Bienvenido(a) a Crisis Energética jueves, abril 17 2014 @ 20:36 CEST

El pacto del euro

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, junio 21 2011 @ 18:38 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.232
Artículos

El usuario KesheR ha enlazado en los foros un artículo escrito por él mismo en el que analiza el pacto del euro propuesto por la UE: "El pacto del euro y más allá: Entender la economía como un crimen organizado".

En otros tiempos y en otras sociedades menos complejas, cuando un poderoso quería explotarte te ponía unos grilletes, te daba unos azotes, te mantenía a base de pan y agua, violaba a tu mujer e hijas y encima te obligaba a llamarle señor. Por supuesto, también era costumbre que al explotado se le cruzasen los cables y le cortase la garganta al señor mientras dormía, o se aliase con los explotados de los alrededores para cortar varias gargantas de varios señores. La insurrección era vista como algo lógico e inevitable, y la vergüenza recaía sobre el señor por no haberse sabido defender. La cosa estaba clara, las cartas no estaban marcadas y hasta el más tonto de la aldea hubiera podido señalar al explotador en una rueda de reconocimiento.

Hoy en día, los señores han convertido la economía en algo tan complejo que las masas se ven incapaces de comprender de dónde les llueven los golpes. Han mutado los grilletes y el látigo en entelequias incomprensibles tales como el IBEX-35, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Central Europeo. Han transformado la economía en una máscara detrás de la que robar y machacar al pueblo bajo un prudente velo de anonimato e impunidad. No se puede guillotinar a la CEOE, ni quemar sus propiedades, porque la CEOE sólo existe en el reino de las ideas.Otra entelequia sin garganta que cortar es el nuevo acuerdo a puerta cerrada parido por Merkely Sarkozy: el Pacto del Euro. Se trata de la enésima reforma en contra de los trabajadores que se anuncia como inevitable para salir de “la crisis”; en este caso, el objetivo declarado es aumentar la “competitividad” para contener el déficit en los estados de la Unión Europea y así evitar nuevos "rescates". En palabras de El País [1], «el acuerdo se basa en compromisos sobre moderación salarial, contención del gasto en pensiones y prestaciones sociales, flexiseguridad laboral para fomentar el empleo y coordinación de las políticas fiscales». A cualquier trabajador se le deberíanponer los pelos de punta ante esta retórica anti-proletaria, que analizaremos punto por punto.

La histeria va con en el precio

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, junio 21 2011 @ 08:44 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.054
Artículos

Otro excelente artículo de Rafael Poch, corresponsal de La Vanguardia en Berlín. Poch hace una recapitulación de la evolución de la crisis y las movilizaciones ciudadanas, y explica porqué la histeria y la sobrerreacción de la clase política frente a lo que pasa en la calle, y recuerda lo que sucedió en Alemania cuando las primeras campañas antinucleares: les llamaban terroristas.

Cuando en Alemania arrancaba en los setenta el movimiento antinuclear, el establishment hacía afirmaciones y acusaciones disparatadas del mismo tenor. El Presidente de Baden-Württemberg, Hans Filbinger, decía que sin la contestada central nuclear de Wyhl, “las luces de nuestra región comenzarán a apagarse a finales de la década”. Antes de esa fecha, en 1978, Filbinger, un antiguo juez nazi, tuvo que dimitir al conocerse su participación en sentencias de muerte del régimen anterior. El movimiento ciudadano era criminalizado sin complejos. “Su núcleo lo forman puros terroristas, meros delincuentes”, decía el democristiano Gerhard Stoltenberg, presidente de Schleswig-Holstein. “Hay que hablar no tanto de alborotadores como de terroristas”, decía el ministro de justicia, el socialdemócrata Hans-Jochen Vogel. Más tarde, en enero de 1980, cuando se fundó el Partido Verde, el ideólogo del SPD, Egon Bahr, anunciaba el nacimiento de un “peligro para la democracia”, mientras su colega Erhard Eppler comparaba la presión de las manifestaciones antinucleares con las marchas callejeras de las escuadras nazis de la S.A.

