Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 19 diciembre 2014 @ 00:41 CET

Altos niveles de radioactividad en los alrededores de la central de Fukushima

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 21 marzo 2011 @ 08:19 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.146
Informes

Resumen extraido del informe del CRIIRAD, (Commission de Recherche et d'Information Indépendantes sur la Radioactivité), traducción de Edgar Ocampo.

Existen varios países en el mundo con una gran experiencia en el manejo de la energía nuclear, entre ellos, la Francia, que no solamente cuenta con un gran parque de reactores nucleares (59), sino que además cuenta con empresas que promueven y venden tecnología y centrales nucleares (Areva y EDF). Para el gobierno francés y en particular para el poderoso Lobby nuclear de ese país, la información proveniente de Japón tiene una importancia crucial, dado que puede tener un impacto negativo en la opinión pública francesa entorno a los inconvenientes de esta fuente de energía.

Desde hace años, se creó en Francia, un organismo independiente del gobierno, que le da seguimiento a los incidentes en las centrales nucleares en Francia, se llama el CRIIRAD, Comisión de Investigación e Información Independiente sobre la Radioactividad, por sus siglas en francés. Este organismo ha publicado el domingo pasado un comunicado sobre la radiación detectada en los alimentos provenientes de los alrededores de la central nuclear de Fukushima.

El informe hace referencia a lo que han estado transmitiendo, en las últimas horas, las cadenas de televisión, de la radio y de la prensa de Francia.

El CRIIRAD señala que la mañana de este domingo 20 de marzo, varios medios de información franceses hicieron eco de reportes según las cuales “rastros de radioactividad habrían sido encontrados en algunos productos alimenticios provenientes de las villas cercanas a la central de Fukushima Daiichi”. Indicando además, que los niveles de contaminación no representan peligro para la salud. El CRIIRAD indica que estas informaciones son erróneas.

Según el informe del CRIIRAD, están disponibles los resultados de los análisis que se han hecho a diversos productos alimenticios de las regiones afectadas, y agrega que los cultivos de espinacas y lechugas reciben desde hace una semana sedimentos radioactivos. A pesar de que los estudios son parciales, en ellos se constata una importante presencia de depósitos radioactivos.

Han sido detectados niveles muy altos (no solo rastros de radioactividad como indican los medios franceses) de contaminación en las espinacas: de 6 100 Bq/kg a 15 020 Bq/kg para el iodo 131, con una media de 10 450 Bq/kg.

Los lugares de donde han sido tomadas las muestras no son ciudades situadas a proximidad de la central de Fukushima, se trata de 7 poblaciones de la prefectura de Ibaraki, ver la carta de localización, situadas a 100 km al sur de la central.

Un niño de 5 años solo requiere ingerir 10 000 Bq de iodo para alcansar el límite máximo anual admitido de 1 mSv. Para los niños de menos de 2 años, solo hacen falta 5 500 Bq, es decir, una radioactividad inferior a la que contienen las espinacas de la prefectura de Ibaraki.

Los alimentos contaminados, productos de alto riesgo como las legumbres de hojas, la leche y el queso deben ser retirados, pues no son aptos para el consumo y representan un peligro para la salud pública. Obviamente no se trata de fuertes dosis de radiación y de riesgos inmediatos, no comparables a los niveles de exposición a que están sometidos los equipos de intervención en la central de Fukushima.

El CRIIRAD advierte que no hay otra alternativa que tomar medidas de protección de la población: La contaminación por ingestión de alimentos contaminados, se agrega a la inhalación de partículas radioactivas en suspensión en el aire, las nubes radioactivas y los sedimentos en el suelo.

AIE: no faltaría petróleo aunque se cerrase Suez

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 21 febrero 2011 @ 19:22 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.640
Informes

Actualización 23/02: la grave crisis libia está afectando de manera importante a la producción de petróleo, aunque las informaciones son aún confusas, según Reuters entre 300 y 400 mil barriles de diarios habrían dejado de extraerse. Libia produce aproximadamente un millón y medio de barriles diarios. Otras fuentes hablan de intentos de sabotaje de la industria petrolera libia por parte del propio gobierno del coronel Gadafi. También se informa acerca del cierre de los puertos libios, mientras que los trabajadores extranjeros, incluidos los de las compañías energéticas extranjeras, estarían abandonando apresuradamente el país. El cese de actividad portuaria estaría deteniendo totalmente las exportaciones de petróleo libio. Por su parte, el ministro del petróleo saudí ha afirmado que la OPEP está dispuesta a cubrir cualquier déficit en el suministro.

