Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, julio 24 2014 @ 21:20 CEST

Los altos precios del petróleo amenazan la frágil recuperación económica

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, enero 18 2011 @ 21:21 CET
  • Autor:
  • Lecturas 3.660
Artículos

Un clásico de esta página, nuevas declaraciones de Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía, esta vez en el Financial Times:

“Los precios del petróleo están entrando en una zona peligrosa para la economía global,” afirmó Fatih Birol, el economista jefe de la AIE. “La factura de las importaciones de petróleo se está convirtiendo en una amenaza para la recuperación económica. Esto es un aviso para los países consumidores de petróleo y para los productores de petróleo.”

Y es que todo suena de nuevo a 2008, aunque esta vez, desde Europa, con un euro menos fuerte frente al dólar, y con una economía tambaleante dependiendo de poder endeudarse lo más barato posible. Recuerda también a la interpretación que en su día hizo uno de los fundadores de ASPO, el geólogo irlandés Colin Campbell, sobre cómo evolucionaría la economía bajo el influjo del cenit del petróleo. Campbell estimaba que los altos precios del petróleo dañarían la economía, lo que produciría una caída de la demanda y desinversión en capacidad de producción futura, hasta que la economía se recuperase, lo que llevaría de nuevo a un repunte de los precios. En cada ciclo sucesivo, la recuperación económica sería menor, y las caídas del consumo menores. Campbell también predecía en 2005 la actual crisis financiera, interpretando que era la escasez energética (o al menos la escasez de recursos energéticos con un alto retorno de la inversión) la que hacía cada vez más difícil promover el crecimiento económico necesario para pagar las deudas en las que se basa el sistema económico global.

Dos años después, las perspectivas indican una vuelta al pasado, con la diferencia de que no se ha materializado nada importante del esperanzador New Green Deal (una recuperación de inspiración keynesiana y sostenibilista), seguimos endeudados hasta las cejas, y encima los que menos culpa tienen están cargando con el peso de las medidas de frugalidad económica que nos han recetado para esta época de vacas flacas.

Por su interés, he traducido el artículo de Financial Times, aunque sea para que conste en acta.

El fin del crecimiento

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • viernes, enero 14 2011 @ 18:44 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.979
Artículos

Richard Heinberg, uno de los más importantes divulgadores de la problemática del cenit del petróleo y de los desafíos de la sostenibilidad medioambiental y miembro del Post Carbon Institute, escribe "El fin del crecimiento". Se trata de una traducción de Horacio Drago de un fragmento del próximo libro de Heinberg, que posiblemente lleve el mismo título que este artículo.

La afirmación central de este libro es tan simple como sorprendente: El crecimiento económico tal como lo hemos conocido ha terminado.

El “crecimiento” así como se ha venido llamando, consiste en la expansión permanente de la economía global, con cada vez más personas atendidas, más dinero cambiando de manos, y mayores cantidades de energía y bienes materiales fluyendo a través de ellas.

La crisis económica que comenzó en 2007-2008 fue tan previsible como inevitable, y marca una ruptura permanente con respecto a las décadas anteriores, período durante el cual la mayoría de los economistas adoptó la visión irreal de que el crecimiento económico perpetuo es necesario, deseable, y además perfectamente posible de mantenerse en el tiempo. Pero en la actualidad ya han aparecido barreras infranqueables a dicha expansión económica, y estamos colisionando con dichas barreras.

Esto no quiere decir que los EE.UU. o el mundo entero nunca más verán otro trimestre o año de crecimiento respecto al trimestre o año anterior. Sin embargo, los golpes se hacen secuenciales y encadenados unos con otros, y la tendencia general de la economía (medida en términos de producción y consumo de bienes reales) estará al mismo nivel o en descenso, pero no en ascenso a partir de ahora.

Tampoco será imposible para cualquier región, nación o empresa continuar creciendo por un tiempo. En un análisis final, sin embargo, este crecimiento será conseguido a expensas de otras regiones, naciones o empresas. A partir de ahora, sólo un crecimiento relativo es posible: La economía mundial está jugando un juego de suma cero, con un premio cada vez más chico a repartirse entre los ganadores.