Todo esto debe ser recordado hoy, cuando, después de Chernobyl y Fukushima, Alemania pone fecha al fin de la energía nuclear. Se ofrece así un poco de perspectiva sobre lo que le espera a una ciudadanía que ahora toma la palabra. Cualquiera que hoy hable en Europa de propuestas de cambio tan razonables como nacionalizar la banca, o prohibir el uso de las fuerzas armadas fuera de las fronteras sin expreso referendo popular, merece ese tipo de histeria. Que a lomos del camello haya un truhán cairota con turbante o un conseller inepto con barretina, cambia poco el asunto: la histeria va incluida en el precio de cuestionar la oligarquía.

La indignación no ha hecho más que comenzar

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, junio 20 2011 @ 10:23 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.319
Artículos

Artículo publicado en sostenible.cat (y que personalmente dedico a Arcadi Oliveras, presidente de Justicia i Pau, activista incansable que últimamente ha sido blanco de amenazas por parte del consejero de interior del gobierno catalán por decir en voz alta lo que muchos sospechamos, que los mando policiales actuan con métodos mafiosos con el objetivo de desprestigiar el movimiento 15M y justificar el uso de la violencia):

El desafío es enorme, posiblemente el mayor en la historia de la humanidad, reconocer los límites al crecimiento en un planeta plagado de desigualdades, en el que apenas 900 millones de personas dejan sin futuro con su consumo cotidiano a los 6.100 millones restantes no es una tarea fácil. Ni siquiera la mayoría de la izquierda, teóricamente más sensible a las protestas, ha interiorizado la nueva realidad y piensa que aún se puede domar desde dentro al sistema, y que la eficiencia y los mercados volverán a ensanchar los horizontes del crecimiento, y con ellos la esperanza de que el pastel aumente de tamaño y de un respiro a los que menos tienen. El día que la izquierda vuelva a hablar de repartir la riqueza de verdad quizás vuelva a ser digna de ese nombre.

Ciertamente el movimiento del 15M es de lo más importante que ha pasado en este país y me atrevería a decir que en el mundo, en los últimos años, con todos sus problemas, contradicciones, carencias, una explosión de conciencia ciudadana, capaz de llevar la protesta a las calles de manera mayoritariamente pacífica, sin líderes ni partidos empujando detrás, solo con los medios que proporciona Internet y mucho, mucho voluntarismo (del que no necesita un ordenador para existir).

Entre las "carencias" (y es una opinión personal fácilmente entendible desde mi posición de editor de esta web y presidente de AEREN) de este movimiento está quizás la de no colocar en una posición predominante entre las causas de la situación actual el deterioro ecológico (y social, por parafrasear el título de un excelente libro de José Luis Naredo). De manera muy resumida y casi precipitada es lo que intento transmitir en este artículo. Que ante los problemas por continuar con el crecimiento causados por los límites físicos (tanto en suministro, petróleo, como en sumideros, CO2), la cleptocracia que rige los destinos económicos del planeta ha optado por pisar a fondo el acelerador, profundizando en las desigualdades, y aguzando la imaginación con un único objetivo: que la parte del pastel que ellos consideran como legítima y a la que no están dispuestos a renunciar, no decrezca, aunque para ello tengan que hundir países enteros y destruir la frágil paz social que permitía ese remedo de progreso avalado por las cifras del PIB.

Por eso he creído necesario escribir este artículo, porque en las raíces de todo está lo más básico, la energía, los recursos, sin ellos, incluso si aceptamos transitar por el camino más austero, no hay nada de todo lo demás. Aún hay muchas más cosas que explicar, que acabar con las injusticias y con las desigualdades no será suficiente, que acabar con los ladrones no traerá inmediatamente de vuelta el "paraiso del consumo". Que la indignación aquí tiene que escuchar a otra indignación muda hasta ahora, la de cientos de millones de personas que viven en la precariedad para que nosotros podamos comprar mierda barata, que no habrá paz de ningún tipo sin justicia verdadera. Que para que este movimiento triunfe hemos de dejar de mirarnos el ombligo y entender lo que está en juego: es necesario internacionalizar el movimiento y poner de manifiesto la situación energética y ecológica, sin la comprensión y el compromiso internacional será imposible "arreglar" esto, corremos el riesgo, una vez más, de que estos problemas desemboquen no en solidaridad internacional y compromiso, sino en nuevos fascismos que con sus dedos acusadores jueguen a asegurar un miserable e insostenible statu quo a costa, de nuevo, de los más débiles.

