Bienvenido(a) a Crisis Energética martes, 30 septiembre 2014 @ 15:52 CEST

De cómo continúan las hazañas del caballero Pikoil

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, 05 octubre 2011 @ 17:16 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.655
Artículos

Continúan las andanzas del caballero Pikoil... un cuento satírico obra de David Ripoll, alias Ferroviario, autor también de un libro que se puede descargar desde esta misma página.

Habiendo perdido contacto y noticia de mi fiel escudero Jandrito decidí, sin hacer aprecio de mi propia vida, minorar el impacto energético en mis congéneres empujándoles, a su pesar si fuese menester, hacia una transición no traumática de modo que, a instancias de un vídeo de Antonio Turiel que esbozaba la posibilidad de convertir la grasa humana en combustible acudí a ese remedo humano de reunión de morsas en la Patagonia que son las hamburgueserías multinacionales.

Me preparé para mi nuevo deporte de riesgo con una cánula y una jeringa tocha para extraer la grasacas de los fanegas que allí se ceban y con un frasco de cloroformo y un pañuelo por reducir su dolor mediante desmayo a la par que proteger mi maltrecha figura de sus probables estertores y coletazos de angustia. Bauticé Lorzing al nuevo método de Fischer Troops para obtener energía. Entré en uno de ellos con una M muy grande y me sorprendió gratamente la sinceridad de su logo pues, en efecto era una M muy grande lo que allí se comía. Este sosías de capitán Acab que a ustedes relata sus cuitas avistó un cetáceo terrestre , blanco a su vez como Moby Dick pero rosado de mofletes (como un albino Louis Armstrong soplando la trompeta o esos angelotes que hinchaban los carrillos en los cuadros de Murillo en aquella canción de inmarcesible letra que alegraba tunas y envilecía estudiantes).

¡Ave María purísima¡ mascullé para mis adentros calculando la tasa de retorno del Gozilla ese de triple papada que comía aros de cebolla como un pacman enloquecido. Si pudiese extraerle la grasa del abdomen podríamos continuar la carrera espacial varios años. Yo, el caballero Pikoil, al igual que el protagonista de El Perfume iba a obtener un combustible esencial que volviese obsoleto el repostaje de los submarinos nucleares. Salté a la chepa de Moby mientras pulsaba el fluxor del mingitorio intentándole cubrir la boca y la nariz con el trapo empapado de cloroformo pero el tipo se lo comió igual que los aros cebolleros, a pesar de ser treintagenario no había perdido el reflejo de succión ni el de Moro, pues intentaba abrazarme con muy malas intenciones. Aguantar allí arriba era como domar un mustang con una guindilla en el ojete por lo que caí de bruces en un rincón del excusado mientras el triceratops empezaba a ponerse verde y a trastabillar. El cloroformo hacía su efecto, pero ingerido. Yo no me preocupaba por su salud (si él no lo hacía comiendo esa porquería no lo iba a hacer yo) sólo por el octanaje que tendrían su grasas tras esa mezcla diabólica.

El declive energético desde la perspectiva de Cuba

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, 27 septiembre 2011 @ 15:47 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.936
Artículos

Presentamos a los lectores de Crisis Energética el trabajo de un joven investigador, Emilio Santiago Muiño, titulado "Un observatorio para el declive energético del siglo XXI: viabilidad social y sostenibilidad en Cuba, desde el Periodo Especial hasta el presente" (fichero PDF, 1,8MB). Emilio realizó este ensayo como trabajo final de un máster de Antropología de Orientación Pública, y como preparación para su tesis doctoral, que quiere dedicar a la conexión entre energía y organización social en la agricultura cubana.

Emilio ha tenido además la amabilidad de escribir un texto introductorio que ayudará a los lectores a entender mejor su trabajo, y que en mi opinión constituye una gran ayuda para entender desde dónde y con qué intenciones ha confeccionado su ensayo. Ojalá todos los autores se muestren tan francos y autocríticos con sus trabajos.

Mando desde aquí un afectuoso saludo a Emilio, agradeciéndole que haya compartido con nosotros su esfuerzo y os dejo con su carta de presentación, que seguro os animará a conocer su trabajo.

Carta a la comunidad de Crisis Energética.

Saludos a todas y todos.

Esta carta tiene dos o tres intenciones: dar las gracias, devolver el favor y, a través del texto que la acompaña, aportar algo al debate que se está dando en la web. Conocí a Daniel en el congreso de Barbastro del pasado mes de Mayo, le expuse lo que ha continuación vais a leer, y me animó no sólo ha compartir con vosotros el documento que adjunto con esta carta, sino también a contextualizarlo en clave personal, siendo autocrítico con mis propios presupuestos de partida. Vamos allá.

Mi nombre es Emilio. Soy lector compulsivo de Crisis Energética desde el año 2003, cuando me enteré del asunto del cénit del petróleo en una charla en La Casika, la okupa de mi barrio, en Móstoles. Nunca he participado en el sistema de foros de la web, que desde fuera se intuye muy absorbente, por mi absoluta y patológica falta de tiempo, aunque ganas no me han faltado, y algunos hilos los he seguido con cierto detalle. Creo recordar que abrí cuenta un par de veces, pero siempre me olvido de los datos de acceso (no sólo de la password, también del nombre de usuario), porque soy un poco desastre para esas cosas.