El resto del artículo se puede leer en Energy Bulletin.

Paul Krugman: vivimos en un mundo finito

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, enero 10 2011 @ 13:38 CET
  • Autor:
  • Lecturas 4.049
Artículos

Paul Krugman, profesor de la Universidad de Princeton y premio Nobel de Economía 2008, escribe en The New York Times:

El mundo finito

El barril de petróleo vuelve a estar por encima de los 90 dólares. El cobre y el algodón han alcanzado máximos históricos y, en general, los precios de las materias primas mundiales han aumentado un 25% en los últimos seis meses.

Entonces, ¿qué significa este repentino aumento? ¿Se ha desbocado la especulación? ¿Es consecuencia de la creación excesiva de dinero o es el anuncio de una inflación desenfrenada a la vuelta de la esquina? No y no.

Lo que nos están diciendo los mercados de materias primas es que vivimos en un mundo finito, en el que el rápido crecimiento de las economías emergentes está ejerciendo presión sobre las limitadas reservas de materias primas, lo que hace aumentar sus precios. Y EE UU, en buena medida, no es más que un espectador en esta historia.

Algunos antecedentes: la última vez que los precios del petróleo y de otras materias primas estuvieron tan altos, hace dos años y medio, muchos analistas atribuyeron el repunte de los precios a una anomalía causada por los especuladores. Y la caída en picado de los precios de las materias primas en la segunda mitad de 2008 pareció darles la razón.

Pero ese desplome de los precios coincidió con una grave recesión mundial que condujo a un drástico descenso de la demanda de materias primas. La prueba más importante llegaría cuando se recuperara la economía mundial. ¿Volverían las materias primas a ser caras otra vez?

Bien, en EE UU sigue pareciendo que estamos en una recesión. Pero, gracias al crecimiento en los países en desarrollo, la producción industrial mundial ha superado recientemente su pico anterior y, en efecto, los precios de las materias primas están aumentando nuevamente. Esto no significa necesariamente que la especulación no haya desempeñado algún papel en 2007 y 2008. Tampoco deberíamos descartar la idea de que la especulación esté desempeñando algún papel en los precios actuales; por ejemplo, ¿quién es el misterioso inversor que ha comprado la mayor parte de las reservas de cobre mundiales? Pero el hecho de que la recuperación económica mundial también haya provocado la recuperación de los precios de las materias primas indica claramente que las recientes fluctuaciones de los precios reflejan principalmente unos factores fundamentales.

¿Qué pasaría si los precios de las materias primas fueran un presagio de la inflación? Muchos analistas de la derecha han estado vaticinando durante años que la Reserva Federal, al imprimir una gran cantidad de dinero -realmente no está haciendo eso, pero se le acusa de hacerlo-, nos está llevando a una grave inflación. La estanflación se aproxima, declaraba el congresista Paul Ryan en febrero de 2009; Glenn Beck lleva avisando de una hiperinflación inminente desde 2008.

Ganadores y perdedores de la subida de la luz

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, enero 05 2011 @ 15:12 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.052
Artículos

Ladislao Martínez López, miembro del Consejo Asesor de la revista política VIENTO SUR, escribe el artículo "La subida de la electricidad":

Resumiendo anticipadamente esta subida estratosférica se debe a varias causas: un irracional mercado mayorista que permite a las grandes compañías, incluso en periodos de crisis, conseguir beneficios espectaculares (aunque difíciles de materializar, como después explicaremos), la subida de los precios internacionales del gas natural que determina el precio de dicho mercado, unos apoyos al consumo de carbón nacional más caro que el importado, una subasta de futuros (Subasta CESUR que fija el precio de la tarifa de último recurso) manifiestamente inflacionista y una legislación de impulso a las energías renovables pésimamente diseñada que ha dado pie a un desarrollo truculento de estas fuentes de energía. Como se ve un conjunto de causas claramente distintas de las invocadas por el ministro Miguel Sebastián que se ha limitado a culpar de la misma a “un desarrollo demasiado rápido de las energías renovables”. (...)