La inestabilidad política en el norte de África y en Oriente Medio está contribuyendo al alza de los precios del crudo, especialmente el Brent europeo. Recientemente la Agencia Internacional de la Energía ha publicado un breve informe (fichero PDF, 396 KB) en el que pone en contexto energético a Egipto y el Canal de Suez.

Poco antes de ser cerrado a causa de la guerra del Yom Kippur, por el Canal de Suez pasaba el 10% del petróleo mundial, mientras que hoy en día, solo pasa apenas el 1%. Curiosamente, y eso es algo que no menciona la Agencia, dado que el consumo de petróleo ha aumentado un 145% entre 1967 y hoy, en términos absolutos hoy pasa más del doble del petróleo que circulaba en esa época... El motivo de que Suez haya perdido cuota en el reparto del tráfico se debe principalmente a la aparición de los superpetroleros (Very Large Crude Carriers o VLCCs), que dada su gran capacidad hicieron rentable la ruta del cabo de Buena Esperanza.

Si el paso por Suez solo implica el 1% del consumo mundial, el oleoducto SUMED (Suez-Mediterranean) añade otro 1,3% del consumo mundial (1,3mbd, aunque su capacidad es mayor, de 2,4 mbd). Aún así, no todo el petróleo circula en dirección sur-norte. De hecho, fluye casi tanto en esa dirección como en dirección norte-sur. Aunque la Agencia no niega que se producirían impactos (entre ellos un aumento del tiempo y el coste en el transporte), insiste en que "el cierre no sacaría nada de petróleo del mercado".

En el caso del gas natural licuado, Reino Unido, Italia, España y Bélgica son los principales compradores del gas natural que pasa por Suez, un 6% de todo el consumo europeo. Con el rápido desarrollo de unidades de licuefacción de gas en Qatar, la mitad de sus exportaciones pasan por el canal. La Agencia señala que, a diferencia del petróleo, la ruta sur por el cabo de Buena Esperanza es apenas utilizada para el paso de metaneros, por lo que un cierre de Suez provocaría al menos un incremento de costes y de tiempo de entrega en las exportaciones de gas natural licuado.

Informe sobre el estado mundial de la industria nuclear 2009

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • martes, 08 febrero 2011 @ 10:14 CET
  • Autor:
  • Lecturas 3.275
Informes

Esta tarde se presenta en Barcelona (Fundación Tierra, c/ Avinyó, 44, 19h) la versión en castellano del informe "The World Nuclear Industry Status Report 2009 - With Particular Emphasis on Economic Issues".

Este estudio ha sido encargado por el departamento de Conservación de la Naturaleza y Seguridad de los Reactores, del Ministerio Federal Alemán de Ambiente, y sus autores son Mycle Schneider (consultor independiente, París, Francia), Steve Thomas (Profesor de Política Energética, Universidad de Greenwich, Reino Unido), Antony Froggatt (consultor independiente, Londres, Reino Unido), Doug Koplow (director de Earth Track, Cambridge, EE.UU.). La traducción al castellano ha sido realizada por Miguel Muñiz (activista de Tanquem les Nuclears - Nova Cultura de l'Energia, Barcelona, España) y Raul A. Montenegro (Profesor Titular de Biología Evolutiva en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina).

El informe en castellano (fichero PDF, 2,1MB), que será presentado esta tarde por Miguel Muñiz y Pep Puig (ingeniero industrial del Grupo de Científicos por un Futuro No Nuclear), es un buen antídoto frente a la campaña orquestada desde grupos de presión pronucleares, empeñados en convencer a la opinión pública de que se está viviendo un "renacimiento nuclear".

Según los datos presentados en el informe, no se puede hablar de un verdadero renacimiento nuclear, como se afirma en la nota de prensa:

Analizado con un mínimo de profundidad, el agresivo discurso del "renacimiento nuclear" demuestra tener poca base en un mínimo de diez áreas: en el peso de la energía nuclear en la generación eléctrica mundial; en el maquillaje de las estadísticas de reactores en funcionamiento , maquillaje que se extiende a las previsiones de construcción de nuevos reactores; en los plazos de finalización de los reactores que se están construyendo realmente; en la realidad que hay detrás de los llamados países "recién llegados" a la energía nuclear; en las capacidades reales de fabricación de componentes y las tendencias existentes en los países industriales y, sobre todo y muy especialmente, en lo económico, en las cifras reales de costes, de subvenciones del estado en la industria hechas con el dinero de todos, de créditos , de transferencias, y en las maniobras de la industria eléctrica para huir de sus responsabilidades.