Españoles a FUCKushima

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, junio 11 2011 @ 12:16 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.047
Artículos

Para "humor y Peak Oil" (publicado originalmente en el web satírico "El Garrofer"):

Organismo Internacional de la ENERGÍA ATÓMICA “We´re gonna need a bigger boat” ("Vamos a necesitar un barco más grande").

Seis jubilados españoles viajan urgentemente a Fukushima para ponerse en la valla y opinar sobre los trabajos de rescate.

Publicado el Thursday, 17 de March de 2011.

Agencias -Madrid

ESPAÑA HA ENVIADO CON CARÁCTER de urgencia a Japón un “dream team” de jubilados de distintintas provincias para que se pongan en la valla de la central nuclear de Fukushima y opinen a voz en grito sobre el trabajo de los equipos de rescate.

“Hemos seleccionado a un grupo de señores con demostrada experiencia en mirar obras desde la valla”, dijo la ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez, impulsora de la iniciativa. “Estamos seguros que en Fukushima tendrán algo que decir a los operarios que allí se debaten entre la vida y la muerte”.

Mariano González, vecino de Parla de 70 años, dijo antes de coger el avión en Barajas que “estoy seguro de que no lo están haciendo bien”. Su compañero José Ramón Benéitez, albañil jubilado, añadió que “tendrían que hacerlo mucho mejor, así no van a conseguir apagar el fuego”.

“Nosotros vamos a ponernos en la valla lo más cerca que podamos”, dijo Benito Chumilla, “y les vamos a aconsejar lo mejor posible desde nuestro respectivo conocimiento en diversas áreas”.

Algunos de los miembros de esta expedición tienen conocimientos de albañilería, alicatado, demoliciones u obras públicas. Pero su común denominador y lo que más les une es que han sido testigo de centenares de obras en sus años de jubilación, y eso les da “una perspectiva para opinar que no tiene nadie más hoy por hoy, excepto tal vez un tertuliano de la radio”.

Trinidad Jiménez dijo que “sin duda, opinar sobre los demás es una de las cosas que mejor podemos exportar desde España”.

Alfredo Vieira Sanchis, de Pamplona, declaró: “Estamos aprendiendo a decir en japonés cosas como “pasa la manguera por el otro lao, muchacho”, o “cuidao con esos cables”, también “así no se hace una zanja, coño”, o “¡tened cuidado no os vayáis a cansar!”.

Antes de embarcar hacia Tokyo con escala en Lugo, Lalo Cantalapiedra, un pescador jubilado de Murcia, explicó que “en algunos casos trataremos de ponernos de acuerdo sobre qué les decimos a los chinos, pero también habrá casos en que cada uno pensemos de forma distinta”.

El legado nuclear alemán

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • jueves, junio 09 2011 @ 10:41 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.563
Artículos

La reciente decisión del gobierno alemán de prescindir de la energía nuclear ha causado un lógico revuelo. El lobby nuclear no ha tardado en lanzar proclamas apocalípticas sobre una futura Alemania castigada por los apagones y condenada a aumentar sus emisiones de CO2, mientras que los detractores de esta tecnología ponen la decisión del gobierno Merkel como un ejemplo de que si se quiere, se puede.

El desastre de Fukushima (que pese a haber desaparecido de los grandes titulares parece cada vez menos controlado y del que no hay que descartar un nuevo empeoramiento) ha puesto patas arriba el tan cacareado “renacimiento nuclear”, y el cambio de rumbo alemán ha convertido el viejo sueño ecologista de cerrar las nucleares en algo posible. Al menos en la muy sensible y “ordenada” Alemania (a pesar de que la crisis de la bacteria esquiva ha sacudido esta imagen de orden y eficiencia, en todas partes cuecen habas, se ve).

Pedro Prieto nos presenta para la ocasión un análisis de la situación de la energía nuclear en Alemania, así como de las posibilidades de sustitución, titulado “Alemania y su herencia nuclear” (fichero PDF, 258KB).