Como la mayor parte del tiempo son las centrales de gas en ciclo combinado las que fijan el precio, es fácil entender que la subida en los precios internacionales del gas ha traído aparejada una subida del precio de la electricidad en España. En ese contexto ha tenido también especial relevancia la pugna legal sostenida entre Gas Natural-Unión Fenosa y la compañía Argelina que comercializa el gas, que se ha resuelto a favor de la segunda y que obliga a la primera a aumentar en un 20% el precio al que adquiría el gas.

Esta subida del precio del mercado mayorista conlleva un aumento espectacular en los márgenes de beneficio de centrales como las hidroeléctricas o las nucleares, construidas hace muchos años y amortizadas dentro del llamado marco legal estable que rigió hasta 1997 en condiciones muy favorables. Dichas centrales sólo incurren en unos costes variables muy bajos, pero cobran igual que las centrales de gas.

Los grupos antieólicos españoles dan apoyo a la extrema derecha norteamericana

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, enero 04 2011 @ 08:36 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.437
Artículos

Reproduzco aquí un correo que me ha llegado, una nota publicada en Ecodiari en su versión catalana y que creo que es interesante difundir:

Los antieólicos españoles dan apoyo a la nueva derecha de los Estados Unidos

Los grupos integrados en la Plataforma Europea Contra los Parques Eólicos (EPAW), que hace propaganda de la revista ultraconservadora The New American.

El bisemanario The New American es uno de los medios de comunicación de los neoconservadores y fundamentalistas estadounidenses, situado a la derecha del Tea Party, negacionista del cambio climático, firmes defensores de la energía nuclear y acérrimos propagandistas contra la energía eólica. La organización EPAW (European Platform Against Windfarms-Plataforma Europea Contra los Parques Eólicos), hace propaganda de esta Publicación y de los dossieres que han editado contra la energía eólica. De la EPAW forman parte grupos como Asociación Geográfica Ambiental (Castilla y León), Mesa Eólica Regional de Castilla y León, Omaña sin molinos (León), CER – Colectivo Ecologista Riojano, Coordinadora d´Estudis Eòlics del Comtat (Alicante), Facultad Autónoma de Etología Comparada y Biología de Campo, GURELUR Fondo Navarro para la Protección del Medio Natural, Ibérica 2000, Mesa de Albacete para el Desarrollo Racional de la Energía Eólica, Mesa Eólica Merindades de Burgos, Plataforma comarcal "Por un Horizonte sin Molinos" (Cádiz), Plataforma contra las eólicas en la Sierra de Gata (Cáceres), Plataforma El Quijote contra los Molinos (Málaga), Plataforma para la Defensa de Gistreo, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, y RedMontañas, así como los grupos catalanes Gepec, Ipcena, IADEN, y Plataforma para la defensa de la Terra Alta hacen propaganda de esta publicación y de los dossieres que ha editado contra la energía eólica. Ahora, la Organización EPAW (European Platform Against Windfarms-Plataforma Europea Contra los Parqcs Eólicos).

Es inevitable una grave crisis energética según el Estado Mayor USA

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, diciembre 29 2010 @ 11:28 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.454
Artículos Publicado en la web especializada "La Carta de la Bolsa": "Es inevitable una grave crisis energética según el Estado Mayor de EE.UU.".
“Crepúsculo en el desierto” es un libro que resume los argumentos de un banquero de petróleo de Texas, Matthew Simmons, que sugiere que Arabia Saudita está sobreestimando su capacidad de producción futura de petróleo. He aprendido a través del Departamento de Defensa de EEUU que este libro es la fuente de dos recientes informes del Pentágono que prevé una grave falta de petróleo a partir de 2010 y hasta el 2015 por lo menos. Según la tesis desarrollada en “Crepúsculo en el Desierto”, las cifras oficiales publicadas por Saudi Aramco, la compañía nacional de petróleo saudita, sobreestiman altamente el verdadero nivel de las reservas que el mayor productor del mundo posee en su suelo. Como consecuencia de ello, la producción de petróleo saudita dejará de aumentar, e incluso podría estar cerca de una reducción drástica. El personal auxiliar de las fuerzas armadas de EEUU parece tener en cuenta los temores del señor Simmons como bien fundados y creíbles, y en base a ellos, ha realizado un pronóstico de “grave crisis energética inevitable”.

