Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 09 diciembre 2021 @ 02:30 CET

Revelaciones de una analista del Pentágono

  • martes, 24 febrero 2004 @ 20:54 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.865
Artículos Interesante entrevista en LA Weekly con la coronel Karen Kwiatkowski, que tras 20 años de servicio como analista ha decidido retirarse y denunciar públicamente el secuestro del Pentágono por parte de los neoconservadores Cheney y Rumsfeld. En la entrevista, ofrece una explicación acerca de los verdaderos motivos de la guerra de Irak, fragmento que traducimos a continuación. Los neoconservadores se jactan de tener una visión global, una perspectiva estratégica a largo plazo. Y había tres razones por las cuales los EEUU necesitaban derrocar a Saddam, colocar un gobierno amigo y ocupar Irak.

Una de esas razones es que las sanciones y la contención estaban funcionando y todos lo sabían. Muchas compañías de todo el mundo se estaban preparando para hacer negocios con Irak anticipando un levantamiento de las sanciones. Pero los EEUU y el Reino Unido habían estado bombardeando el norte y el sur de Irak desde 1991. Por lo tanto era muy difícil que estuviésemos en una situación de ganar contratos importantes en un Irak post-sanciones. Y esas sanciones iban a ser levantadas pronto, Saddam estaría aún en el poder y nosotros no obtendríamos ningún beneficio económico.

La segunda razón tiene que ver con nuestra postura acerca de las bases militares en la región. Nuestras relaciones con Arabia Saudita han sido muy insatisfactorias, particularmente las restricciones para nuestras bases. Y también había insatisfacción en el pueblo de Arabia Saudita. Así que estábamos buscando lugares estratégicos alternativos, más allá de Kuwait, más allá de Qatar, para asegurar algo que habíamos estado buscando desde los días de Carter, asegurar las líneas de comunicación energética en la región. (...)

La última razón es la conversión que hizo Saddam Hussein en el programa Petróleo Por Alimentos, del dólar al euro. Él hizo esto, por cierto, mucho antes del 11S, en Noviembre de 2000, vendiendo su petróleo en euros. Las ventas de crudo permitidas en aquel programa no eran muy cuantiosas, pero cuando las sanciones se levantasen las ventas del país con las segundas reservas de petróleo del planeta se harían en euros.

El dólar esta en un periodo delicado porque ahora somos una nación deudora. Nuestra moneda es aún popular, pero no está respaldada como antes. Si el petróleo, una muy sólida mercancía, es comerciado en euros, eso podría causar unos cambios masivos, casi glaciales, de confianza en el comercio con dólares. Así que una de las primeras órdenes ejecutivas que Bush firmó en Mayo de 2003 fue que el comercio de petróleo en Irak volviese al dólar.