Bienvenido(a) a Crisis Energética sábado, 28 mayo 2016 @ 22:01 CEST

Industria fijará un cupo de horas al año con prima para las renovables

  • Autor:
  • Lecturas 1.424
Noticias

Si ayer ya aparecía el primer borrador de reforma de política energetica, hoy ya empienzan a darse detalles de lo que podría ser ese nuevo marco, según las informaciones que publica El Confidencial:

una de las ideas que en estos momentos maneja el departamento de Miguel Sebastián es poner en marcha un sistema mixto que fije un cupo de horas al año con prima. Más allá de ese umbral, la electricidad generada se pagaría conforme a mercado. Este escenario permitiría a Industria controlar de antemano la factura que cada año está dispuesta a pagar para promover el desarrollo del sector.

Según estas fuentes, Industria no ha abdicado de su intención inicial de abordar un importante recorte de las primas para las energías renovables, tanto para las instalaciones futuras como para las que están ya en funcionamiento. En el caso eólico, el recorte sería más bien simbólico, un gesto que pruebe que todas las tecnologías se aprietan el cinturón. Rondaría el 5%. La parte dura del ajuste se la llevaría el sector fotovoltaico, que es donde el Gobierno ve el verdadero problema en el desembolso de ayudas. Por ello, prepara una reducción de las primas del 40% para las instalaciones de suelo y en torno al 25% para las de techo.

Los bancos, con los que Industria se ha reunido en las últimas fechas y que tienen pillados 15.000 millones en el sector fotovoltaico, habrían dado luz verde al nuevo modelo. La preocupación de Sebastián se centra más en encontrar la fórmula jurídica para vender, sobre todo a los inversores internacionales, que la reforma no pone en peligro la seguridad jurídica. Cualquier modificación de la normativa con la que nacieron las instalaciones ya en marcha es vista por el sector como una reforma retroactiva. Para Industria, sin embargo, la retroactividad implica que las empresas tuvieran que devolver las primas recibidas en el pasado, algo que no está en cuestión.