Dos informes semestrales, realizados en 2008 y 2010, describen el ambiente del Estado Mayor Conjunto estadounidense, en el que se espera una caída en la producción mundial de petróleo de aquí a mediados de esta década.

“En 2012 la capacidad sobrante de producción de petróleo desaparecerá por completo, y ya en 2015 el déficit de producción de petróleo podría llegar a cerca de 10 millones de barriles día”, dice el informe de 2008.

10 millones de barriles día es aproximadamente la producción diaria de Arabia Saudita.

“Una crisis energética severa es inevitable, sin una expansión masiva de la capacidad de producción y refinamiento. Si bien es difícil de predecir con exactitud los efectos económicos, políticos y estratégicos de este escenario, sin duda reduciría las perspectivas de crecimiento tanto en el mundo desarrollado como en vías de desarrollo. Tal desaceleración económica exacerbará otras tensiones no resueltas, y llevará hacia el colapso a grandes zonas geográficas. Como mínimo daría lugar a períodos de duro ajuste económico.”, afirma el informe de 2010.

El precio del petróleo en EEUU sube 16 centavos a 91,16$ a un máximo en más de 2 años.

Es urgente que la izquierda comprenda las implicaciones del Cénit del petróleo

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, diciembre 25 2010 @ 12:12 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.442
Artículos

Artículo de Manuel Casal Lodeiro, miembro de la asociación "Véspera de Nada por unha Galiza sen petróleo", publicado recientemente en Rebelión:

En el nº 136 del bimensual Diagonal podíamos leer un análisis de Alejandro Teitelbaum acerca de la cuestión de las pensiones. Los argumentos de este autor, comunes en la izquierda, giraban en torno al aumento “vertiginoso” de la productividad, debido según él, a la “revolución científico-técnica”, que haría posible, con una política más justa, la liberación de los trabajadores de la necesidad de “buena parte del trabajo físico”. Apoyándose en ese aumento de la productividad, que obviamente él considera permanente, defiende una disminución del tiempo de trabajo y un aumento de salarios y pensiones. Pero un simple análisis de la base energética de la economía y de la sociedad en su conjunto, contradice esas suposiciones que no son sino la otra cara del mismo paradigma económico hegemónico de los neoliberales: el de una economía desconectada de la realidad física y de las leyes de la naturaleza. No pongo en duda que la política distributiva y fiscal esté en la base del actual conflicto por el trabajo y las pensiones, y que toda falacia usada por la derecha en esa lucha social deba ser desmentida con contundencia; pero si no somos capaces de entender el auténtico origen del crecimiento económico y de la productividad en que pretende la izquierda basar sus alternativas, estas quedarán anuladas de partida. No podemos combatir una falacia política o económica con una falacia termodinámica. La ciencia o la técnica por sí solas no son las responsables del aumento de la productividad experimentado a lo largo de las últimas décadas: esta se debe, en primer lugar, a la disponibilidad masiva y creciente de energía barata. Es decir, sólo se puede hablar de que cada trabajador(a) ha producido más por unidad de tiempo porque el aparato productivo en su conjunto ha dispuesto de toda la energía que ha necesitado para hacer funcionar esas tecnologías. Por otro lado, si medimos la productividad en función de los recursos energéticos no humanos empleados (productividad energética) y no del factor tiempo de trabajo, veremos que la productividad en realidad lleva estancada más de medio siglo (datos de la UE). Pese a ser una confusión que lleva a conclusiones peligrosas, mucha gente no distingue entre tecnología (fruto principalmente de la inventiva humana) y energía (fruto exclusivo de fuentes naturales: unas renovables y otras no). Así, creer que la tecnología por sí sola es capaz de “producir” energía es negar los principios de la Física y caer en el terreno de la fe más anticientífica, una superstición que afecta desgraciadamente a la izquierda desde hace demasiado tiempo, pese a las críticas de autores como Walter Benjamin o al propio reconocimiento de Marx de que la riqueza proviene en última instancia de la naturaleza y de que el trabajo es “fuerza” de trabajo, es decir una fuente de energía natural más. A poco que analicemos racionalmente cómo surge el progreso técnico en la historia humana, ¿podremos negar el papel fundamental del carbón en la Revolución Industrial y en el aumento de productividad que supuso? ¿Fue la máquina de vapor quien la hizo posible o fue el combustible fósil que la alimentaba? (De hecho la tecnología base de tan decisivo invento ya se conocía desde la época clásica grecorromana.) Y también es evidente que el motor de explosión nos permitió otro salto de gigantes en la productividad y en la industrialización, pero sin la explotación del petróleo, esta hubiera sido imposible y dicha invención hubiera quedado en los museos de la tećnica como una curiosidad más sin aplicación posible a gran escala.

