo peso económico depende casi totalmente del petróleo y el gas natural.

Geólogos y analistas han venido diciendo, desde hace algún tiempo, que las estimaciones de las reservas pueden haber sido peligrosamente exageradas. Si se considera que los precios del petróleo se encuentran en la actualidad alrededor de los 37 US$ por barril, que es el precio más alto de los últimos 15 años, los precios del petróleo estadounidenses en niveles récord y a ello se añaden los ataques terroristas y la disminución de los suministros, se obtiene la receta para la inflación con una disminución de la actividad económica. El interrogante de las reservas se convierte así en un factor mucho más importante.

A principios de este mes, The New York Times informó, mediante documentos internos y otros datos, que Shell había sobreestimado sus reservas probadas en Omán hasta en un 40%. Pero eso parece que se había hecho porque todo el mundo esperaba que se pudiese acceder a más depósitos que en el pasado, con las nuevas técnicas de perforación y ello justificaba aumentar las estimaciones de las reservas.

Las estimaciones en Omán se basaban en las valoraciones que hizo en mayo de 2000 un alto directivo de Shell que posteriormente fue despedido. Era uno de varios directivos de los que se dijo sabían que sus estimaciones no eran realistas y sin embargo, no hicieron nada al respecto.

Si esta exageración se confirma, las estimaciones del petróleo recuperable tendrán que reducirse. Esto son malas noticias para Omán, que dice tener 5.400 millones de barriles y es muy dependiente de las exportaciones de petróleo y gas natural, pero también son malas noticias para el mundo en general.

A medida que los recursos naturales mundiales se agotan y el calentamiento global modifica el medio ambiente, se tiene que intensificar y se seguirá intensificando la presión para que haya un acceso irrestricto a las mismas. Unas cuatro quintas partes de las reservas mundiales de petróleo conocidas se encuentran en regiones políticamente inestables o disputadas.

Comentarios de Crisis Energética:

Toca el tema ya conocido en Crisis Energética, de las sobrevaloraciones de Shell y deja entrever, como cuenta el chiste, que todo el mundo "ha podido hacerse pis en la piscina", pero no da más detalles, ni cita las gigantescas sobrevaloraciones de los miembros de la OPEP a mediados de los años 80.

Después, indica que este hecho, sumado a los altos precios del petróleo (que no dice en absoluto sean precisamente la consecuencia de la escasez), los "ataques terroristas" (obviando que primero han sido las invasiones previas de EE.UU. a los países del golfo, como Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos y ahora Irak, las que los han podido fomentar) y la disminución de los suministros (que tampoco se atreve a vincular a ningún cenit de la producción mundial del petróleo ), la receta para la temida "stagflación"; es decir, la inflación y el decrecimiento económico simultáneo.

Una visión muy proocidental, sin lugar a dudas, y muy economicista (la conclusión es que lo malo es la "stagflación", no el agotamiento de las reservas) que ofrece una de cal sobre la realidad de las reservas, pero mezclada con cinco de arena.

Finalmente, como guinda, señala que las 4/5 partes, esto es, el 80% del petróleo que queda, se encuentra "en regiones políticamente inestables o en disputa", como si los EE.UU. y los países occidentales en general, no hubiesen sido el factor fundamentalmente causante de dicha "inestabilidad" y de dichas "disputas" con su avidez por el petróleo y sus acciones militares en la zona. Formas de contar las noticias.