El apartado de los costes económicos recibe una revisión que revela que a diferencia de otras industrias, la nuclear hace frente a costes económicos cada vez mayores, producto de su abandono de la curva de aprendizaje tecnológico, a pesar de proyectos "insignia" como el del EPR en Olkiluoto (cuyo presupuesto ha rebasado en un 55% las estimaciones originales). La situación financiera internacional no está ayudando a esta situación, por lo que según el informe, "en este momento no existe aún ninguna señal obvia de que la industria nuclear internacional pueda cambiar lo que es un declive, empíricamente evidente, por un futuro prometedor."

Hacia un mundo sin pescado

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • viernes, 10 diciembre 2010 @ 19:27 CET
  • Autor:
  • Lecturas 1.337
Informes Artículo publicado en el periódico en Español "La Oferta", editado en San José, California, y en el blog del autor, sobre el "pico del pescado". Este artículo está basado en
...Un estudio titulado “The Spatial Expansion and Ecological Footprint of Fisheries (1950 to Present)” publicado por la revista científica “PLOS one” en diciembre de este año 2010...
Parece ser que el "pico del pescado" se alcanzó en 1980:
A finales de 1980 el número de capturas totales fue de 90 millones de toneladas, y desde entonces no ha hecho más que bajar a una velocidad de medio millón de toneladas al año para no volver a aumentar nunca más. Este decrecimiento, razona la publicación, se debe a que la velocidad a la que se capturan nuevos tipos de pescado no es capaz de superar la velocidad a la que se destruyen los bancos de pesca más tradicionales. Además, el número de nuevos tipos de pesca también está disminuyendo con el paso del tiempo.
Y que no se está pescando, ni mucho menos, de forma sostenible
Un mar pescado de forma sostenible podría dar para mucho, pero no obstante se estima que el número de capturas por cápita es, al menos, el doble de lo que debería ser para lograr dicho objetivo. La comparación con su análogo en la agricultura es alarmante. Mientras que de 1961 a 1995 se dobló la producción agricultora aumentando en un 10% el número de tierra cultivada, ¡para doblar la producción pesquera se aumentó el área de mar explotada en un 400%!
El artículo termina con una reflexión sazonada con cierta ironía.
Los científicos y medioambientalistas ya no saben que hacer para prevenirnos sobre el importante desastre que se avecina. Pero mientras tanto, lo urgente sigue ocupando nuestra atención en detrimento de lo importante. Nuestros intentos de aniquilar el mar se hacen realidad: ¿Un mundo sin pescado? ¡Concedido!
Un recurso más que está declinando que añadir a nuestra larga lista: El Pescado

Patzek y Croft: pico del carbón en 2011

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • domingo, 21 noviembre 2010 @ 11:26 CET
  • Autor:
  • Lecturas 2.394
Informes

Tadeusz Patzek del Departamento de Petróleo e Ingeniería de Geosistemas de la Universidad de Texas en Austin y Gregory Croft del Departamento de Ingeniería Medioambiental y Civil de la Universidad de California en Berkeley han publicado un ensayo científico con el título "A global coal production forecast with multi-Hubbert cycle analysis". El abstract, traducido a continuación:

Basado en consideraciones económicas y de política que parecen no estar constreñidas por la geofísica, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) generó cuarenta escenarios de producción y emisiones del carbón. En este ensayo, desarrollamos un escenario base para la producción de carbón basado en un análisis físico multiciclo de Hubbert de la producción histórica. Áreas con recursos abundantes pero poca historia de producción, como Alaska y el extremo oriente ruso son tratadas como sensibilidades sobre este escenario base, produciendo una cantidad adicional de 125 GT de carbón. El valor de esta aproximación es que proporciona una validación de la magnitud de las emisiones del carbón en un escenario business-as-usual (BAU). El escenario base resultante está significativamente por debajo de 36 de los 40 escenarios de emisiones del IPCC. Se predice que el pico global de la producción de carbón de los yacimientos de carbón existentes ocurrirá cerca del año 2011. La tasa de producción en el pico es de 160 EJ/año, y el cenit de emisiones de la combustión del carbón es de 4.0 GT C (15 GT CO2) por año. Después de 2011, la tasa de producción de carbón y CO2 declinan, alcanzando los niveles de 1990 en el año 2037, alcanzando el 50% del valor en el cenit en el año 2047. Es poco probable que las minas futuras le den la vuelta a la tendencia predicha en este escenario BAU.