Todo tiene su límite

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • jueves, diciembre 16 2010 @ 18:19 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.657
Artículos

(Artículo publicado en www.sostenible.cat)

El pasado junio se celebró en Leeds (Reino Unido) la Steady State Economy Conference, organizada por el Center for the Advancement of the Steady State Economy (CASSE) y Economic Justice for All (EJFA). Recientemente se ha presentado un informe, titulado “Enough is enough: Ideas for a Sustainable Economy in a World of Finite Resources”, y que está basado en las discusiones y ponencias presentadas en el congreso.

La principal premisa del informe es que el crecimiento económico ilimitado no es posible en un planeta finito. Curiosamente esta es una idea que ya aventuraron economistas clásicos como Smith o Mill, que veían deseable alcanzar un estado estacionario en la economía. Aunque estos protoeconomistas consideraron esta idea en base a diversos criterios morales, no fue hasta que el economista rumano Nicholas Georgescu-Roegen reconoció la conexión entre las leyes físicas y el proceso económico que la imposibilidad del crecimiento económico perpetuo estuvo científicamente demostrada.

No obstante, y aún menos en este momento de crisis sistémica de las finanzas internacionales, ni siquiera se están discutiendo estas cuestiones. Y este es precisamente el objetivo del informe y de la CASSE y EJFA, aportar ideas para devolverle la cordura a la economía y poder establecer bases realmente científicas para una economía sostenible de verdad. Sin duda es una tarea ardua, y las propuestas para una “economía estacionaria” suponen cambios políticos radicales cuya “sostenibilidad social” sería compleja.

El informe empieza por aconsejar una limitación en el uso de recursos y la producción de residuos, dado que ya se han sobrepasado los límites ecológicos del planeta. Para conseguir esto se propone establecer límites en el uso de recursos específicos, empezando por los niveles globales y dejando a las regiones, naciones y comunidades locales su gestión. También se invita a estabilizar la población mundial como variable clave para reducir el uso de recursos. Estas políticas no deben ser coercitivas, y deben estar basadas en la educación, el control de natalidad y la igualdad de derechos para la mujer.

La luz subirá cerca del 10% en enero después de que la subasta eléctrica arroje alzas del 21,3%

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, diciembre 15 2010 @ 08:48 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.153
Artículos

Ya tenemos aquí la próxima subida de la electricidad, como en el anterior artículo referido a este tema sobre la tarifa de último recurso (TUR), depués de la propuesta viene la subasta y esta ha resultado así, como relata el artículo de hoy.

La Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz subirá previsiblemente en enero el 9,9% después de que la decimotercera subasta entre comercializadoras de último recurso (Cesur) se haya cerrado con un alza del 21,3% con respecto a los resultados de octubre, indicaron a Europa Press en fuentes del sector.