Del artículo destacamos algunos datos poco conocidos, como que Alemania tiene, ya hoy, más centrales nucleares cerradas (19) de las que hoy están en condiciones de funcionar (17), y que entre las abandonadas destaca la gran variedad de potencias y tecnologías. Este hecho demuestra los “palos de ciego” que ha ido dando la industria, en busca del “bueno, bonito y barato” que esta tecnología nunca ha conseguido, incluyendo el santo grial de los reactores regeneradores, que ni siquiera el pronuclear informe del MIT considera ya.

De los ocho reactores cerrados después de la crisis nuclear japonesa podemos prácticamente hablar de un adelanto del cierre, ya que estos cumplían su vida útil en solo seis años. Y de los ya cerrados se desprende que su cierre fue mucho más temprano (solo un promedio de 20 años en funcionamiento, algunos solo 3) de lo que la industria pretendía, que son 40 años con prórrogas esperadas pre-Fukushima de 60 años. Y qué decir del desmantelamiento, ¡eso sí que es una prórroga!, y además ya en régimen de "pozo energético" neto, pues cuando se cierra una central nuclear pasa a convertirse en un gasto energético de larga duración: de los 19 reactores cerrados solo 4 han concluido su desmantelamiento, llevando hasta 25 años la tarea.

Pedro sigue con un análisis de las posibilidades del mix eléctrico alemán después del cierre de las centrales. La cuestión es que Alemania deberá reducir su dependencia de los combustibles importados para la generación eléctrica del 50% a un 20-25%, proveniente principalmente del gas natural ruso (suerte que ahí tenemos al expresidente alemán Schroeder en el consejo de administración de Gazprom) y del Mar del Norte. El resto, carbón alemán y renovables.

En cuanto a las renovables, Alemania ya está a la cabeza en potencia instalada en electricidad fotovoltaica (10GW en 2010), aunque su factor de carga es ciertamente pobre, un 9,5%, que permitió generar en 6,4Twh en 2009. En cuanto a la eólica, su factor de carga tampoco es muy alto, un 17,6%. En ambos casos, por poner un ejemplo de la importancia de la idoneidad geográfica, España, pese a contar con una menor potencia instalada, genera más electricidad solar y eólica que Alemania.

Pedro concluye que el reto alemán es grande y que el esfuerzo por dar un paso así debe ser reconocido, dado que “es lo más atrevido que se ha visto en los países industrializados en materia energética en las últimas décadas”. Pero también que es posible que encierre un “plan B” encubierto, que no es otro que afrontar el descenso energético soltando lastre, en este caso nuclear, y mirando hacia otra parte en el tema de las emisiones de CO2.

La crisis energética global se agrava

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, junio 08 2011 @ 10:50 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.026
Artículos

Artículo de Michael T. Klare (traducido del original publicado en Tom Dispatch) en Rebelión:

Algunas buenas noticias sobre la energía: gracias al aumento de los precios del petróleo y al deterioro de las condiciones económicas d todo el mundo, la Agencia Internacional de Energía (AIE) informa de que la demanda global de petróleo no aumentará este año tanto como se había estimado, lo que podrá asegurar un cierto alivio temporal de los precios en el surtidor de gasolina. En su Informe sobre el Mercado del Petróleo de mayo, la AIE redujo su cálculo para 2011 del consumo global de petróleo en 190.000 barriles por día, ubicándolo en 89,2 millones de barriles. Como resultado, los precios al por menor podrían no llegar a los niveles estratosféricos predichos para este año, aunque sin duda seguirán siendo más elevados que enunca desde los meses pico de 2008, justo antes de la catástrofe económica global. Recordad que estamos hablando de las buenas noticias.

En cuanto a las malas noticias: el mundo enfrenta un surtido de problemas energéticos difíciles que, en todo caso, han empeorado en las últimas semanas. Estos problemas se están multiplicando a ambos lados de la división geológica clave de la energía: bajo la superficie, reservas otrora abundantes de petróleo “convencional”, gas natural y carbón, fáciles de conseguir, se están acabando; sobre la superficie, los errores de cálculo humanos y la geopolítica limitan la producción y la disponibilidad de suministros específicos de energía. Ya que los problemas aumentan en ambos terrenos, nuestras perspectivas energéticas se están reduciendo.