En su ensayo, los dos autores destacan que su conclusión es que "el pico de producción de carbón de los yacimientos actuales es inminente y que la producción caerá un 50% en los próximos 40 años" y también lo harán las emisiones. Los autores afirman que "el actual foco de atención en la captura y secuestro geológica del carbón podría estar equivocada" y que "la comunidad global debería dedicar su atención al ahorro y el incremento de eficiencia de la generación eléctrica con carbón".

Otro párrafo interesante, con anécdota incluida, arroja una visión general sobre las dificultades de las predicciones y la escasa variedad de referencias científicas que el IPCC utiliza en sus escenarios de emisiones, con una oportuna mención a los científicos "olvidados" por la ciencia del business as usual:

Un viejo judío en Galicia una vez hizo una observación: "Cuando alguien tiene honestamente razón en un 50%, está muy bien y no hay necesidad de discutir. Y si alguien tiene razón en un 60%, es maravilloso, una gran suerte y que dejémos que dé gracias a Dios. Pero ¿qué hay que decir sobre tener la razón en un 75%? El que es sabio dirá que es sospechoso. Bien, ¿y qué hay del 100%? Cualquiera que diga que tiene razón en un 100% es un fanático, un sinvergüenza y el peor tipo de canalla". Lo que nos lleva al último grupo de científicos, a los que no les importa tener razón en un 55% y ser generalmente denigrados. Esta gente concibe una Tierra esférica con recursos finitos (M. King Hubbert y Paul R. Ehrlich) y ecosistemas frágilmente conectados (James Lovelock y Vaclav Smil). También cuantifican lo terriblemente inadecuados y no físicos que son los modelos económicos a la hora de ocuparse de las necesidades presentes y futuras de la sociedad (Nicolas Georgescu-Roegen, Herman Daly, Charles Hall, y Philip Mirowski)

El trabajo de Patzek y Croft sigue la estela de anteriores estudios, como el del Energy Watch Group alemán que en 2007 ya publicó sus estimaciones sobre el pico del carbón, o un estudio de la National Science Foundation estadounidense del mismo año que advertía de que todas las revisiones de las reservas de carbón arrojaban resultados a la baja y que la idea que los EE.UU. disponían de carbón para 250 años debía ser desestimada. También en los últimos días se ha publicado otro artículo al respecto, en la revista Nature, "The End of Cheap Coal", comentado en The Oil Drum.

Actualización: el usuario Ferroviario nos envía un artículo publicado en el Wall Street Journal titulado "China's Coal Crisis en el que se explica cómo Pekín está considerando limitar el consumo de carbón doméstico durante el periodo 2011-2015, en parte porque los funcionarios del gobierno están preocupados por un agotamiento demasiado rápido de las reservas.

La defensa americana teme por el futuro del petróleo

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, 29 septiembre 2010 @ 10:28 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 2.582
Informes

La preocupación del ejército americano por el futuro del petróleo no es nueva, ya en 2006, un informe realizado por el Cuerpo de Ingenieros del ejército estadounidense advirtió que las expectativas del USGS de que se multiplicasen por cinco los descubrimientos futuros eran "poco probables". El informe recomendaba "una transición hacia sistemas energéticos modernos, seguros y eficientes", al tiempo que reconocía que "no hay sustitutos viables del petróleo".

Recientemente, el US Joint Forces Command hacía público otro informe en el que se afirmaba que "Para 2012, la capacidad ociosa de producción de petróleo podría desaparecer por completo, y tan pronto como en 2015, el déficit en producción podría ser de casi 10 millones de barriles diarios".

Ahora, un estudio del Center for a New American Security, un think tank especializado en asuntos de seguridad nacional, realizado a petición del Departamento de Defensa de los EE.UU., ha hecho público un nuevo informe, titulado "Fueling the Future Force: Preparing the Department of Defense for a Post-Petroleum Era" (fichero PDF, 7,2MB). En este informe se reiteran las preocupaciones de la defensa americana acerca de los riesgos de la transición hacia el postpetróleo, teniendo en cuenta que el ejército de los EE.UU. depende en un 77% del petróleo para todas sus necesidades energéticas:

Reducir la dependencia del petróleo contribuirá a garantizar la capacidad a largo plazo de las fuerzas armadas para llevar a cabo las misiones asignadas.