Al grano. Desde que supe del pico del petróleo, el tema se ha ido convirtiendo en una pequeña y simpática obsesión, de esas que te hacen ganarte nuevos motes entre los amigos, y que también van marcando el rumbo de ciertas decisiones. Y preocupado por como afrontar la transición a un mundo post-pico del petróleo, desde mi primer contacto con el tema me ha interesado profundamente el caso de Cuba, que muchos ponen como ejemplo de adaptación exitosa en un contexto de carestía energética extrema. Fueron pasando los años, me hice antropólogo social como quien no quiere la cosa, y la adaptación cubana (siempre con la idea de extraer alguna lección práctica para la acción transformadora que está por hacer) se ha convertido en el centro de gravedad de mi actividad investigadora, que está empezando a dar sus primeros pasos (y aunque mi anticapitalismo confeso pueda hacerme sospechoso de simpatías con el régimen cubano poco rigurosas a la hora de emprender una investigación, debo aclarar que esto no ha sido así en absoluto; al contrario: yo vengo de la rama libertaria del movimiento revolucionario, y como muchos sabréis, los anarquistas y los comunistas, especialmente en este país, casi no nos podemos ni ver, aunque eso por suerte parece estar cambiando).

En estos momentos estoy realizando mi tesis doctoral sobre la conexión entre energía y organización social en la agricultura cubana. Ahora mismo me encuentro todavía en España, pero la idea es comenzar el trabajo de campo en Cuba en algún momento del 2012. Y el año pasado, en Octubre, presenté mi Trabajo Final de Máster, que me supuso una especie de ejercicio de precalentamiento en este tema. Ambas cosas, tanto la tesis como el Trabajo Final de Máster, serían inconcebibles sin Crisis Energética y sin la gente que formáis parte de su comunidad virtual. La cantidad y calidad de ideas, datos, referencias bibliográficas, que he sacado y saco de la web, y de vuestra participación en ella, es enorme. Durante todo este tiempo me he sentido como una suerte de parásito que chupaba y chupaba de la inteligencia colectiva desplegada en la página sin devolver ni una gota. Creo que ha llegado el momento de dejar de ser un maldito mosquito y contribuir con algo.

¿Superan las nucleares españolas las pruebas de resistencia europeas?

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 19 septiembre 2011 @ 15:26 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 941
Artículos

El diario español El País titulaba el pasado día 15 de septiembre que “Las centrales nucleares españolas superan las pruebas de resistencia europeas”. Aunque el texto del artículo empieza diciendo que se trata de un informe preliminar, en el mismo se afirma que

El documento, elaborado con los informes preliminares que las empresas explotadoras de las nucleares españolas entregaron al CSN el 15 de agosto, concluye que el equipamiento y los protocolos de las nucleares españolas son adecuados para responder a los fenómenos analizados: terremoto que exceda las bases de diseño de la central; inundaciones que excedan las bases de diseño de la central; otras condiciones extremas que afecten a la seguridad de una central específica; pérdida prolongada del fluido eléctrico; pérdida prolongada del sistema de refrigeración; accidente que conlleve la fusión del núcleo, y deterioro en las condiciones de almacenamiento del combustible usado. No obstante, a la espera de los informes finales, la comisión de evaluación "ha identificado aspectos en los que la información deberá ser completada".

En efecto, el informe (fichero PDF, 556KB) está lejos de ser definitivo, y sus conclusiones son preliminares:

Este primer informe elaborado por el Consejo de Seguridad Nuclear y los presentados por los titulares (“Progress Report”) tienen un carácter preliminar, ya que no ha sido posible finalizar todos los análisis y revisiones en el tiempo disponible", "Dado el calendario establecido para la realización de estos informes, no ha sido posible, hasta este momento, una revisión detallada de los nuevos cálculos de los titulares ni la realización de inspecciones específicas para la verificación de los contenidos de los informes. Estas revisiones y comprobaciones se llevarán a cabo, hasta donde sea posible, antes de la emisión del informe final.", "Es de destacar en primer lugar que los informes presentados el 15 de agosto por los titulares constituyen únicamente un estado de avance del conjunto de evaluaciones y comprobaciones que los mismos están realizando actualmente, estando previsto el envío del informe final antes del 31 de octubre de este año"...

Otro diario español, Público, titula de manera muy diferente: “Cinco centrales no cumplen los requisitos frente a seísmos”. Y da cuenta de que cinco de las seis centrales nucleares españolas no serían capaces de resistir un seísmo que provocase una aceleración lateral de 0,3g:

...después de lo vivido en Fukushima y el inesperado poder destructivo del terremoto en Lorca, el nuevo margen de resistencia a los seísmos ha dejado a cinco centrales en fuera de juego. Sobre todo, los dos reactores de Ascó y el de Garoña, que en la actualidad son capaces de hacer frente a terremotos con una aceleración de 0,16g y 0,17g (g equivale a la gravedad terrestre), cuando la exigencia actual es casi el doble: 0,3g. Las centrales deben asegurar que ningún elemento crítico de su funcionamiento se pondrá en entredicho en terremotos con ese valor, que mide la velocidad con la que se mueve la tierra bajo nuestros pies. En Lorca se llegó a una aceleración de 0,36g.

