Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, 29 enero 2015 @ 01:10 CET

Desde el infierno de Fukushima

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, 30 marzo 2011 @ 08:30 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.170
Artículos

The Wall Street Journal publica hoy en su web unos emails cruzados entre dos trabajadores de TEPCO: uno en Tokyo, el otro en el corazón de la central de Fukushima.

El testimonio es estremecedor.

Redacción CE: El diario La Vanguardia publica también la noticia, y traduce algunas de las comunicaciones entre estos dos empleados de TEPCO:

En el siguiente correo, el trabajador de Fukushima relata las siniestras condiciones de trabajo suyas y de sus compañeros: “Llevamos trabajando en los trabajos de reparación desde que ocurrió el terremoto (…) La ciudad en la que vivo, Namie-machi, fue arrasada por el tsunami. Mis padres fueron arrastrados por el tsunami y aún no sé dónde están (…) Estoy encadenado en un trabajo extremadamente duro bajo estas condiciones mentales. ¡No puedo más!”.
Actualización: añadimos una mejor traducción al texto presentado por La Vanguardia.

Trabajador TEPCO Fukushima (1r email): "Sólo quería que la gente entienda que hay muchas personas luchando, en difíciles circunstancias en las plantas nucleares. Eso es todo lo que quiero. Llorar es inútil. Si estamos en el infierno ahora todo lo que puede hacerse es trepar hacia el cielo. Por favor, ten cuidado con la fuerza oculta de la energía nuclear. Me aseguraré de que nos recuperaremos."

Trabajador TEPCO Tokio: "(Lo que escribes) es lo que yo había imaginado. Pero sin palabras para describirlo, solo puedo estar abrumado por las lagrimas. Como habitante de Tokio que disfruta de la electricidad, no hay tiempo que perder en lagrimas. (…) Siento una frustrante rabia de todo lo que el país apunta a Tepco. Sospecho que los ejecutivos de Tepco sienten lo mismo. Pero aquí todo el mundo es respetuoso y baja la cabeza para rezar por los que se enfrentan con la peor parte, luchando en el frente rodeado de enemigos. Aunque yo no estoy en condiciones de decir una cosa así, te ruego que continúes allí."

Trabajador TEPCO Fukushima (2nd email): "Llevamos trabajando en las obras de restauración sin dormir o descansar después del terremoto. Han pasado alrededor de dos semanas desde el terremoto, y las cosas han mejorado en 1F (Nota - posible referencia al reactor N º 1). Esperemos que los esfuerzos de enfriamiento sigan su curso. Como sabes, la mayoría de los trabajadores de 1F y 2F (Nota - posible referencia al reactor N º 2) son residentes locales y por tanto también víctimas del terremoto. Hay muchos trabajadores cuyas casas fueron arrasadas.

Wikileaks - Shell infiltrada en el gobierno nigeriano

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 28 marzo 2011 @ 19:14 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 856
Artículos

Ben Amunwa, de PLATFROM ha sido entrevistado en la BBC World Service acerca de las revelaciones de Wikileaks sobre la infiltración de Shell en el gobierno nigeriano. En un cable diplomático de US pinchado, el ejecutivo de Shell Ann Pickard habla acerca de cómo Shell "tiene acceso a todo" y está involucrado en "todos los ministerios relevantes", exponiendo el control colonial de Shell sobre el petróleo de Nigeria. Es claro que Shell ha explotado largamente la turbulencia política en Nigeria para su propia ventaja.

Extraido de: remembersarowiwa.podomatic.com.

Siglo XXI: Un mito que muere

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • viernes, 25 marzo 2011 @ 09:25 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.922
Artículos

El autor del blog Enfoque Digital publica un artículo en el periódico en español La Oferta de San José, California, una reflexión sobre cómo creíamos que iba a ser el siglo XXI visto por la ciencia, cultura popular y el cine, y como está siendo realmente:

Son los principios de los años 70. Hemos llegado a la luna el año anterior. El optimismo es general. Tras la luna vendrá Marte, y tras Marte, el Universo. Nos imaginamos el siglo XXI con hombres que viven en el espacio, noticias que llegan de otros planetas, y robots por todas artes. Estamos ya en el siglo XXI y no hay ni rastro de estas predicciones. El Universo sigue grande e inalcanzable. No hemos pisado Marte. De hecho, no se ha vuelto a la luna.
El artículo habla de las creencias que teníamos sobre la carrera espacial, el hambre, la energía, la psicología, la igualdad social,etc. y como ninguna parece haberse cumplido. En partícular, sobre la energía:
En este nuevo siglo veríamos coches eléctricos que volarían por los aires. Venceríamos las fuerzas de la gravedad. Sacaríamos energía metiendo unas mondas de patatas en un reactor de fusión casero. Pero aún tenemos coches a gasolina. No se han descubierto nuevas fuentes de energía, y cada vez hay menos yacimientos de petróleo. La fusión sigue tan lejos como ha estado siempre, y la fisión tras Chernobil, y ahora Fukushima, da más miedo que esperanza.
Las enfermedades
El siglo XXI nos traería una existencia libre de enfermedades. Venceríamos el cáncer y estaríamos a un paso de la inmortalidad. Pero el cáncer sigue ahí, junto con las enfermedades del corazón y la diabetes. No hemos logrado curarlas, y los avances son bien pequeños. El SIDA, también parece muy lejos de erradicarse. El siglo XXI libre de enfermedades parece inalcanzable.
El hambre
El siglo XXI sería el siglo de la derrota definitiva del hambre, y con él la de Malthus. Pero las recientes crisis de comida, y los problemas de la nueva agricultura, en forma de polución, pérdida de biodiversidad y desertificación, parecen indicar que será el hambre quien nos derrote al final. El mar se muere por exceso de sobrepesca, los corales sufren por aumento global de temperaturas, y la acidificación del océano se cierne como una nueva amenaza.
Para concluir con su veredicto sobre el siglo XXI
El siglo XXI ha empezado igual, o peor que el XX. Tenemos hambre, injusticia, guerras, terremotos, tsunamis, radiación nuclear... y un mundo con cinco mil millones más de personas. pero menos bosques, peces, glaciares, y más carreteras, vertederos, manchas de petróleo y desiertos. El siglo XXI es un desastre sin excusas, y la previsión es que va a peor.
El autor, sugiere, no obstante, que la revolución radica en cambiar la forma de pensar sobre nosotros mismos y nuestro "progreso"
Pero no obstante, en la mente colectiva no hemos logrado erradicar el mito del siglo XX: Que el hombre todo lo puede, que todo mejora, que las épocas de sangre, sudor y lágrimas, de esfuerzo y tener poco, quedaron superadas para siempre.

Si algo es la semilla de una revolución que nos desvíe de donde estamos y a donde vamos, es cambiar la mentalidad y reconocer que el futuro del hombre no es la ciencia ficción del siglo pasado, sino más bien la visión catastrofista de finales del XIX. Necesitamos grandes dosis de humildad y volver a mirar el mundo con asombro y con respeto si queremos salir de ésta.

¿Créeis que existe aún el mito del siglo XX y que es un callejón sin salida, como la foto del artículo original parece sugerir?

Innecesaria ruleta nuclear

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
Artículos Carta publicada por El Pais hoy: "La innecesaria ruleta nuclear" publicada":
No hacen falta tremendas catástrofes naturales para desencadenar un desastre nuclear como el de Fukushima. Así, en 2006 un incendio casi hizo perder el control de un reactor en Ringhals (Suecia). También unos incendios cerraron la central nuclear de Vandellòs I (Tarragona) en 1989 y otro en 2008 paró durante tres meses Vandellòs II. Un error humano o un atentado serían también suficientes. Esta ruleta nuclear que se multiplica por el número de reactores y almacenes de residuos es innecesaria porque existen alternativas, además menos costosas. Ante todo, un plan de ahorro energético contundente podría, sin afectar al confort, evitar antes de 2016 más de la mitad de la producción nuclear actual. El otro pilar serán las renovables, que generan ya el 35% de la electricidad y crean hasta siete veces más empleo que otras energías. Además, la capacidad eléctrica es suficiente para exportar a Francia y permitiría cerrar ya la central nuclear de Garoña. Frente al beneficio a corto plazo del lobby nuclear, el interés general y de las generaciones futuras debe apostar por un modelo eléctrico seguro y sostenible.