El informe utiliza un marco de referencia de 30 años, en el que el suministro de petróleo puede variar de manera notable, y peligrosa:

Este plazo de 30 años refleja los indicadores del mercado que apuntan tanto hacia una mayor demanda de petróleo como a una creciente competencia internacional para adquirirlo. Por otra parte, la geología y la economía de la producción de petróleo asegurarán que el mercado se tensionará mucho antes de que las reservas de petróleo se agotan. Algunas estimaciones indican que la actual relación entre la producción y las reservas- lo rápido que el mundo consumirá todas las reservas conocidas y recuperables de petróleo al ritmo actual de producción - es menor de 50 años. Por lo tanto, teniendo en cuenta la oferta y la demanda proyectada, no podemos asumir que el petróleo seguirá siendo asequible o que los suministros estarán disponibles para los Estados Unidos de forma fiable en tres décadas. Asegurarse de que el Departamento de Defensa puede funcionar con combustibles no derivados del petróleo en 30 años a partir de hoy es una cobertura contra las tendencias imperantes en economía, política y medio ambiente, sus condiciones y restricciones.

Think Tank australiano al gobierno: el cenit es un problema real

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • lunes, 13 septiembre 2010 @ 10:41 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.856
Informes

Aunque todo el protagonismo se lo ha llevado el informe encargado por la defensa alemana sobre el cenit del petróleo, éste no fue el único informe publicado en los últimos días sobre el tema. El Australia Institute, según su página web el "think tank" progresista más relevante del país, ha publicado un informe titulado "Running on empty? The peak oil debate" (fichero PDF, 618KB).

Para los que han seguido el debate desde hace tiempo, este nuevo trabajo no aporta grandes novedades, el informe del Australia Institute se presenta como un resumen de la cuestión, presentando los principales argumentos (cenit cercano o cenit tardío), junto con contraargumentos que ayudan a dar una visión más completa (y compleja) de la cuestión.

Con todo, el informe presenta la cuestión como cierta, solo dependiendo del momento en que se producirá la llegada a la máxima producción de petróleo. Presenta una lista de medidas domésticas que el gobierno australiano debería tomar, y apunta a que tanto el cenit del petróleo como el cambio climático necesitan ser abordados de manera conjunta, quizás la recomendación más relevante que destila el trabajo, cuyo objetivo es precisamente "provocar" un interés del gobierno y de las instituciones mayor que el demostrado hasta el momento.

La necesidad de luchar contra la contaminación de los gases de efecto invernadero refuerza la necesidad de abordar el pico del petróleo (a través de conservación de la energía, por ejemplo), al tiempo que añade más complicaciones al hacer ciertas opciones técnicamente factibles, pero climáticamente desastrosas. Esto incluye la explotación de petróleo no convencional, que consume mucha energía y produce emisiones significativas de CO2, y la conversión de carbón y gases a líquidos, que puede ser viable sólo en relación con el secuestro de las emisiones de CO2. En última instancia, estas cuestiones sólo pueden ser abordados por la introducción de un mecanismo global de precios del carbono que ofrece un nivel internacional consistente de precios del carbono. Esto se puede lograr ya sea por el comercio internacional en los permisos de carbono o, la mejor opción y más simple, una armonización internacional de impuestos al carbono.

Sin embargo, los retos del cenit del petróleo y el cambio climático son diferentes de una manera fundamental. Los mercados del petróleo tienen la capacidad de auto-corrección si se les permite funcionar adecuadamente, por ejemplo, con la eliminación de subsidios a los precios que la artificialmente fomenta la demanda. El cambio climático, por el contrario, no es un problema de autocorrección y requiere la intervención determinante del gobierno, aunque esta puede adoptar la forma de un simple cambio de precios relativos mediante impuestos al carbono o esquemas comerciales.

La industrialización del mundo en desarrollo hace que tanto el pico del petróleo y el cambio climático sean problemas más difíciles. Por el lado de la demanda, China y la India están transformando los mercados de la energía mundial debido a su tamaño y tasa de crecimiento económico. Entre ahora y 2030, estos dos países representarán el 70 por ciento de la nueva demanda del petróleo mundial y el 80 por ciento de la nueva demanda de carbón. Por ejemplo, las ventas de automóviles en China se espera que superen a las de los EE.UU. en 2016, y de hecho ya lo han hecho así. China se comprometió a reducir la intensidad energética del crecimiento del PIB en la cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, pero aún así su energía y el uso de petróleo está en una trayectoria de crecimiento muy rápido.