Sin embargo, sólo Vandellós asegura a día de hoy al CSN que un temblor inesperado no proporcionará un susto a las gentes que habitan en su entorno.

El diario Público recoge también la opinión del físico nuclear Francisco Castejón, portavoz de energía de Ecologistas en Acción:

"El aprobado se lo dan las propias centrales a sí mismas. No se puede decir si han aprobado, porque aún no lo sabemos". Para el físico nuclear del CIEMAT, el informe flaquea desde el propio planteamiento, ya que "son muy poco exigentes con las pruebas". Castejón critica que el CSN no reclama los nuevos parámetros requeridos por el Organismo Internacional para la Energía Atómica en caso de terremoto, como el propio organismo reconoce en su documento.

Curiosamente, en una entrevista publicada en el mismo medio a Francisco Castejón junto con Manuel Lozano Leyva, este último comenta lo siguiente acerca de los residuos nucleares: “nunca ha habido un afectado en el manejo de residuos radiactivos. Y van 60 años.” Pues ya no se puede decir “nunca”, esa parece ser una constante en la industria nuclear, la periódica obligación de desmentirse a sí misma.

Para finalizar, otra nueva mala noticia para la industria nuclear, “El grupo alemán Siemens abandona el negocio nuclear”. Aunque Siemens seguirá fabricando turbinas de vapor que podrán acabar en una central nuclear, el director general de la empresa, Peter Löscher ha afirmado que “No vamos a implicarnos más en gestión, construcción o financiamiento de centrales nucleares, ese capítulo se ha cerrado para nosotros definitivamente”.

El caso de Alemania ha demostrado que si no hay presión popular, ni los gobiernos ni los medios de comunicación, con alguna excepción, defenderán los intereses populares. Muy al contrario, seguirán siendo voceros de una industria demasiado acostumbrada a manipular y ocultar la información en su provecho.

El significado del accidente de CENTRACO

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, 13 septiembre 2011 @ 12:22 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.911
Artículos

François Diaz Maurin, un ingeniero civil con amplia experiencia en la industria nuclear francesa y estadounidense, escribe en Our Energy Future un artículo titulado "The meaning of the CENTRACO accident", sobre el accidente ocurrido ayer en una planta de tratamiento de residuos radioactivos nucleares de baja intensidad. Diaz Maurin ya había ofrecido sus opiniones sobre el desastre nuclear de Fukushima anteriormente en esta misma página.

Por su interés, ofrecemos a continuación una traducción del artículo de François para nuestros lectores.

El significado del accidente de CENTRACO

El lunes 12 de septiembre de 2011 ocurrió una explosión en el horno de CENTRACO, una instalación de tratamiento de residuos operada por SOCODEI (una subsidiaria de EDF) que está situada en el complejo nuclear de Marcoule en Francia . Este accidente debería ser visto como un accidente nuclear y no como un simple accidente industrial, tal y como afirma EDF1.

El emplazamiento de CENTRACO es una instalación nuclear para el procesado y el acondicionado de residuos radioactivos de bajo y muy bajo nivel con una vida corta (con una vida media inferior a 100 días o menos, lo que significa que su radioactividad disminuye en un 50% cada 100 días o menos). En el momento del accidente había unas 4 toneladas de materiales radioactivos dentro del horno con un total de 67.000 Becquerels2, una cantidad nímia comparada con los billones de Becquereles emitidos diariamente durante los primeros días del desastre nuclear de Fukushima en Japón. De hecho, incluso en el caso de que los materiales radioactivos fuesen lanzados a la atmósfera, no representarían una gran amenaza para las personas o el medio ambiente. Aún así, este accidente pone en perspectiva lo que en realidad es un accidente relacionado con lo nuclear.

Este accidente demuestra que los riesgos relacionados con la energía nuclear no están solo relacionados con la operación de las centrales nucleares sino potencialmente con cualquier proceso del ciclo de combustible nuclear completo. Por esta razón, el accidente de CENTRACO debería ser visto como un accidente nuclear y no como un simple accidente industrial como afirma EDF. Esto es importante dado que muy a menudo la discusión sobre la energía nuclear se centra en la central, olvidando de esa manera factores importantes durante los múltiples procesos restantes involucrados: minería, enriquecimiento, diseño, construcción y desmantelamiento de la central; reprocesamiento y almacenamiento de los residuos nucleares, etc. El problema es que esos procesos están repartidos en el espacio y el tiempo de manera que es difícil tenerlos en cuenta, aunque son esenciales para la discusión.