Y en en una versión mas larga aparecida en El Diario de Noticias de Navarra:

La innecesaria ruleta nuclear; Por el ahorro de energía y una apuesta por las renovables Con la catástrofe de Fukushima, la tecnología nuclear ha dejado claro su verdadero y elevado peligro para la población (la radioactividad afecta al ADN de las personas y sus herederos por varias generaciones), el medio natural y la economía. No hacen falta grandes catástrofes naturales para iniciar un fatal efecto dominó de consecuencias incalculables. Así, en 2006 un simple incendio casi hizo perder el control del reactor n° 3 de Ringhals (Suecia). También el fuego obligó a cerrar la central nuclear Vandellós I (Tarragona) en 1989 y otro en 2008 paró tres meses Vandellós II.

Un error humano, de los propios empleados o del personal subcontratado, o un atentado, sería suficiente para desencadenar un accidente nuclear serio.

Al final, este riesgo sistémico que se multiplica por el número de reactores y almacenes de residuos que hay en un país se convierte en una verdadera ruleta nuclear innecesaria porque hoy en día existen alternativas que son, además, menos costosas.

Primero y ante todo, un nuevo plan de ahorro energético con medidas contundentes podría, sin afectar al confort, reducir el 12% del consumo de electricidad antes 2016 (objetivo europeo de España), y así evitar más de la mitad de la producción nuclear actual. El otro pilar será las renovables que generan ya 35% de la electricidad y crean hasta siete veces más empleo que otros sectores energéticos.

Además, la capacidad eléctrica es suficiente, incluso para exportar incluido a Francia, como en 2010, y permitiría cerrar ya Santa María de Garoña, la central nuclear la más antigua y similar al reactor n° 1 de Fukushima.

Frente al beneficio a corto plazo del lobby nuclear, el interés general y de las generaciones futuras apremia para apostar con firmeza por un modelo eléctrico seguro y sostenible.

El efecto mariposa

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, 22 marzo 2011 @ 17:40 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.697
Artículos El Efecto Mariposa, o como la trascendencia de la interrelación causa-efecto se da en todos los eventos de la vida. Un pequeño cambio puede generar grandes resultados o poéticamente: "el aleteo de una mariposa en Londres puede desatar una tormenta en Hong Kong".

Nos gusta creer, que los gobiernos de los estados y la tecnología nos proporcionán una seguridad completa en nuestra vida, hasta ahora esto ha sido así, quien tenga uso de razón, no ha visto otra cosa que como crecía  esta seguridad en los últimos años, pero nada está tan lejos de la realidad, esto ha ocurrido, en parte y solo para unos privilegiados porque ha existido un tremendo aporte de energía extra que han contrarrestado las leyes implacables de la física, la conocida como el 2º principio de la termodinámica, la entropía, una pequeña pérdida de control, un evento inesperado y todo puede deja de funcionar, el caos hace su aparición.

Mientras más complejo es un sistema más susceptible es de fallar, mientras más recursos (siempre energía) necesite, más vulnerable es, sobretodo si no tenemos seguridad en tener suministro constante y creciente. Si a esto le añadimos la variable humana podemos asegurar que la forma de vida actual es un verdadero milagro y aunque Murphy existe, el 'Ángel de la guarda' está claro que también, pero debe estar cansado, ya casi no da abasto.

Hemos 'descubierto' la globalización, que maravilla, cuantos beneficios, pero que frágil es, cualquiera de nosotros habría pensado con respecto al terremoto y tsunami de Japón que sólo sus productos serían los afectados por éste desastre, pero no, resulta que cualquier microchip, de un coche, una lavadora, un ordenador, un teléfono móvil..., puede no llegar a tiempo y falta una pieza del puzzle, y las cadenas de producción se detienen y claro es que cualquier cadena es tan fuerte como el mas débil de sus eslabones y hay tantos, y además son desconocidos hasta que fallan. Donde están los maravillosos Power Points de los ejecutivos engominados que vendían las maravillas de este nuevo sistema, deben tener un plan 'B' y explicárselo a los trabajadores de estas fabricas, al taller que espera el recambio, al pequeño fabricante de la industria auxiliar que si ha fabricado su trocito y quiere entregarlo y cobrar..., porque queremos salir de la crisis mas grave de los ultimos tiempos y mientras salimos al menos sobrevivir.

