Bienvenido(a) a Crisis Energética viernes, 29 julio 2016 @ 02:10 CEST

La crisis económica se lleva por delante los planes de Medgaz

  • Autor:
  • Lecturas 1.832
Noticias

Si estos días pasados las renovables fueron las atacadas y las vilipendiadas y parecían las culpables de todos los males habidos y por haber, ya sabemos que esto no tenía otra razón que el reparto del pastel del consumo diseñado para una sociedad en crecimiento y que se viene abajo cuando esto no sucede.

Pues aquí tenemos otro gran megaproyecto que seguramente tendría que dar apoyo a los megaproyectos de las solares termoeléctricas y que aunque eran poquitas por que son muy caras, pero así el mix si casi completaba.

Hoy este artículo explica las razones de porqué cada día se retrasa uno de los proyectos energéticos más grandes de los últimos tiempos.

Ya nadie se atreve a poner fecha concreta a la entrada en funcionamiento comercial de Medgaz, una de las infraestructuras energéticas más emblemáticas y costosas en España.

La crisis de demanda energética que vive este país, consecuencia directa de la recesión económica, está condicionando el calendario de ese megagasoducto. Los socios estudian cómo demorar su calendario en un momento en el que, el principal problema, es la saturación de oferta.

En Medgaz, participan los grupos españoles Endesa, con el 12%, e Iberdrola y Cepsa, con el 20% cada uno. También están el grupo francés GDF Suez (12%) y el argelino Sonatrach (36%). Además de participar en Medgaz y transportar su propio gas por el tubo, Sonatrach será el suministrador de los otros socios, a través de contratos a largo plazo que, ahora, ante la difícil coyuntura que atraviesa el mercado español, o no están firmados, o están en revisión. Otro problema es que las interconexiones gasísticas de España con Francia, que iban a ser una vía para dar salida a Medgaz, no están desarrolladas en su totalidad.
Hace tiempo se sufría por la dependencia de esta energía, hoy en un túnel económico donde no se ve la salida, nadie se atreve a embarcarse en megaproyectos para satisfacer esa dependencia esperada.