Volviendo a los residuos radioactivos de bajo nivel procesados en las instalaciones de CENTRACO, estos residuos vienen principalmente de la operación y mantenimiento de los 59 reactores nucleares operando en la actualidad en Francia. Aunque son más fáciles de manejar que los residuos radioactivos de alto nivel, los costes energéticos y financieros implicados en su gestión no son negligibles debido al relativamente largo periodo requerido antes de que puedan salir del ciclo de combustible nuclear y volver a los simples procesos industriales. Además, el hecho de que los residuos de bajo nivel representen el 70% del volumen total (la unidad usada para definir los costes de procesamiento y almacenaje) de los residuos nucleares en Francia demuestra la relativa importancia de esos residuos. Pues, como por ejemplo se espera en Francia, el volumen de residuos nucleares de bajo nivel se espera que se incremente en un 50% para 20303, debido a desmantelamientos adicionales y operaciones de mantenimiento en los reactores existentes.

Con todo, esto demuestra que la cuestión aún no resuelta de cómo ocuparse de los residuos nucleares no es solo una cuestión de tiempo (gestión a largo plazo de los residuos nucleares), sino también de espacio (grandes cantidades de residuos nucleares de baja intensidad).

Citación de la versión original:
F. Diaz Maurin, "The meaning of the CENTRACO accident". In: Our Energy Futures (Institute of Environmental Science and Technology, Universitat Autònoma de Barcelona, Spain) (12 September 2011). Permanent link: http://ourenergyfutures.org/actualite-nid-4.html

Notas
1 ASN (Sept. 12, 2011). URL:http://asn.fr/index.php/S-informer/Actualites/2011/Accident-dans-l-installation-nucleaire-Centraco
2 Le Monde (Sept. 12, 2011). URL: http://www.lemonde.fr/planete/article/2011/09/12/explosion-et-risque-de-fuite-radioactive-dans-le-site-nucleaire-de-marcoule_1571165_3244.html
3 ANDRA (2009). Inventaire national des matières et déchets radioactifs : Rapport de synthèse. URL: www.andra.fr/download/site-principal/document/inventaire/351.pdf

El Corio de Fukushima

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 12 septiembre 2011 @ 23:35 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 6.287
Artículos

Solo unas cuantas horas después del tsunami, las barras de combustible de los reactores 1, 2 y 3 de la central nuclear de Fukushima, comenzaron a fundirse. Las pastillas de Uranio y de Plutonio se derritieron hasta llegar a los 3000° C, para dar nacimiento a una masa informe de magma incandescente llamada Corio (la peor pesadilla para el lobby nuclear).

Poco tiempo después, el Corio se desplomo e inició su descenso hacia el exterior de la vasija y del recinto, devorando y destruyendo todo a su paso, la espesa pared de acero de 17cm de la vasija principal, los 6cm de la vasija de confinamiento y los 8 metros de espesor de cemento de la base del recinto.

Cuando dentro de un reactor nuclear se rebasa el tan temido punto de no retorno, es decir, el momento en que las barras de combustible nuclear se funden y dan nacimiento a el Corio, ya nada se puede hacer. La tecnología desarrollada hasta hoy, no brinda una solución eficaz para controlar el magma incandescente. No existe ningún mecanismo o técnica probada que permita poner fin, de manera controlada y rápida, a su mortífera actividad.

TEPCO ha recurrido a rudimentarios remedios como verter agua, echar nitrógeno y boro, pero al parecer con pocos resultados. Ahora solo queda esperar, a que por las condiciones de su desplazamiento y configuración el Corio se enfríe por sí mismo, pero las emisiones de radiación continúan. Cada vez que el Corio entra en contacto con un estrato diferente lo incinera, cada vez que entra en contacto con acuíferos los vaporiza, es por ello que todavía se observan emisiones de vapor y humo de las entrañas de los reactores.

Para profundizar más sobre las características y el comportamiento del Corio, traemos para los lectores de CE un resumen del artículo “El Corio de Fukushima” publicado en el blog Fukushima.over-blog. Es por mucho, un trabajo revelador sobre lo que la humanidad está enfrentando en Fukushima.

Este artículo es el resultado de la recopilación de diversas fuentes, Blog de Fukushima, el blog Gen4.fr entre otros y de las aportaciones vertidas en el foro técnico de radio-protección Cirkus, que realizó Pierre Fetet, administrador del blog.

Corio!… la palabra tabú para TEPCO.

¿Por qué la empresa responsable de la peor catástrofe nuclear en el mundo, evita mencionar esa palabra? Sencillamente porque es la materia abominable, la más peligrosa jamás creada por el hombre. El Corio es una forma de magma incontrolable, radioactivo y altamente corrosivo, que se desplaza guiado por la fuerza de gravedad, a una temperatura de entre 2500°C a 3000°C destruyendo y devorando todo lo que encuentra a su paso como el acero y el cemento de la vasija y del recinto de contención.