Esperemos que seamos capaces de aprender de lo que nos está pasando en estos últimos años, los limites existen, las leyes naturales también y no las podemos ignorar por mucho más tiempo, ellas, esas leyes, nos lo van a recordar aplicándose de la única forma que saben hacerlo: a ciega e inmutable rajatabla.

De la necesidad, una oportunidad; Por un plan de ahorro de energía serio

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
Artículos

En la última década, España ha desbocado su consumo de energía, en particular de electricidad (más del 34%), un caso sin precedente en la UE. Cerca del 75% de las viviendas consumen más del doble de la energía necesaria. Este alto gasto, combinado con la subida del precio del petróleo, afecta de manera crónica a la competitividad de las empresas y al poder económico de los hogares. Sólo un plan serio de ahorro energético tendría la virtud de reducir en el tiempo esta dependencia. No hace falta producir más energía, ni mucho menos nuclear que, además, resulta peligrosa y cara. El nuevo plan debería contemplar medidas contundentes como los cursos de eco-conducción (15% de media de ahorro de carburante) para lograr un modelo productivo más eficiente y sostenible. Además, la eficiencia energética y renovable generan empleo de calidad y así, de una debilidad inicial, nace una nueva oportunidad.

Emmanuel Bergasse, Navarra.

Carta publicada en el blog del Público el 21.03.2011.

La primera victima: LA INFORMACIÓN

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • jueves, 17 marzo 2011 @ 05:48 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.087
Artículos

Extraordinaria entrevista publicada por La Vanguardia en estado de esquizofrenia pura. Editoriales, aún!, pro nucleares y entrevistas que helarían la sangre al mismo Rutherford...

En cualquier caso, magnífico testimonio de Yuli Andreyev, ex-vicedirector del "Spetsatom" (organismo soviético de lucha contra accidentes nucleares).
En ausencia de información, debemos manejar hipótesis. Yo tengo cuatro. Primera, si se enfría el reactor: entonces la radiación cesaría pronto. Segunda, si no se logra enfriar debidamente el reactor y sigue como hasta ahora: entonces las emisiones, aunque no sean muy potentes, seguirán durante semanas. Tercera, si se funde el combustible nuclear y daña la carcasa del reactor: se producirían emisiones en serie, lo cual es bastante grave pero no sería lo peor. Eso nos lleva a la Cuarta, y más catastrófica, es decir, si el combustible se precipita hasta el fondo y adquiere masa critica: entonces se iniciaría una reacción en cadena incontrolada, es decir una explosión. En ese caso la contaminación sería muy grave. Desde este punto de vista, el peor reactor es el tercero, porque emplea MOX, combustible de uranio más plutonio, que Francia está usando experimentalmente en dos centrales nucleares de Japón.

La crisis nuclear que se viene

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • jueves, 17 marzo 2011 @ 00:05 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.858
Artículos Los acontecimientos que se registran en tres plantas nucleares de Japón tras una serie de terremotos y un devastador tsunami, causarán un efecto muy importante sobre toda la industria nuclear del mundo. Aun es muy temprano para saber si el debate que se abrirá no conducirá a un nuevo ostracismo por otros veinte años, como ocurrió después de Chernobyl.

Esta vez no fue el hombre -como en Chernobyl- realizando un experimento prohibido el detonante de los escapes de radiación a la atmósfera, sino la naturaleza geológica de la tierra la que arrasó con instalaciones tanto antiguas (como la unidad 1 de 40 años) como las más modernas.