Contra el frikismo de las "energías libres"

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, junio 06 2011 @ 13:43 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.544
Artículos

Antonio Turiel, del blog The Oil Crash y uno de los fundadores de la asociación Oil Crash Observatory (además de asiduo de nuestros foros), escribe un muy recomendable artículo titulado "Energía libre, motor de agua, el legado de Tesla y otros desvaríos". Es un excelente artículo que podría acompañar perfectamente a un clásico de nuestras páginas, "Nueve aspectos críticos a preguntar sobre las energías alternativas".

Aunque Antonio es físico y eso sería razón suficiente para escribir un artículo así, lo que le ha llevado a escribir el artículo ha sido que justo en momentos de crisis como estos suelen aparecer estas historias, trufadas de conspiranoia, como remedio de todos los males (en este caso energéticos):

Como era previsible, a medida que crece el marasmo económico y social que la inexorable destrucción a la que nos aboca esta crisis que no puede acabar nunca, la angustia de una clase media que se resiste a desaparecer hace que la misma sea muy vulnerable a los cuentos de tecnologías mágicas de toda suerte de timadores que ven en esta desesperación terreno abonado para sus oscuros negocios. Para que esto funcione se necesitan ciertos ingredientes: esa desesperación que acabamos de mencionar, una ignorancia en materia científica de la población general y una credulidad generalizada en artificiosas teorías de la conspiración, las cuales se alimentan en la observación de las prácticas corruptas de siempre en el estrato político y económico pero que con la crisis se han hecho evidentes e insoportables para la mayoría

El Caleidoscópico. El último ciclo económico

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • domingo, junio 05 2011 @ 09:00 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 4.943
Artículos

David Ripoll, conocido en esta web con el pseudónimo de "Ferroviario", es también el autor de un libro, titulado "El Caleidoscópico. El último ciclo económico". El próximo 8 de junio (miércoles), David estará firmando ejemplares del mismo en la caseta nº94 de la feria del Libro en el Retiro (Madrid) de 18:00 a 20:00h.

Desde estas páginas le deseamos mucha suerte en la empresa, y a modo de introducción y para animar a nuestros lectores, reproducimos aquí una reseña del libro escrita por Pedro Prieto en nuestros foros.

Paso a recomendar con entusiasmo el libro “EL Caleidoscopio. El último ciclo económico”, cuyo autor, David Ripoll Acerete, es un asiduo colaborador de nuestra web, donde es más conocido como Ferroviario.

El libro lo ha editado la Confederación Sindical de Solidaridad Obrera, una Confederación anarcosindicalista, en concreto su Sección Sindical del Metro de Madrid (soliobrera@gmail.com) , como no podría haber sido de otra forma, dado el contenido verdaderamente ANTISISTEMA del mismo. Obviamente no se lo iba a editar ni Anaya, ni Alfaguara, ni Santillana ni RBA en oferta de tres por uno con un Madelman de regalo, plastificado con el libro.

Se vende en la Librería Malatesta, C/ Jesús y María 24. 28012 de Madrid (Metro Tirso de Molina). Tel. 91 5391007.

José Luis Carretero Miramar, un bien conocido colaborador de revistas como Rebelión, Kaosenlared o La Haine, que se atreve a trabajar en la enseñanza en Vallecas y al parecer lo hacer con orgullo, y lo pone como un activo vital de su curriculum, ha hecho una introducción al mismo que dice:

"El Caleidoscopio" constituye un libro construido con los finos mimbres de la ironía y la sinceridad, con cuyos aspectos más teóricos se puede estar de acuerdo o no, pero que, obviamente, no dejará ningún lector indiferente. La gigantesca crisis económica y social en que nos encontramos constituye un escenario de tintes borrosos y circunstancias enormemente cambiantes. La realidad se ha vuelto más dinámica y móvil que nunca, se transforma y muta a cada instante. El texto indaga en la gigantesca deriva hacia la nada del capitalismo postmoderno.

Es un producto literario de alta calidad que recorre los senderos de la ironía, el esperpento y el sarcasmo. Una explicación polémica, pero seria y trabajada del presente y sus vericuetos, y una narración espeluznada de los territorios yermos de las urbanizaciones postmodernas y de sus vacíos habitantes. El Caleidoscopio es todo eso y mucho más. Esperamos que lo disfrutes.