Informe sobre el gas pizarra en España

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, 10 septiembre 2011 @ 10:46 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.535
Artículos

Desde la Asamblea contra la Fracturación Hidráulica de Cantabria (ver mensaje en los foros) nos hacen llegar este comunicado y el enlace a un informe sobre el gas pizarra en España:

La Fractura Hidráulica se está expandiendo por Europa, y España no queda exenta, como queda demostrado por la concesión del Permiso de Investigación Arquetu en Cantabria. Pero, ¿Hay más permisos concedidos en todo el Estado que estén utilizando o vayan a utilizar este método de extracción de gas? Desde la Asamblea contra la Fracturación Hidráulica de Cantabria hemos revisado todos los permisos de investigación de hidrocarburos concedidos o solicitados intentando averiguar a qué se dedican las empresas concesionarias o solicitantes.

Podemos afirmar que de los 21 permisos de investigación de hidrocarburos solicitados en el Estado Español 8 son para la extracción de gas natural de pizarra mediante la fractura hidráulica o fracking, ROJAS en Burgos, OSORNO en Palencia, LENI en Burgos y Palencia, PENÉLOPE en Sevilla, ULISES-2 y ULISES-3 en Jaén, POLIFEMO en Valencia y URRACA en Álava y Burgos.

De los 85 permisos de investigación de hidrocarburos concedidos en el Estado Español, podemos afirmar que 4 de ellos son para la extracción de gas natural de pizarra mediante la fractra hidráulica o fracking, ENARA en Burgos y Álava, RUEDALABOLA y TESORILLO en Cádiz y ARQUETU en Cantabria.

Estos son los permisos para los cuales lo podemos afirmar, porque las empresas que lo solicitan o explotan se dedican a ello, o porque la prensa lo ha señalado en distintos artículos. Pero tenemos sospechas de que hay muchos más, como detallamos después. Esto probaría que la apuesta por el gas de pizarra en España es un hecho.

Hemos elaborado un pequeño informe que esperamos sea leído y mejorado por todos aquellos preocupados por la última huída hacia adelante de los gobiernos, en sus búsquedas por eludir la crisis energética en la que estamos sumidos. Para complementar el informe échese un vistazo al Mapa de Concesiones de hidrocarburos en España. Cualquier anotación, corrección o ampliación de lo recogido en este informe agradeceríamos nos la enviaseis a fracturahidraulicano(arroba)gmail.com.

El informe consiste en una lista de permisos de investigación, tanto los vigentes como los solicitados, en todo el territorio español.

Si alguna vez te has planteado ayudarnos económicamente...

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 05 septiembre 2011 @ 10:42 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.241
Artículos

Actualización 6/9:

Estimados lectores:

Quisiéramos agradecer la reacción de algunos de nuestros lectores que, ante la delicada situación económica a que nos lleva nuestra obsesión por la independencia de patrocinadores involucrados en el sector y ante nuestro llamamiento, han aportado en un solo día (o dos o los que sean) la cantidad de 900 Euros en donaciones varias, alguna de las cuales, es de 600 Euros.

Esto nos da vida para unos 6 meses más. Confiamos en que sigan llegando algunas aportaciones y nos eviten tener que estar repitiendo el mensaje de que nos agotamos a cada poco, porque nos da vergüenza hacerlo. No tenemos alma de mendicantes, pero el servidor y el dominio funcionan con dinero. No hay más gastos que estos.

Saludos cordiales a todos.

Los editores.

Entrada original:

¡Este es el momento!

AEREN y Crisis Energética reciben fondos exclusivamente de las cuotas y aportaciones de socios y simpatizantes. Sin otra vía de ingresos desde hace ya un tiempo, nos queda muy poco dinero.

En la práctica, y dado que los únicos gastos que tenemos son los que comporta esta página (el alquiler de un servidor dedicado y los gastos de los dominios de Internet: en 2010 esos gastos ascendieron a unos 2.600€), el resultado del agotamiento de nuestros fondos será que nos veremos obligados a abandonar el actual formato de la página y probablemente abramos un blog gratuito. El fondo de documentos no será difícil trasladarlo, pero sí el foro, ya que requiere de una base de datos y un servidor con unas capacidades específicas.

Somos conscientes de la delicada situación económica general, y la sufrimos como todo hijo de vecino, pero a veces una pequeña ayuda entre todos puede significar mucho. Si alguna vez has valorado lo que ofrece esta página y quieres ayudar a que continúe así, esta es tu oportunidad.

Puedes hacerte socio por 30€ / 35$ al año, (12$/15$ si no se dispone de medios económicos suficientes), o bien realizar una donación en la cuenta de Catalunya Caixa 2013 – 0803 – 48 – 0200372605.

Quiero aprovechar la ocasión para agradecer profundamente a todos aquellos que nos han ayudado hasta ahora, inscribiéndose como socios, realizando donaciones, expresando su apoyo de palabra y con hechos, en definitiva, a todos los que de alguna u otra manera nos han echado una mano en todo este tiempo. ¡Sin vosotros hubiésemos durado mucho menos!

Fdo:

Daniel Gómez
Pedro A. Prieto

Andanzas y desventuras del Caballero Pikoil

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, 27 agosto 2011 @ 09:12 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.063
Artículos Tras las múltiples y acongojantes lecturas picoleras sobre el fin del petróleo, creo que estoy perdiendo de algún modo la chaveta o, tal vez por el contrario, estoy transido de un espíritu crítico sin igual que me eleva por encima de los mortales y debo, no obstante, encomendarme a desfacer entuertos, desasnar herejes y convertir neoliberales.
El tiempo lo dirá.