El producto base subastado para el primer trimestre de 2011, de 4.000 megavatios (MW), se vendió a un precio de 49,07 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone un incremento del 4,5%. Este producto es el que se utiliza en la fórmula de la TUR.

No obstante, una vez realizados los ajustes correspondientes, referidos a pagos por capacidad, primas de riesgo, desvíos o traslado de consumos de base a hora punta para cubrir los momentos de mayor demanda, el incremento final ha quedado fijado en el 21,3%.

El coste de la energía obtenido en la subasta tiene un peso cercano al 50% en la fijación de la TUR. El Gobierno ha decidido congelar el otro principal componente de la fórmula, referido a los costes regulados, pero eso no evitará una subida del 9,9%.

El final del carbón barato

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, diciembre 14 2010 @ 18:36 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.159
Artículos

El petróleo tiene una ventaja sobre el carbón. Según se incorpora crudo de peor calidad al mercado y menguan las fracciones más ligeras de hidrocarburos, los licuados del gas natural pueden servir en bastantes casos como sustitutivos.

Por el contrario, la pérdida calórica del carbón sólo puede ser compensada mediante la mejor eficiencia de las centrales térmicas más antiguas. Además, es la primera vez que un único país concentra el 50% de la producción mundial de un recurso natural a tan gran escala.

Se incorpora por tanto un nuevo problema en el horizonte más inmediato si es cierto que China está a punto de alcanzar el cenit de producción energética por lo que respecta al carbón, que no de volumen todavía.

Más en "El final del carbón barato (I)" y "El final del carbón barato (II)".


Bitácora

Novedades

NOTICIAS

No hay noticias nuevas

COMENTARIOS desde 2 días

No hay comentarios nuevos

SEGUIMIENTOS desde 2 días

Sin comentarios de seguimiento

ENLACES desde 2 semanas

No hay enlaces recientes

Funciones del(a) usuario(a)

Identificación

Usuarios conectados

Usuarios invitados: 16

Foros

Orden: Nuevo Visitas Mensajes
Últimos 10 Mensajes al Foro
Tecnologias blandas
 Por:  Amon_Ra
 En:  24/07/14 12:34
 Visitas 66875 Respuestas 256
FRACKING
 Por:  jacmp
 En:  24/07/14 12:09
 Visitas 4370 Respuestas 46
Oriente en crisis
 Por:  jacmp
 En:  24/07/14 12:02
 Visitas 174289 Respuestas 1074
Sondeos Petroliferos en España
 Por:  juan arias
 En:  22/07/14 21:00
 Visitas 730 Respuestas 11
CE México
 Por:  jacmp
 En:  22/07/14 10:17
 Visitas 38109 Respuestas 305
Están al tanto que desde hace tres días el foro no funciona, verdad ?
 Por:  jacmp
 En:  22/07/14 09:47
 Visitas 4813 Respuestas 48
"Última Llamada"
 Por:  sergio
 En:  20/07/14 22:53
 Visitas 257 Respuestas 5
Biodiesel de plancton
 Por:  isgota
 En:  17/07/14 19:55
 Visitas 218091 Respuestas 1404
Crisis económica en España
 Por:  JCP
 En:  17/07/14 11:45
 Visitas 590201 Respuestas 3348
Coches, más coches
 Por:  mockba
 En:  17/07/14 01:00
 Visitas 4024 Respuestas 27

AEREN


Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, hazte socio y/o colabora:
(Cuenta bancaria: Caixa de Catalunya 2013 – 0803 – 48 – 0200372605)

Sobre Crisis Energética

Crisis Energética pretende ser un espacio de debate y comunicación sobre recursos energéticos y su papel en relación a asuntos tan trascendentes como la demografía, el desarrollo, la economía y la ecología. En especial, Crisis Energética se ocupa del problema de la disminución de los recursos combustibles fósiles, y por ello colabora en la traducción y distribución en español de la newsletter de la ASPO (Association for the Study of Peak Oil)