Más de 200.000 personas debieron ser evacuadas y se despejó un área de 20 kilómetros a la redonda de las plantas afectadas. En los 30 kilómetros siguientes los habitantes tienen prohibido salir de sus casas, utilizar aparatos de acondicionamiento ni abrir ventanas exteriores. En la propia empresa propietaria de las centrales nucleares consideran muy probable la fusión del núcleo de los reactores más comprometidos.
Aunque el "renacimiento" de la energía atómica no tenía la vitalidad que se previó inicialmente, estos sucesos terminarán posiblemente por paralizar muchas decisiones y obligarán a varias naciones a realizar evaluaciones de la situación en que se encuentran sus instalaciones.

La energía nuclear proporcionada por los 436 reactores que hay en funcionamiento en el mundo es el 15% de la energía eléctrica generada. Según los datos de la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA), hay otros 47 reactores en construcción en el mundo, de los que 27 se encuentran en Asia.
Los accidentes nucleares -que rogamos se controlen rápido- liberan peligrosas sustancias radiactivas en la atmósfera y con el pánico consecuente, dejan una impronta en la opinión pública que ningún gobierno puede soslayar. La crisis para la industria nuclear puede ser más extendida que la que aconteció después de Chernobyl.

Fukushima: errores de diseño y de prevención de riesgos

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, 15 marzo 2011 @ 19:17 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.758
Artículos

El blog de Xavier Ribas está dedicado a los aspectos jurídicos de las tecnologías de la información, pero a propósito del accidente nuclear de la central de Fukushima Daiichi en Japón, escribe este interesante artículo, donde se pregunta acerca de los posibles errores de diseño y de prevención de riesgos ocurridos en esta instalación, gravemente afectada por un terremoto y posterior tsunami

En un diseño de defensa en profundidad como el de Fukushima, las amenazas superaron una sucesión de bastiones y líneas de defensa que parecían insuperables en su conjunto:

  1. La seguridad de la central de Fukushima fue diseñada para aguantar un terremoto de una potencia 8,2 y el terremoto fue de 8,9.
  2. Ante el terremoto, se produjo la parada de emergencia de los reactores y las turbinas dejaron de producir electricidad.
  3. El circuito de refigeración dejó de recibir suministro eléctrico.
  4. Se pusieron en marcha los generadores diésel externos.
  5. Entonces vino el tsunami y averió los generadores externos.
  6. La última línea de defensa eran las baterías, que funcionaron ocho horas antes de agotarse.
  7. Entonces se recurrió a los generadores móviles, cuyos conectores no coincidían con los de las bombas de refrigeración.
  8. Cuando se consiguió recuperar el circuito de refrigeración, había pasado un tiempo precioso.
Continúa leyendo "Infraestructuras críticas y prevención de riesgos - Aprendiendo de Fukushima".

Terremoto, tsunami y accidentes nucleares en Japón: consecuencias económicas, ambientales y humanas.

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 14 marzo 2011 @ 16:22 CET
  • Autor:
  • Lecturas 4.207
Artículos

El periodista Josep Cabayol y yo, junto al también periodista Frederic Pahisa, hacemos cada lunes un programa de radio que se emite desde Radio L'Hospitalet: Futurs.

El programa de hoy estará dedicado a la crisis nuclear japonesa causada por el terremoto y posterior tsunami, y contará con la presencia de Marcel Coderch, autor del libro "El Espejismo Nuclear" junto a Núria Almirón, y secretario de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos (AEREN).

Esta mañana Josep Cabayol y yo hemos escrito un breve artículo a dos manos que creemos puede servir como una buena introducción al debate y que presentamos a continuación (una versión en catalán del artículo puede leerse en la web de Futurs).

Terremoto, tsunami y accidentes nucleares en Japón: consecuencias económicas, ambientales y humanas.

Los accidentes nucleares en Japón nos plantean una pregunta inicial: ¿tenemos derecho a poner en peligro el futuro, el porvenir de nuestros descendientes, desarrollando una tecnología potencialmente tan peligrosa y de forma permanente?