Valga pues esta crónica como uno de los primeros combates cuerpo a cuerpo entre picoleros y tierraplanistas ( no confundir picoleros con picoletos, pues a estos últimos si se les mete entre las cejas y esa máquina de escribir que llevan en la cabeza como ignominioso sombrero dejar la Tierra plana a base de hostias a fe mía que la dejan como la masa de una pizza)

Dejaré que los acontecimientos fluyan en un torrente de palabras, tributo y mosaico de la epifanía que me sobrevino durante el cálido agosto que me transmuto en el Alonso Quijano energético que tanta falta hacía para decrecer sistemas y despertar conciencias. Todos aquellos de ustedes que no han sido carne de billares y promesas del futbolín durante los años de colegio no ignoran que existen genes dominantes y genes recesivos (¿recuerdan al tipo ese de los guisantes de colores que era cura o algo así?) y aquellos que siguieron estudiando y se hicieron biólogos y ahora están en paro saben además que no es fácil delimitar donde empieza y acaba un gen. De modo que una persona podría ser considerado un solo gen dominante (verbigratia mi señora) y otro ser humano completo conformaría un único gen o gene recesivo o calzonazos (ustedes y yo sin ir más lejos). Pero sin embargo (Oh, sin embargo) ese determinismo genético puede ser alterado con esfuerzo, dedicación y templanza. La naturaleza no ayuda pero es un camino de perfección, una ascesis personal que empieza con pequeñas escaramuzas contra las comunidades de genes alelos que viven en casa y nos mandan a comprar el pan.

La primera batalla con mi contrincante biológico, alias “la Alférez O´Neil” se fraguó tras una discusión casera de 7 domomagnitudes en la Escala Roper (escala logarítmica, ojo que crece como la deuda) al afirmar mi media costilla que el coche tenía más mierda que el columpio de un loro y yo debía limpiarlo. Yo repuse que una vez pasado el cenit del petróleo es una pérdida de tiempo (“como quien se la menea a un muerto”- fue mi agresiva respuesta textual, tengan en cuenta que estaba en plena escalada verbal y arredrarse se considera pusilanimidad) dedicarse a esos menesteres. Y, además, constreñir a un hombre con mis capacidades intelectuales y físicas a tan serviles e impropias tareas sería como pretender meter a Tarzán en un geranio.

Las luchas diplomáticas a menudo ocultan razones soterradas y es bien sabido que el mayor rival de una especie es otro miembro de su misma especie, pues compiten por exactamente los mismos recursos; y nosotros queríamos el mando a distancia de la televisión. Yo para ver la Supercopa y ella el Sálvame de luxe.

El piso, el hogar, el nidito…es una prolongación del útero que domina todo el super-yo femenino. Es su terreno. Por eso allí perdemos todas las batallas. En cambio el coche es el trofeo masculino por antonomasia que blandimos triunfadores con un brazo asomando por la ventanilla ante la legión de féminas ojipláticas de caramelizada lencería sotombligo ante el empuje de nuestros corceles mecánicos, infalsificable prueba de nuestra valía como proveedores victoriosos.

Puede que algunos piensen que esto es una justificación pseudo psicológica de la razón para bajar a limpiar el coche, pero se equivocan. Había en el cristal delantero escrito con el dedo sobre el primer estrato de humus una frase afortunada: “Ojalá mi novia fuese tan guarra”…Ah. Me hizo pensar y añorar los tiempos en los que el sexo era rápido y sucio. Ahora sin pasar antes por el bidet y meterme en la bañera con diez pastillas del método Milton era imposible siquiera imaginar iniciar aproximamientos para intercambiar fluidos con mi esclava sexual. Le hice un lavado a conciencia al carro que me llevó casi un cuarto de hora mientras preparaba mi segundo ataque contra mi santa madurando los envites. Si a mi me hacía ponerme las pantuflas de conejo antes de entrar en casa para no rallar el parqué yo le haría a ella y a su madre ponerse las nórdicas antes de entrar al coche.

Con un par.
Ojo por ojo.

Mis antepasados no se jugaron la vida cazando mamuts para que yo entregase sus conquistas.
A pesar de estar sudado por el ímprobo esfuerzo realizado decidí subir en ascensor esperando ir solo. Paró en el segundo y se subieron la vecina opusina esposa del vocal de la escalera con su niña de nueve años. La bocachancla de la niña dijo en voz alta que el ascensor olía a pony. Yo me miré la punta de los pies hasta llegar a casa.

Mi resiliencia flaqueaba.

La fiebre del gas pizarra

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 22 agosto 2011 @ 14:02 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.915
Artículos

Artículo publicado en www.sostenible.cat.

¿Especulación o cornucopia energética? El gas pizarra puede estar inflando una nueva burbuja energética en la que las preocupaciones medioambientales pasan nuevamente a un segundo plano.