Carretero es también el autor del prólogo.

Lo primero que queda claro del libro es que David no parece pretender hacerse rico con la venta del libro, ya que el mismo declara permitida la reproducción parcial o total de la obra, así como su difusión por cualquier medio, siempre que no sea con fines de lucro (¡faltaría más!).

Lo traigo aquí a la sección de libros recomendados, no porque hable de Crisis Energética, que lo hace extensamente, sino, sobre todo, porque explica de forma muy inteligible, convincente e inapelable (mucho mejor que Leopoldo Abadía, que en el fondo es profesor del IESE) el problema de la burbuja ladrillera y la financiera; los procesos históricos de hiperinflación, el problema del interés bancario, de los abusos, estafas y robos globales, camuflados de “derivados financieros” y demás parafernalia con la que los poderes del mundo ocultan y legalizan sus formas de rapiña planetaria.

Castiga con fiereza los mitos del crecimiento infinito y explica muy bien la relación entre la crisis financiera y la energética.

Pero con todo, lo que más me ha gustado de este libro, es la sorna y el sarcasmo con que se ha tomado el asunto, sabiendo que es gravísimo. Esta forma de afrontar con ironía extrema el caos que se avecina es uno de los mejores ingredientes del libro. Cita Ferroviario a Sartre:"La frivolidad nos salva del existencialismo... Porque si estamos todo el día meditabundos y tristes como cipreses nos condenamos al ostracismo y a la marginalidad. Amén.

Su apéndice final, precisamente llamado Caleidoscopio, es una sátira excelente de un tipo normalito de ciudad que atraviesa el desierto de la incomprensión ciudadana que le rodea y que sigue inmersa en la falsa creencia de que todo seguirá creciendo “cuando se resuelva el problema actual”.

Debo confesar que sus puestas en escena de este Salchicharrero (habitante del Salchicharro Resort, en remedo de Sanchinarro, sus idas y venidas entre la pocería de Seseña y el más selecto Sanchinarro, están trufadas de anécdotas que me han hecho reír con la tragedia, a solas en los autobuses y en el Metro de Madrid, como hace años no me reía en solitario. Algunas son magistrales y para partirse de risa por el eje. Tiene razón David: la risa tiene un efecto purificador y desmitificador.

Al menos es un consuelo, encontrar almas gemelas en la travesía del desierto de Arizona que se extiende entre Seseña y Sanchinarro. Enhorabuena David, por tu libro y aquí tienes las páginas de Crisis Energética para publicar en esa línea lo que te apetezca.

Bienvenidos a la Internacional

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, mayo 21 2011 @ 12:17 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 972
Artículos

Este es el título del artículo de Rafael Poch, enviado especial de La Vanguardia en Berlín, dedicado a analizar las movilizaciones masivas que se están dando esta semana en España. Creo que Poch da en el clavo en su análisis cuando recuerda que "todos los problemas apuntados se generaron en un contexto internacional", y que por tanto la protesta y el movimiento debería extenderse, como mínimo en el contexto europeo, ya que "todo lo que la actual iniciativa apunta; la falta de contenido de la actual democracia, la desigualdad e injusticia, la corrupción y su impunidad, el latrocinio especulador del sistema financiero, etc., etc., superan ampliamente el ámbito de la soberanía nacional, y no se pueden resolver sin una intervención internacional."

El movimiento Democracia Real Ya, 15-M y otros que han surgido en estos últimos días pueden identificarse con una sensación de hartazgo y de profunda estafa, cometida por los políticos, a sueldo o presionados por los auténticos señores del mundo, los movimientos capitales internacionales, preocupados únicamente por su propia supervivencia. Puede resultar anárquico, poco concreto, utópico, no importa. Basta mirar el resultado de la acción de las supersofisticada maquinaría financiera, armada de potentes instituciones y mercenarios de la academia económica, el desastre financiero. Así que no hay sentido en pedirle peras al olmo, esto es un comienzo, y como apunta Poch, irá bien si no se detiene aquí:

Por eso, la refundación de Europa, derribando buena parte de lo que se levantó a la medida de las empresas y del negocio, y sustituyéndolo por una nueva arquitectura ciudadana, es una tarea ineludible. La crisis ha demostrado que la actual Europa “de los mercados” conduce al siglo XIX, convierte en rutina toda una serie de criminales “guerras lejanas”, siempre humanitarias, y apunta hacia un mundo inviable. Esa Europa, simplemente, no vale la pena, a menos que se reinvente a la medida de los ciudadanos, es decir con relaciones menos injustas y menos agresivas, hacia dentro y hacia fuera.