Es cierto que el ejercicio de las libertades comporta riesgos y que se han de asumir. No obstante, nos tenemos que preguntar dónde está situado este límite. Entendemos que la frontera la debemos poner en el punto dónde las decisiones tienen consecuencias irreversibles y que por lo tanto afectarán sí o sí a las generaciones venideras. La acción de los humanos sobre el medio ambiente – cambio climático de origen antrópico – es uno de los límites que estamos a punto de traspasar y dónde en caso de hacerlo, la marcha atrás por ahora se desconoce. La deuda ecológica que la economía basada en el consumo dejará para los que vendrán, seria otro. Los residuos nucleares fruto de la explotación de la energía atómica y sobre todo las huellas nucleares irreversibles dejadas por los accidentes, serían un ejemplo evidente del abuso ecológico que la economía basada en el consumo practica contra los habitantes del planeta.

¿Qué ha pasado en Japón?

El escenario predecible era un terremoto de mayor magnitud que los experimentados en la zona hasta el momento, de grado 7,9 en la escala de Richter. Pero aunque la central estuviera diseñada para soportar un terremoto de esta magnitud, no se preparó de manera adecuada para soportar un tsunami provocado por el terremoto. De hecho, fue la fuerza del tsunami la que inutilizó los 13 generadores diesel de emergencia que debían suministrar electricidad a la central en caso de fallo eléctrico.

Por lo tanto, se puede concluir que la seguridad de la central, teniendo en cuenta los antecedentes conocidos y esperables, pese a su “baja probabilidad”, era insuficiente.

Algo semejante sucedió con los efectos del huracán de categoría 5 Katrina en Nueva Orleans, los diques de contención que protegían la ciudad sólo estaban preparados para soportar un huracán de categoría 4.

Se deduce, por lo tanto, que no suele ser rentable adecuar la seguridad para que resista las consecuencias de sucesos que se consideran de baja probabilidad. Ahora, un terremoto de 9 grados en la escala de Richter en Japón o un huracán de categoría 5 en el Golfo de México no son acontecimientos de baja probabilidad. Son historia.


Novedades

NOTICIAS desde 24 horas

No hay noticias nuevas

COMENTARIOS desde 2 días

No hay comentarios nuevos

SEGUIMIENTOS desde 2 días

Sin comentarios de seguimiento

ENLACES desde 2 semanas

No hay enlaces recientes

Funciones del(a) usuario(a)

Identificación

Usuarios conectados

Usuarios invitados: 26

Foros

Orden: Nuevo Visitas Mensajes
Últimos 10 Mensajes al Foro
Sondeos Petroliferos en España
 Por:  juan arias
 En:  28/01/2015 23:27
 Visitas 1781 Respuestas 27
Gas
 Por:  Sir Torpedo
 En:  28/01/2015 15:21
 Visitas 33784 Respuestas 212
Precio del crudo
 Por:  jaimeguada
 En:  26/01/2015 15:46
 Visitas 439236 Respuestas 2224
El cambio climático
 Por:  juan arias
 En:  26/01/2015 13:59
 Visitas 153267 Respuestas 1276
USO DE ENERGIAS RENOVABLES
 Por:  juan arias
 En:  25/01/2015 20:39
 Visitas 1405 Respuestas 13
Arabia Saudí
 Por:  jacmp
 En:  25/01/2015 13:15
 Visitas 19058 Respuestas 84
Previsiones
 Por:  juan arias
 En:  24/01/2015 18:00
 Visitas 18225 Respuestas 88
FRACKING
 Por:  juan arias
 En:  24/01/2015 13:57
 Visitas 6274 Respuestas 71
El encarecimiento de energia basica
 Por:  juan arias
 En:  23/01/2015 10:55
 Visitas 47761 Respuestas 326
Noticias EÓLICA.
 Por:  juan arias
 En:  22/01/2015 13:31
 Visitas 217121 Respuestas 1793

AEREN

AEREN
Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, hazte socio y/o colabora:
(Cuenta bancaria: Caixa de Catalunya 2013 – 0803 – 48 – 0200372605)

Sobre Crisis Energética

Crisis Energética pretende ser un espacio de debate y comunicación sobre recursos energéticos y su papel en relación a asuntos tan trascendentes como la demografía, el desarrollo, la economía y la ecología. En especial, Crisis Energética se ocupa del problema de la disminución de los recursos combustibles fósiles, y por ello colabora en la traducción y distribución en español de la newsletter de la ASPO (Association for the Study of Peak Oil)