El gas de pizarra es el nuevo combustible fósil de moda, y según los más optimistas, podría solucionar los problemas energéticos del mundo. En Estados Unidos, pioneros en su explotación, las inversiones en la exploración y extracción de este gas no convencional han desatado una fenomenal puja.

El metano (gas natural) contenido en estratos de pizarra se encuentra atrapado en los poros microscópicos de esta roca sedimentaria de grano fino y muy compacta. Eso hace que su extracción sea dificultosa, dado que las pizarras tienen una muy mala permeabilidad y es difícil hacer fluir el metano a través del estrato y hasta la boca del pozo de extracción. Ya en los años 90 se desarrolló un método, la hidrofractura, consistente en inyectar agua a presión (en la que se disuelven diferentes compuestos químicos) en el yacimiento hasta conseguir fracturar la pizarra, permitiendo así que el metano fluya con mayor facilidad. Para una mayor eficiencia en la captura del gas, una vez se ha perforado verticalmente al nivel del estrato que contiene el metano la perforación continúa horizontalmente dando un giro de 90 grados, de manera que se maximiza la extracción.

Si las reservas de gas de pizarra se conocen desde hace muchas décadas y los métodos de extracción son también conocidos, ¿por qué no se ha hablado antes del gas de pizarra? En Estados Unidos, que es de donde viene la locura del gas de pizarra, se explota este recurso desde el SXIX, pero solo cuando la tecnología y los precios se han unido (los máximos históricos del precio del gas en EE.UU. se dan en 2006) y ante el hundimiento de la producción de gas convencional en el país es cuando inversores y compañías deciden que este costoso y sucio método de extracción será capaz de poner en el mercado las abundantes reservas que existen.

Sin embargo la situación del mercado energético nunca es estática, los precios se han hundido debido a la crisis económica y han empezado a divulgarse los perjuicios medioambientales de la extracción del gas de pizarra.

El origen del mal

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • sábado, 13 agosto 2011 @ 12:35 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.901
Artículos

El origen del mal en el mundo actual ocurrió aproximadamente hace 150 años. En 2009 se celebró su aniversario, se llama Darwinismo. Este es el atrevido hilo conductor del libro que deseo comentar. Para empezar no confundan Darwinismo con evolución, la teoría de Darwin es una de las mas extendidas que tratan de explicar como se produjo la evolución, cosa que pocos niegan. Sin embargo en su epoca, y mas en la actualidad,  hubo y hay otras muchas que tratan de dar una explicacion mas satisfactoria de como se desarrollan los cambios hasta el estado actual en el que nos encontramos, y aun mejor, conociendo esos mecanismos preveer hacia donde nos precipitamos.  En segundo lugar les recuerdo el titulo completo de su famosa obra, "Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural o el mantenimiento de las razas favorecidas en la lucha por la existencia".

Darwin creo una teoría bastante simple basada principalmente en la observación de la selección de animales domésticos y las ideas predominantes de la época que se pueden resumir en las siguientes citas extraídas del libro "Darwin, el sapo y la charca":

"No es de la benevolencia del carnicero, cervecero o panadero de donde obtendremos nuestra cena, sino de su preocupación por sus propios intereses (...) Por regla general, no intenta promover el bienestar público ni sabe cómo está contribuyendo a ello. Prefiriendo apoyar la actividad doméstica en vez de la foránea, sólo busca su propia seguridad, y dirigiendo esa actividad de forma que consiga el mayor valor, sólo busca su propia ganancia, y en este como en otros casos está conducido por una mano invisible que promueve un objetivo que no estaba en sus propósitos. Adam Smith (“La Riqueza de las Naciones”, 1776)"

La consecuencia de esta mezquina concepción sobre las relaciones humanas la plasma su discípulo Tomas Malthus así en su libro “Ensayo sobre el principio de población” (1789):

"El hombre, si no puede lograr que los padres o parientes a quienes corresponde lo mantengan, y si la sociedad no quiere su trabajo, no tiene derecho alguno ni a la menor ración de alimentos, no tiene por qué estar donde está, en ese espléndido banquete no le han puesto cubierto. La naturaleza le ordena que se vaya y no tardará en ejecutar su propia orden, si ese hombre no logra compasión de alguno de los invitados. Si estos se levantan y le dejan sitio, acudirán enseguida otros intrusos pidiendo el mismo favor y se perturbará así el orden, la armonía de la fiesta y la abundancia que antes reinaba, se convertirá en escasez".

Y la traducción de esta “entrañable” filosofía a la Naturaleza se concentra en la siguiente “ley” científica:

“De aquí, que como se producen más individuos de los que es posible que sobrevivan, tiene que haber forzosamente en todos los casos una lucha por la existencia (...) Es la doctrina de Malthus aplicada con multiplicada fuerza al conjunto de los reinos animal y vegetal; porque en este caso, no hay aumento artificial de alimento y limitación prudente de matrimonios” (Charles Darwin, “Sobre el origen de las especies ....”, 1859).