Filtrado un informe de la defensa alemana sobre los peligros del cenit del petróleo

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • viernes, 03 septiembre 2010 @ 10:53 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 5.642
Informes

Recientemente hemos tenido noticias acerca de un nuevo informe, esta vez de un "think tank" militar alemán, que advierte de los riesgos de una grave crisis de suministro petrolero, causada por el cenit del petróleo.

El informe (fichero PDF, en alemán, 1,9MB), que según Der Spiegel se filtró en Internet apareciendo en diversos blogs alemanes, es obra del departamento de Análisis Futuro del Centro de Transformación Bundeswehr, y según la publicación alemana, no estaba destinado a su publicación y no había sido revisado aún por el Ministerio de Defensa u otros organismos gubernamentales.

Der Spiegel ha resumido algunos de los puntos más importantes del informe, mostrados a continuación, mientras que en The Oil Drum se ha traducido de manera más extensa esos mismos aspectos y otros:

  • El petróleo determinará el poder: El Centro de Transformación Bundeswehr escribe que el petróleo se convertirá en un factor decisivo para determinar el nuevo panorama de las relaciones internacionales: "La importancia relativa de las naciones productoras de petróleo en el sistema internacional está creciendo. Estas naciones se aprovechan de las ventajas resultantes de esta para ampliar el alcance de sus políticas nacionales y exteriores y se establecen como nuevos o renacientes poderes, o en algunos casos, incluso potencias mundiales. "
  • Creciente importancia de países exportadores de petróleo: Para los importadores de petróleo la competencia por los recursos significará un aumento en el número de naciones que compiten por el favor de las naciones productoras de petróleo. En este último caso esto abre una ventana de oportunidad que puede ser utilizada para aplicar objetivos políticos, económicos o ideológicos. Esta ventana de tiempo sólo estará abierta durante un período limitado, "esto podría dar lugar a una afirmación más agresiva de los intereses nacionales por parte de las naciones productoras de petróleo."
  • La política en lugar del mercado: El Centro de Transformación Bundeswehr espera que una crisis de abastecimiento haga retroceder la liberalización del mercado energético. "La proporción de petróleo que cotiza en el libre mercado global de fácil acceso disminuirá a medida que se comercialice más a través de contratos bilaterales", señala el estudio. A largo plazo, el estudio continúa, el mercado petrolero mundial sólo será capaz de seguir las leyes del libre mercado de una forma restringida. "Acuerdos bilaterales, de suministro condicionado y asociaciones privilegiadas, como las observadas antes de la crisis del petróleo de la década de 1970, volverán a pasar a primer plano."
  • Los fallos del mercado: Los autores pintan un panorama sombrío de las consecuencias derivadas de la escasez de petróleo. Como el transporte de mercancías depende del petróleo, el comercio internacional puede ser objeto de un aumento de impuestos colosal. Como consecuencia, "podría surgir la escasez en el suministro de bienes vitales ", por ejemplo, en los suministros de alimentos. El petróleo se usa directa o indirectamente en la producción del 95 por ciento de todos los bienes industriales. Las crisis de precios se podrían ver en casi cualquier industria y en todas las etapas de la cadena de suministro industrial. "A medio plazo el sistema económico mundial y cada economía nacional orientada al mercado se colapsaría".
  • La vuelta a la economía planificada: Dado que prácticamente todos los sectores económicos dependen en gran medida del petróleo, el pico del petróleo podría llevar a una parcial "o completa incapacidad de los mercados", dice el estudio. "Una alternativa razonable sería el racionamiento del gobierno y la asignación de bienes importantes o el establecimiento de programas de producción y otras medidas coercitivas a corto plazo para sustituir a los mecanismos basados en el mercado en tiempos de crisis".
  • Reacción en cadena mundial: "La reestructuración de los suministros de petróleo no será igualmente posible en todas las regiones antes de la aparición del pico del petróleo", dice el estudio. "Es probable que un gran número de Estados no estará en condiciones de realizar las inversiones necesarias a tiempo," o con "magnitud suficiente". Si hubiera accidentes económicos en algunas regiones del mundo, Alemania podría verse afectada. Alemania no escaparía a la crisis de otros países, porque está estrechamente integrada en la economía mundial.
  • Crisis de legitimidad política: El estudio del Bundeswehr también hace temer por la supervivencia de la democracia misma. Partes de la población podrían percibir la conmoción provocada por el pico del petróleo ", como una crisis sistémica en general." Esto crearía "sitio para alternativas ideológicas y extremistas de las actuales formas de gobierno". La fragmentación de la población afectada es probable y "en casos extremos, podría dar lugar a un conflicto abierto."
Redacción CE: el usuario kikuvidal nos hace llegar el siguente enlace, en el que Alfredo Jalife-Rahme, articulista de La Jornada, en México, comenta el informe del pico del petróleo de la defensa alemana.