¿Qué clase de ecologista eres?

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • viernes, mayo 20 2011 @ 16:45 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.259
Artículos

Un artículo publicado en www.sostenible.cat en el que hago un somero y grueso retrato de los posibles tipos de conciencias ecológicas, desde las utopías renovables a las nucleares, pasando por la conspiranoia y el pesimismo antropológico.

Podemos encontrar el ecologista más romántico, que anhela un mundo neorural en el que las cosas se hacen "como antes" y se ha abandonado el ritmo vertiginoso del avance industrial por el sosiego de ver pasar las estaciones del año (y también los que no descartan participar activamente en el desmantelamiento de la civilización industrial). O el tecnoutopista convencido de que el ser humano es solamente un estadio más en el camino evolutivo y la Tierra un laboratorio de geoingeniería, y que pronto nos alcanzará la singularidad, momento en el cual el avance tecnológico será tan brutal que nos fallarán las definiciones de lo que significa ser humano.

También existen ecologistas nucleares, ya sean estos defensores de la energía nuclear que han encontrado en el cambio climático una buena razón para reanimar una tecnología en declive, o bien ecologistas tradicionales que han visto en la energía nuclear un único clavo ardiendo al que agarrarse frente a la alternativa del carbón. Es el caso del padre de la teoría Gaia, James Lovelock, o más recientemente, del periodista George Monbiot.

Otro grupo es el de los tecnoutopistas renovables, convencidos de que es posible convertir los enormes flujos de energía solar que alcanzan la superficie terrestre en un sistema energético inagotable capaz de echarse a las espaldas toda la demanda que el planeta pueda generar. Muy cercanos a este grupo, casi indistinguibles, se encuentran los abanderados del smart green, una propuesta que combinaría el imparable espíritu emprendedor de Silicon Valley, las nuevas tecnologías de la información y las energías renovables. Una especie de capitalismo geek comprometido con la salvación del planeta a base de start ups verdes.

Bitácora

Novedades

NOTICIAS

No hay noticias nuevas

COMENTARIOS desde 2 días


SEGUIMIENTOS desde 2 días

Sin comentarios de seguimiento

ENLACES desde 2 semanas

No hay enlaces recientes

Funciones del(a) usuario(a)

Identificación

Usuarios conectados

Usuarios invitados: 7

Foros

Orden: Nuevo Visitas Mensajes
Últimos 5 Mensajes al Foro
Biodiesel de plancton
 Por:  MM
 En:  16/04/14 23:01
 Visitas 214163 Respuestas 1399
noticias de China
 Por:  juan arias
 En:  16/04/14 19:40
 Visitas 43051 Respuestas 232
Están al tanto que desde hac..
 Por:  jacmp
 En:  16/04/14 16:27
 Visitas 2689 Respuestas 41
Sondeos Petroliferos en Esp..
 Por:  Amon_Ra
 En:  16/04/14 11:02
 Visitas 120 Respuestas 4
A pie de surtidor
 Por:  hemp
 En:  14/04/14 23:08
 Visitas 61608 Respuestas 304

AEREN


Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, hazte socio y/o colabora:
(Cuenta bancaria: Caixa de Catalunya 2013 – 0803 – 48 – 0200372605)

Sobre Crisis Energética

Crisis Energética pretende ser un espacio de debate y comunicación sobre recursos energéticos y su papel en relación a asuntos tan trascendentes como la demografía, el desarrollo, la economía y la ecología. En especial, Crisis Energética se ocupa del problema de la disminución de los recursos combustibles fósiles, y por ello colabora en la traducción y distribución en español de la newsletter de la ASPO (Association for the Study of Peak Oil)