Y este es el desencadenante del tumor incontrolable que se está comiendo por dentro a nuestro planeta. Una mentalidad, con un origen histórico y cultural claramente identificables, que ha transformado en “leyes” científicas los peores defectos de la condición humana: el egoísmo, la competencia, la avidez por la riqueza, la explotación de los hombres y de la Naturaleza, forman parte de las “leyes naturales”, y para que estas “leyes” se cumplan, la usura, el expolio y la violencia son instrumentos necesarios. La transformación interesada de estos prejuicios culturales y sociales en una explicación “científica” de la injusticia y la coronación del egoísmo y la competencia como agentes de progreso y “generadores de riqueza” han servido como justificación y, al tiempo, estímulo, para dejar a la Humanidad y a la Naturaleza en manos de los que más sobresalen en esas “virtudes”, y han transformado a la Naturaleza en un desolado campo de batalla en el que sólo hay sitio para los vencedores.

Para mi ha sido una revelación el libro que recomiendo, "Darwin, el sapo y la charca" una recopilación de artículos de tres autores, Mauricio Abdalla, Guillermo Agudelo y Máximo Sandin. Aficionado a lecturas de evolución y antropología nunca imagine estar tan dominado por las ideas convencionales (tal vez precisamente por eso), pero lo cierto es que a poco que pensemos encontramos a nuestro alrededor cantidad de ejemplos que contradicen la base del Darwinismo, solo mencionare el que primero se me ocurrió a mi: el cuerpo. ¿Como no nos habremos dado cuenta antes que es el ejemplo ideal de cooperación de organismos, autoorganización, y equilibrio como producto de la evolución?  Por que nos han enseñado desde pequeños que existe una ley natural y científicamente probada que es la ley de la jungla, es decir la supervivencia del mas apto. Lean el libro y descubrirán la cantidad de pruebas que desmienten la azarosa y ciega selección natural.

Como ven el origen del mal es una sencilla idea pero poderosa, sin embargo la solución es igual de magnifica, la cooperación. A estas alturas la respuesta a la pregunta que planteare seguro que ya la sospechan, ¿a quien y por que interesa mantener una idea tan perniciosa cuando hace tiempo que se sabe que el Darwinismo es demasido simple para explicar la realidad?. Les animo a difundir el pensamiento cooperativo, es la unica salida a las multiples crisis en que se encuentra el mundo.

Por ultimo mencionarles otro sorprendente libro que ya se recomendó en CE hace un año, "La Termodinámica de la vida", donde se hace un recorrido por esas nuevas teorías evolutivas (no solo biológicas sino también inanimadas) y trata de ordenar esta nueva visión de un mundo complejo, interrelacionado y en continua transformación.


Novedades

NOTICIAS desde 24 horas

No hay noticias nuevas

COMENTARIOS desde 2 días

No hay comentarios nuevos

SEGUIMIENTOS desde 2 días

Sin comentarios de seguimiento

ENLACES desde 2 semanas

No hay enlaces recientes

Funciones del(a) usuario(a)

Identificación

Usuarios conectados

jacmp
Usuarios invitados: 20

Foros

Orden: Nuevo Visitas Mensajes
Últimos 10 Mensajes al Foro
Oriente en crisis
 Por:  Amon_Ra
 En:  30/09/2014 01:40
 Visitas 176723 Respuestas 1080
Atención a Rusia y Ucrania
 Por:  jacmp
 En:  26/09/2014 19:40
 Visitas 11482 Respuestas 61
Congreso de Barbastro
 Por:  Amon_Ra
 En:  26/09/2014 14:23
 Visitas 2222 Respuestas 18
Produción de petróleo en EEUU
 Por:  jaimeguada
 En:  25/09/2014 20:33
 Visitas 4413 Respuestas 37
Lecturas (3) en la red
 Por:  juan arias
 En:  25/09/2014 14:43
 Visitas 76400 Respuestas 476
CA-CC
 Por:  fernando
 En:  25/09/2014 13:51
 Visitas 650 Respuestas 4
"Última Llamada"
 Por:  sergio
 En:  24/09/2014 22:03
 Visitas 751 Respuestas 14
Crisis económica en España
 Por:  Amon_Ra
 En:  23/09/2014 23:08
 Visitas 594092 Respuestas 3351
Argelia: gas y terrorismo
 Por:  jaimeguada
 En:  23/09/2014 11:37
 Visitas 2367 Respuestas 17
El cambio climático
 Por:  juan arias
 En:  21/09/2014 12:16
 Visitas 149147 Respuestas 1258

AEREN


Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, hazte socio y/o colabora:
(Cuenta bancaria: Caixa de Catalunya 2013 – 0803 – 48 – 0200372605)

Sobre Crisis Energética

Crisis Energética pretende ser un espacio de debate y comunicación sobre recursos energéticos y su papel en relación a asuntos tan trascendentes como la demografía, el desarrollo, la economía y la ecología. En especial, Crisis Energética se ocupa del problema de la disminución de los recursos combustibles fósiles, y por ello colabora en la traducción y distribución en español de la newsletter de la ASPO (Association for the Study of Peak Oil)