BP: el consumo de petróleo cae un 2,6%, el mayor descenso desde 1982

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • jueves, 10 junio 2010 @ 10:27 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 3.017
Informes

Además de producir desastrosos escapes de petróleo en el Golfo de México, British Petroleum publica cada año su Statistical Review of World Energy. Esta compilación de datos consta de una útil hoja de cálculo (fichero Excel, 1,7MB) y un resumen (fichero PDF, 8,3MB) con una selección de tablas y gráficos.

Dada la estrecha relación entre la economía y el consumo energético, y encontrándonos aún en medio de una grave crisis financiera y económica global cuyo desenlace es todavía incierto, los datos que presenta este Statistical Review of World Energy 2010 no deberían sorprender, aunque incluyen datos que muestran la rotura de tendencias importantes. Por ejemplo, en 2009 se dió el primer declive en el consumo energético global desde 1982 (-1,1%), y la mayor caída en el consumo de petróleo (-2,6%) también desde 1982. Pero dado que la crisis no ha afectado a todas las regiones y países del mundo por igual, este descenso en el consumo global es el producto de algunas regiones recortando su consumo mientras otras lo aumentaban.

Norteamérica (EE.UU., Canadá y México) ha recortado su consumo en un 4,7% entre 2008 y 2009, con descensos en EE.UU. y Canadá cercanos al 5% y del 1,7% en México. En Centroamérica y América del Sur el descenso en el consumo de energía primaria fue del 0,8%, con descensos generalizados en todos los países (aunque leves, nunca mayores del 1,9%), excepto en Perú, donde el consumo aumentó un espectacular 6%.

En el área de Europa y Eurasia el descenso también ha sido muy significativo, un 6% entre 2008 y 2009. Los efectos de la crisis han sido especialmente notables en países como Azerbaiyán (donde el consumo bajó un 16,4%), Bulgaria (10,6% menos), Rumanía (-10,2%), Ucrania (-14,8%), Irlanda (-8%), Italia (-7%), España (-9%), Suecia (-9%), Rusia (-6%) o Reino Unido (-5,4%). En esta zona, solo Suiza, con un aumento del 0,4% en su consumo energético, Turkmenistán (3,6%) y Uzbekistán (0,3%) consumieron más energía en 2009 que en 2008.

Vivir junto a una central nuclear no aumenta el riesgo de sufrir cáncer

Envíala a un(a) amigo(a)Ver la versión para imprimir
  • miércoles, 02 junio 2010 @ 10:34 CEST
  • Autor:
  • Lecturas 1.381
Informes

Al menos es lo que afirma un estudio (fichero PDF, 4,4MB) que a petición del parlamento español ha realizado un equipo compuesto por miembros del Instituto de Salud Carlos III y el Consejo de Seguridad Nuclear. El informe fue presentado el pasado lunes por el director del Instituto de Salud Carlos III, José J. Navas, por el director técnico de Protección Radiológica del CSN, Juan Carlos Lentijo, y por el director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, Ildefonso Hernández.

El estudio incluye todas las centrales nucleares españolas así como otras instalaciones nucleares relacionadas con el ciclo del combustible nuclear y las áreas adyacentes hasta un radio de 30km. Se han añadido también a los resultados estudios de áreas donde no hay instalaciones nucleares pero que están caracterizadas por tener índices de exposición a radiación de origen natural, además de otros municipios como zonas de control.

La metodología empleada, según el Instituto de Salud Carlos III, es la más avanzada:

Se trata de un estudio ecológico de cohortes retrospectivas, en el que se contrasta la mortalidad por diferentes tipos de cáncer y leucemia de los residentes en todos los municipios situados en el entorno de las instalaciones españolas (30 km) con la encontrada en los municipios utilizados como referencia (50 a 100 Km). El periodo de estudio incluye los años 1975-2003.

El estudio es de tipo ecológico debido a que la variable central de análisis, la exposición a la radiación, es evaluada mediante un indicador, la dosis efectiva, estimado para cada grupo de población formado por los residentes de cada municipio, y se asigna a los individuos de dicho grupo (no se realiza un estudio individualizado de dosis en cada persona).

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Las dosis estimadas acumuladas que habría recibido la población de las áreas de estudio como consecuencia del funcionamiento de las instalaciones son muy reducidas, y están muy por debajo de las que con los conocimientos científicos actuales podrían relacionarse con efectos en la salud de las personas.
  • No se han detectado resultados consistentes que muestren un efecto de incremento de la mortalidad por diferentes tipos de cáncer asociados a la exposición de las personas a las radiaciones ionizantes debidas al funcionamiento de las instalaciones. Se han encontrado algunas asociaciones dosis respuesta puntuales que no han podido ser atribuidas a la exposición derivada del funcionamiento de las instalaciones.
  • Tampoco se han detectado excesos de mortalidad por cáncer estadísticamente significativos debidos a la radiación natural

Desde algunos grupos ecologistas, como Ecologistas en Acción, y otros, se ha comentado los resultados del informe. Por ejemplo, Ecologistas en Acción, después de felicitar a los autores del informe por la calidad de este, ya que es probablemente el informe más extenso hasta el momento, recuerdan que

4) ...los resultados del estudio muestran que no hay incidencias estadísticamente significativas entre las emisiones radiactivas de las instalaciones nucleares, cuando funcionan con normalidad, y la mortalidad por cáncer. Este resultado entra dentro de la lógica, dadas las bajas dosis radiactivas artificiales recibidas por las poblaciones, en comparación con la radiactividad natural.

5) Las conclusiones de este estudio hay que tomarlas dentro de las limitaciones de la epidemiología y de las del propio estudio. De forma significativa hay que decir que no se han considerado de forma separada casos especialmente vulnerables, como niños. Y además se trata de un estudio de mortalidad y no de incidencia. A pesar de lo cual, se trata de un avance significativo en el sentido de que las afecciones, de existir, serán muy poco notables.

6) Finalmente, no son las emisiones radiactivas normales, ni mucho menos, el principal problema de las centrales nucleares ni su mayor afección con el medio ambiente. Los problemas de seguridad de las plantas y los residuos radiactivos son motivos suficientes para abandonar esta fuente de energía.

Novedades

NOTICIAS desde 24 horas

No hay noticias nuevas

COMENTARIOS desde 2 días

No hay comentarios nuevos

SEGUIMIENTOS desde 2 días

Sin comentarios de seguimiento

ENLACES desde 2 semanas

No hay enlaces recientes

Funciones del(a) usuario(a)

Identificación

Usuarios conectados

Usuarios invitados: 16

Foros

Orden: Nuevo Visitas Mensajes
Últimos 10 Mensajes al Foro
El cambio climático
 Por:  juan arias
 En:  18/12/2014 20:18
 Visitas 151677 Respuestas 1271
"Última Llamada"
 Por:  jacmp
 En:  18/12/2014 15:53
 Visitas 994 Respuestas 16
Hidrógeno
 Por:  juan arias
 En:  18/12/2014 13:58
 Visitas 5738 Respuestas 52
Previsiones
 Por:  juan arias
 En:  17/12/2014 21:12
 Visitas 17894 Respuestas 86
Precio del crudo
 Por:  victorpetro
 En:  17/12/2014 20:55
 Visitas 435265 Respuestas 2211
Partira la estacha?
 Por:  jacmp
 En:  17/12/2014 18:13
 Visitas 146969 Respuestas 602
Rusia
 Por:  juan arias
 En:  16/12/2014 14:05
 Visitas 8553 Respuestas 46
FRACKING
 Por:  juan arias
 En:  16/12/2014 12:59
 Visitas 5729 Respuestas 62
USO DE ENERGIAS RENOVABLES
 Por:  jprebo
 En:  16/12/2014 00:21
 Visitas 1095 Respuestas 5
A pie de surtidor
 Por:  juan arias
 En:  15/12/2014 21:03
 Visitas 65632 Respuestas 308

AEREN

AEREN
Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos, hazte socio y/o colabora:
(Cuenta bancaria: Caixa de Catalunya 2013 – 0803 – 48 – 0200372605)

Sobre Crisis Energética

Crisis Energética pretende ser un espacio de debate y comunicación sobre recursos energéticos y su papel en relación a asuntos tan trascendentes como la demografía, el desarrollo, la economía y la ecología. En especial, Crisis Energética se ocupa del problema de la disminución de los recursos combustibles fósiles, y por ello colabora en la traducción y distribución en español de la newsletter de la ASPO (Association for the Study of Peak Oil)